Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

la-casa-de-papel-netflix-profesor-tokio-palermo-najwa-nimri-tercera-temporada-critica

Crítica de ‘La Casa de Papel 3’: Misma fórmula, diferente emoción

23 de julio del 2019
Por Lorena Carbajal
El aclamado drama español ‘La Casa de Papel’ debutó su tercera temporada en Netflix y nos trajo de vuelta a “La Resistencia”.

Cuando Netflix adquirió los derechos de ‘La Casa de Papel’ en 2017, la ficción española original de Atresmedia se convirtió en un éxito sin precedentes. El drama creado por Álex Pina ostenta actualmente el título de ser la serie en español más vista en la plataforma de streaming. Y eso no es decir poco. Como era de esperarse, Netflix decidió desarrollar una tercera (y ahora sabemos que cuarta) temporada para continuar la historia de El Profesor y sus secuaces, una especie de Robin Hoods iberoamericanos que hoy conocemos como “La Resistencia”.

No podemos negar que la premisa original de ‘La Casa de Papel’ es atractiva: un grupo de desconocidos es convocado por una mente maestra que tiene como principal objetivo asaltar nada menos que la Fábrica de Moneda y Timbre de España, lugar donde se imprime el dinero del país. No obstante, no estamos frente a cualquier robo pues estos atracadores no quieren hurtar lo que hay en el recinto, sino pretenden fabricar sus propios billetes. Y, spoiler alert: lo logran.

Dos años después y con tres bajas en el equipo; Estocolmo, Lisboa, Bogotá, Marsella y Palermo se unen a los conocidísimos Tokio, Denver, Nairobi, Helsinki y El Profesor para responderle a las autoridades que capturaron a Río y lo mantienen en deplorables condiciones carcelarias. Así pues, la nueva meta deberá ser superior a la que se trazaron dos años antes y ahora planean asaltar el Banco de España, acaso el lugar más importante del país luego del Palacio Real de Madrid.

Como vemos, la fórmula es igual a la vista en las dos primeras entregas: el plan sale mal –una vez más gracias a Tokio– y el grupo no titubea en contestarle a las autoridades como mejor saben; abriendo fuego y generando caos popular. Sin embargo, la sensación que dejaron estos ocho capítulos no es la misma que sentimos hace dos años. Ahora la historia es inverosímil y la grandilocuencia del atraco termina solapando un guion notable por momentos, pero flojo en líneas generales.

'La Casa de Papel 3'. Crédito: Netflix

'La Casa de Papel 3'. Crédito: Netflix


EL ATRACO

El Profesor dedicó toda su vida a planear el robo perfecto, pero como sabemos que eso no se logra ni en una película de ‘Misión Imposible’, en el camino perdió a una de las personas que más quiso: su hermano Berlín. Con sed de venganza y en pos de ayudar a Tokio con la liberación de Río, el cabecilla de La Resistencia junta al grupo para el nuevo gran asalto. El tema es que esta vez el plan no se le ocurrió a él sino al mismísimo Berlín quien, de la mano Palermo, ideó el fastuoso golpe que podría desestabilizar la economía de todo un país.

Mediante frecuentes flashbacks, la serie relata aquellos apacibles días en Italia cuando Berlín y Palermo explicaban el imposible robo a un incrédulo Profesor. Y es en estas escenas que vamos intuyendo la inyección de capital que hizo Netflix a la serie: son imponentes las locaciones que decoran el esperado reencuentro entre los hermanos. El problema, por otro lado, no radica en la millonaria inversión del gigante de streaming, sino en la pérdida de esencia que sufrió ‘La Casa de Papel’ tras la adquisición de los derechos.

La nueva e improbable misión que incluye fundir oro y robar secretos de Estado no es más que un pretexto para mostrar una aparatosa producción que no escatimó en ningún detalle. Empero, las movidas de ajedrez que vimos de El Profesor en el pasado no son incluidas aquí y toda la acción ocurre presurosa, dejándonos poco tiempo para siquiera pestañear.

Berlín, Palermo y El Profesor en 'La Casa de Papel 3'. Crédito: Netflix

Berlín, Palermo y El Profesor en 'La Casa de Papel 3'. Crédito: Netflix


NUEVOS PERSONAJES

Por otro lado, si algo hay que resaltar en esta temporada de ‘La Casa de Papel’ es el excelente trabajo de casting. Dos incorporaciones llaman poderosamente la atención: la del argentino Rodrigo de la Serna como Palermo, y la de la española Najwa Nimri como la implacable inspectora Alicia Sierra, el nuevo dolor de cabeza de El Profesor.

De la Serna es conocido por interpretar a Alberto Granado en el notable drama ‘Diarios de motocicleta’, film de Walter Salles que en 2004 le permitió ganar un Premio Independent Spirit y ser nominado al BAFTA. El renombrado actor porteño encarna con ahínco a un infame Palermo, personaje que llega como el nuevo jefe al mando dentro de la operación. El Berlín 2.0 puede llegar a ser tan despreciable que permanentemente genera disputas dentro del grupo, al mismo estilo del fallecido villano que inmortalizó Pedro Alonso. Misógino, machista y altamente sarcástico, el personaje tiene probablemente uno de los giros más interesantes de esta temporada.

Finalmente, Nimri, reconocida como la despiada Zulema Zahir de ‘Vis a Vis’, vuelve al ruedo con un personaje igual de cruel: el de la embarazadísima inspectora Sierra, una astuta negociadora que no vacilará en utilizar métodos poco ortodoxos a la hora de poner en jaque a los atracadores.

En líneas generales, ‘La Casa de Papel’ volvió por lo grande, recurriendo a un habitual cliffhanger que no hará más que estallar la popularidad de la ficción entre fanáticos que piden a gritos una cuarta temporada. Y si el pueblo pide, Netflix responde.

Rodrigo de la Serna y Najwa Nimri, los nuevos integrantes de 'La Casa de Papel 3'. Crédito: Netflix

Rodrigo de la Serna y Najwa Nimri, los nuevos integrantes de 'La Casa de Papel 3'. Crédito: Netflix

Mira aquí La Casa de Papel 3.

(Imagen de portada: Composición de Fandango Latam con imágenes de Netflix)


Do you want to go to www.fandango.com? No Yes