Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

#LasImperdibles: Nuestras películas favoritas sobre astronautas

#LasImperdibles: Nuestras películas favoritas sobre astronautas

25 de noviembre del 2018
Por Cristhian Manzanares
El espacio, ¿la frontera final?

Da la impresión que, con las películas sobre viajes al espacio, uno como espectador cuestiona menos cosas que con otro tipo de películas, seguramente debido a un genuino desconocimiento de los temas abordados (¿cuántos astronautas vemos en una sala de cine al año?), pero si en algo podemos coincidir tanto el público no científico como quienes dedican su vida a ello, es que estas películas afrontan un tema que es común a todos nosotros: nuestra lucha por la supervivencia, y la constante evolución del ser humano.


Claro, habrá cintas que están to-tal-men-te equivocadas y buscan simplemente un efecto de entretenimiento (que se agota apenas termina el filme en cuestión), así esto implique alterar leyes físicas universales. Otras, sin embargo, son un poco o mucho más realistas, y también (¿será por eso?) mucho más recordables.



En #LasImpedibles de hoy, te mostramos algunas de nuestras películas favoritas sobre astronautas, a propósito de la llegada de 'El primer hombre en la Luna' de Damien Chazelle. ¿Estan las tuyas en esta lista?


El primer hombre en la Luna

Ryan Gosling en 'El primer hombre en la Luna' (Imagen: UIP)


Los elegidos de la gloria (1983)

Esta película de Philip Kaufamn está basada en un hecho real: nos hace una crónica de los astronautas que pertenecieron al Proyecto Mercury de la NASA, el primer programa espacial tripulado de USA, entre los que se incluyen a Alan Shepherd, el primer norteamericano en volar al espacio exterior, y John Glenn, el primer norteamericano en dar la vuelta a la órbita de la Tierra. La cinta toma como referencia el libro homónimo de Tom Wolfe. Quizás sea la película que más se adecúa para ver antes de ‘El primer hombre en la Luna’. Claro, si es que soportas sus 3 horas de duración.



Apolo 13 (1995)

La frase “Houston, tenemos un problema” debe ser una de las más usadas cuando algo no nos sale como planeábamos, pero ciertamente su escala no es para nada comparable a lo que debieron sentir James Lovell, John Swiggert y Fred Haise, los 3 astronautas dentro de esta nave espacial. El filme de Ron Howard nos cuenta con detalle eso que no nos cuenta muchas veces los libros de historia: todo lo que salió mal y que se pudo corregir a tiempo para que no saliera peor. La atención puesta al cuidado de los detalles científicos hace de esta cinta una verdadera delicia.



Gravedad (2013)

Alfonso Cuarón se hizo de una estatuilla dorada a mejor director con este relato sobre la lucha de una astronauta por regresar, ilesa de ser posible, a la Tierra, que cautivo a medio mundo, por no decir al planeta entero. Aunque curiosamente hubo un segmento de la población que no estuvo tan de acuerdo: la NASA. No se puede ganar en todo. Como sea, lo del director mexicano pasa más por un ejercicio de acción y simbolismos cinematográficos –que muchos de nosotros disfrutamos– que por un tratado de realismo espacial.



Jinetes del espacio (2000)

Del lejano oeste a la vastedad de nuestra galaxia, Clint Eastwood decide reclutar a unos cuantos congéneres coetáneos (Tommy Lee Jones, Donald Sutherland y James Garner, el papá de Jennifer) para esta simpática comedia sobre unos astronautas que sus mejores años durante la carrera espacial de la década del cincuenta, aunque sin poder explorar el espacio. Ahora, cuando ya acumulan arrugas, sus sueños de ver las estrellas de cerca se verán cumplidos pues hay una misión que solo ellos podrán realizar.



Odisea al espacio (1968)

Para Christopher Nolan, uno de los directores también presente en esta lista, Stanley Kubrick es inimitable, y se dio el arduo trabajo de restaurar este filme desde sus cintas originales, porque solo lo análogo es real. ¿Qué decir de esta película? Que 50 años después sigue siendo no solo inimitable, sino insuperable, poseyendo esa extraña habilidad de seguir sorprendiéndote como la primera vez cuando la vuelves a ver. Si tienes que ver solo una película de esta lista, punto, no busques más.



Misión rescate (2015)

¿Recuerdan la película en donde una pareja queda abandonada en mar abierto porque su embarcación se marcha cuando ellos estaban buceando en un arrecife? Algo así le pasa a Matt Damon, pero en vez de agua es Marte y en vez de yate es la NASA. Y, bueno, mientras tratan de rescatarlo, Mattcito se preocupa en sobrevivir con lo que encuentra en la estación instalada en el planeta rojo. Según astronautas de la NASA (los de verdad), es uno de esos filmes bastante “exactos” sobre el quehacer espacial. Bueno, tampoco es que estemos en capacidad de decir “nah, así no funciona eso”, ¿cierto?



Misión a Marte (2000)

Parece que este planeta es muy complicado, ¿no? Brian de Palma dirige esta cinta, tomando como referencia cintas que ya hemos mencionado por acá (y que podrás identificar en su tráiler), y aunque también caería en el cajón de “películas que tiene muchos errores científicos”, sigue siendo una cinta muy entretenida. ¿De qué va? La respuesta está en el nombre: la Tierra pierde contacto con la tripulación de la primera expedición al bendito planeta rojo así que se asigna una misión para su rescate. Ennio Morricone se encarga de la música.



Cielo de octubre (1999)

Un poco de trampa con esta película: es la historia de Homer Hickman, un jovencito que vive en un pueblo instalado alrededor de unas minas de carbón, que desea un futuro diferente al de su padre cuando sea grande; inspirado por el lanzamiento del satélite ruso Sputnik 1, decide que su destino está en las estrellas. A la postre dicho estudiante, junto a su grupo de amigos, se convertiría en un ingeniero de la NASA y entrenador de astronautas para sus viajes al espacio.



Interestelar (2014)

¿Es posible que esta sea la película menos comprendida de Christopher Nolan? El director británico siempre plantea en sus producciones un dilema humano y desarrolla la respuesta que pretende resolverlo, apoyado de la tecnología que las imágenes pueden aportar para su solución. Ese gran misterio llamado "universo" lo seduce en esta cinta, mostrándolo inmenso, inacabable e inabarcable, pero por eso mismo totalmente atractivo, y al mismo tiempo atemorizante. O quizás exageramos, depende de qué tan hater seas de su obra.



Solaris (1972)

La característica del director ruso Andrei Tarkovsky siempre fue la de favorecer la distancia y la profundidad de la meditación por sobre el mero entretenimiento cinematográfico, y Solaris es un gran ejemplo. En esta cinta -que algunos se apuraron en calificar como su "versión" de 'Odisea al espacio'- vemos el viaje de un psicólogo a una estación espacial que orbita un planeta llamado Solaris; su misión es investigar la muerte de un doctor y los problemas mentales de los astronautas en dicha estación. Ahí descubre que el agua del planeta es un tipo de cerebro que hace que afloren recuerdos reprimidos y obsesiones en las personas.



(Imagen de portada: UIP)


Do you want to go to www.fandango.com? No Yes