Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

george miller mad max secuela fury road

Es (casi) oficial: según George Miller, tendremos secuela de 'Mad Max: Furia en el Camino'

26 de julio del 2019
Por Gabriella Botello
El director también adelantó que podría tener entre manos un spin-off de la Imperator Furiosa.

Después de habernos llenado la boca de cromo para asfaltar nuestro camino eterno por las rutas del Valhalla, exigimos una satisfacción. Mad Max, te retamos a un duelo. La inyección de road rage, guitarristas-con-bungee-lanza-fuego, y Charlize Theron pelona y manca es una de las cosas más épicas que he visto en la vida (y que hacen ver a Slipknot como unos bebés). Pero después de romper la taquilla con 378 millones de dólares alrededor del mundo y de arrasar en los Premios Óscar, inexplicablemente no vimos nada de la franquicia… Y ahora sabemos por qué: parecería que al director George Miller no se le pagó lo que se debía y demandó a Warner Bros, obligando a cualquier secuela al consabido parate.


Pero eso habría quedado atrás. Miller -director de las tres Mad Max y que le valió al estudio 10 nominaciones y 6 premios Óscar por la espléndida salvajada que fue Fury Road- ya empezó a trabajar en la secuela, según explicó a Indiewire: ”Me ha pasado demasiado que anuncias que una película va a hacerse y se viene abajo. Me pasó tres veces con 'Furia en la carretera' y al final hicimos la jodida película. Venimos de una reunión mientras hablamos y estamos ya dentro de la preproducción de esta. Soy cautelosamente optimista. Va bien”, explicó. Y nos sorprendimos bastante.


¿Y de qué tratarán? “Hay dos historias, las dos sobre Mad Max, y también una sobre Furiosa. Todavía estamos solucionándolo y tenemos que lidiar con el tema de Warner, pero parece bastante claro que va a suceder”, ahondó el director. Y por “tema de la Warner” se entiende la guerra legal por ganancias impagas que le debería el estudio.


Según trascendió, Furia En el Camino habría tenido una ruta difícil hacia la pantalla grande, principalmente por las demandas y exigencias de la Warner. De hecho, la película empezó a rodarse en 2012 y llegó a las salas recién en 2015. Según la demanda de Miller, los rerodajes y demas intervenciones del estudio no solo retrasaron la entrega, sino que habrían inflado el presupuesto original de U$S 157 millones a US$ 185.1 millones, 28 millones más de lo presupuestado. El caro sobrecosto, según explica Miller, sería responsabilidad de la Warner y las trabas que impusieron en el rodaje.

De la resolución de este conflicto dependerá si tendremos entre nosotros lo que, en el mejor de los casos, serían dos cintas y un spin off sobre la Imperator Furiosa de Charlize Theron. Esperamos que se resuelva todo para volver a pintarnos la boca de plateado demencial y demandar que nos atestiguen.


Imagen de portada: Warner.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes