Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

¡Por poco y nos quedábamos sin Ron Weasley en la saga Harry Potter!

¡Por poco y nos quedábamos sin Ron Weasley en la saga Harry Potter!

11 de octubre del 2018
Por Francis Saldaña
La fama que alcanzó el actor llegó a ponerlo entre la espada y la pared

En Hollywood, solo hay dos maneras de sobrevivir si eres una estrella: o aceptas la fama y el asedio de los medios o huyes de este mundo alejándote de todo y de todos. Muchos actores que crecen bajo los reflectores y las cámaras se pegan contra la pared cuando descubren que, de pronto, su vida privada ya no lo es más. Ahora, el público demanda saber y, por supuesto, los medios están para complacer.


Rupert Grint, por ejemplo, es el conocido Ron Weasley de la exitosa saga Harry Potter que inició su camino en el cine allá por el año 2001 cuando aún era un adolescente de tan solo 13 años. Su vida dio un giro de la noche a la mañana cuando descubrió que dar un paseo por las calles ya no era algo normal para él. "Es un gran sacrificio. Tú das por hecho tu anonimato, haces cosas normales, sales… Y todo se convirtió en algo muy diferente y un poco terrorífico. Había momentos en que pensaba: ‘No puedo más’".

Los años pasaron y cuando acabó la escuela se replanteó la idea de continuar o no interpretando al mejor amigo del joven mago más famoso del cine. "Acababa de terminar la educación secundaria y pensé: ‘¿Realmente quiero seguir haciendo esto?". Sin lugar a dudas la fama que alcanzó gracias a la exitosa franquicia lo había transformado en una celebridad de la que todo el mundo quería saber y formar parte.

Cuando muchos hubieran creído que Grint se había convertido en un fan más de la saga después de haber rodado 8 películas, él actor dejó en claro que el haber interpretado al personaje de Ron y formado parte de la historia le quitaron todo el disfrute. “No puedo disfrutar de ‘Harry Potter’ nunca más como fan. No es lo mismo. Creo que estar en las cosas acaba arruinándolas para mí”.

Y así es como Hollywood nos muestra una vez más que ser parte de su mundo no es lo mejor que le puede pasar a alguien que aspira a ser famoso y eso Rupert Grint lo sabe muy bien.


Portada: Harry Potter

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes