Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

'El Contador': Ben Affleck es un genio criminal en lo nuevo de Gavin O’Connor

'El Contador': Ben Affleck es un genio criminal en lo nuevo de Gavin O’Connor

19 de octubre del 2016
Por Renato Carrasco Urbano
La nueva película de Gavin O’Connor protagonizada por Ben Affleck, 'El Contador', está a punto de llegar a nuestras carteleras. Aquí en Cinepapaya ya tuvimos la oportunidad de verla y te contamos qué tal estuvo, obviamente, sin spoilers.

Antes de dar una explicación más extensa y analizar algunos puntos interesantes de El Contador, podemos afirmar de antemano que es una película intrincada, oscura y altamente entretenida, a pesar de poseer algunos excesos de creatividad dentro del guion que más que sorprender caen en lo absurdo.

El Contador sigue la historia de Christian Wolff (Ben Affleck), un genio matemático que vive obsesionado con el orden y la rutina, además de ser más afín con los números que con las personas. Hasta ese punto el film de Gavin O’Connor podría parecer un simple drama al estilo de Una Mente Brillante, pero la realidad es que nuestro protagonista no sólo es un hombre refinado, amante del arte y las matemáticas, sino que lleva una doble vida como un criminal despiadado, el cual es capaz de acabar con un ejército entero —si es necesario— con el único fin de proteger los intereses de sus clientes.

Ben Affleck da vida a Christian Wolff. (Foto: Warner Bros.)

La película se desenvuelve con calma durante la primera parte, es decir, que no veremos muchas patadas y explosiones en los primeros minutos; no obstante, esta carencia de adrenalina será bien recompensada a medida que avance la historia, ya que si bien El Contador no es una película perfecta, la transición del drama a la acción se da de manera natural regalándonos escenas notables que aportan al género.

(Foto: Warner Bros.)

Respecto a las actuaciones, Affleck hace su mayor esfuerzo al interpretar a un hombre con un durísimo cuadro de autismo, aunque por momentos se le ve algo forzado. El actor logra generar cierta empatía con el espectador, sobre todo, debido al pasado tan tormentoso que acompaña al personaje y sus ganas de hacer el bien, pese a que en realidad es un sanguinario asesino.

Anna Kendrick y J.K. Simmons, por su parte, están bien en sus respectivos papeles, sirviendo como el motor que impulsa al protagonista a continuar con sus acciones.

Affleck y Kendrick .(Foto: Warner Bros).

La película no deja nada implícito, el guion de Bill Dubuque trata de resolver hasta la última interrogante de la historia dejando poco a la imaginación de los espectadores. O’Connor y Dubuque se esfuerzan para que todas las subtramas de los distintos personajes —la mayoría relacionadas con su pasado— se relacionen entre sí, sin dejar un solo cabo suelto. Si bien esta premisa no tiene absolutamente nada de malo y —en general— funciona, el nivel de conexión entre todas las cosas que suceden en pantalla es tal que llegas a un punto en el que dices: "esto es imposible, demasiada coincidencia".

Este debe ser el mayor punto en contra de El Contador: creer que la audiencia no es lo suficientemente inteligente para desvelar algunos enigmas por sí sola sin la necesidad de recurrir a un flashback o la explicación de lo que sucede por medio de algún dialogo.

En términos generales, El Contador entretiene, quizás en mejores manos se hubiera convertido en una película de culto, pero O’Connor hace lo suyo dotando de intriga y dinamismo una historia que resulta ser bastante pretenciosa.


Psdt: El soundtrack a cargo de artistas como Sean Rowe o Radiohead estuvo simplemente genial.

(Foto de portada: Warner Bros.)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes