Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

¡Ridíkkulus! Alan Rickman se sentía frustrado al interpretar a Severus Snape

¡Ridíkkulus! Alan Rickman se sentía frustrado al interpretar a Severus Snape

28 de mayo del 2018
Por Gabriella Botello
¿Después de todo este tiempo? Siempre.

Esto casi parecería ser la forma que toma nuestro Boggart. Alan Rickman, el maestro de las tablas británicas, nos embrujó con la acertadísima interpretación del extraordinario Severus Snape, una de las piedras angulares que hizo funcionar a la saga Harry Potter… Es por eso que, gracias a la colección personal de correspondencia de Rickman que se subastará esta semana a casi un millón de euros, la revelación de que el actor se sentía frustrado al interpretar al Profesor nos golpea cual hipogrifo en el pecho.



Puede que el nombre en la tapa de la franquicia mágica infantojuvenil que conquistó al mundo sea Harry Potter, pero todos sabemos que nada sería del Niño que Vivió sin el excelso Profesor de Pociones, el Murciélago de las Mazmorras extraordinaire, el Mortífago demencial, el espía de la Orden del Fénix, la mano derecha de Albus Dumbledore y crush infantil de Lilly Potter Severus Tobías Snape. El personaje más tridimensional de la saga, con todo y la profundidad de sus motivaciones, conquistó al fandom a fuerza de su trágico heroísimo, que jamás podría haber sido tan verosímil sin la ayuda del one and only Alan Rickman.


Harry Potter es Severus Snape, Severus Snape es Alan Rickman, y Rickman es Snape. Con lo que gran parte del éxito Potter se le debe al consagradísimo actor inglés, a la fidelidad de su voz de terciopelo, a la magna presencia interpretada hasta el último botón, y a su notable nariz. Si bien pensábamos que era perfecto para el papel, parecería que los pensamientos personales y frustraciones de Rickman al interpretar a Snape viraban hacia lugares más tenebrosos.

O eso es lo que se halló en los archivos personales del actor recopilados por el librero Neil Pearson, que incluyen cartas, viejos guiones, extractos de entrevistas, sus diarios personales, y correspondencia de todo tipo -hasta fan mail de un joven Daniel Radcliffe, del primer ministro Tony Blair, el expresidente Bill Clinton y hasta el Príncipe Carlos- divididos en 35 cajas. Su valor de salida en la subasta de la ABA Rare Book Fair de Londres supera las 950.000 libras - unos 1.2 millones de dólares.


En una de las notas del 2009 realizada durante el transcurso de The Half Blood Prince, parecería que Rickman no estaba del todo satisfecho con la justicia que se le hizo al personaje. En la anotación, titulada “Dentro de la cabeza de Snape”, Rickman escribió: “Es como si David Yates hubiera decidido que no es importante en el gran esquema de las cosas - a saber: el atractivo al público adolescente”. Ouch. Su displacer se cementa con una segunda carta del productor David Hayman en la que le agradece a Rickman por “hace de HP2 un éxito. Sé que a veces te frustras, pero quiero que sepas que eres una parte fundamental de las películas. Y eres brillante", refiriéndose a la exitosísima Harry Potter y la Cámara de los Secretos.

Crédito: The Leaky Cauldron

Crédito: The Leaky Cauldron


Pero parecería que, así y todo, hay un recuerdo lo bastante fuerte como para conjurar el Patronus más gigante de todo el mundo mágico. Aparentemente, la colección también incluye un intercambio de misivas entre Rickman y la autora J.K. Rowling en la que se debate minuciosamente el “desarrollo y carácter” del personaje de Snape. De hecho, la escritora le agradece por "hacerle justicia a mi personaje más complejo".

A eso se le suman una enorme cantidad de guiones de Harry Potter, entradas para las premieres, invitaciones, papeles firmados por todo el elenco, postales de Navidad, figras de acción, prototipos, notas, y mucho, muchísimo más.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes