Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Crítica a '15:17 Tren a París', de Clint Eastwood

Crítica a '15:17 Tren a París', de Clint Eastwood

16 de febrero del 2018
Por Renato Carrasco Urbano
La última película de Clint Eastwood es un sentido homenaje de fraternidad y vocación.

Tras el estreno de Sully a finales del 2016, Clint Eastwood regresa a la palestra con 15:17 Tren a París, cinta basada en la novela autobiográfica 15:17 a París: La verdadera historia de un terrorista, un tren y tres soldados estadounidenses, escrita por los héroes de la hazaña Spencer Stone, Anthony Sadler y Alek Skarlatos, quienes además se interpretan a sí mismos en la película dirigida por el galardonado realizador. La historia sigue a estos tres amigos de la infancia cuyas decisiones los llevarán hasta el momento exacto que cambió sus vidas para siempre: la detención del ataque al tren Thalys en el 2015.

De buenas a primeras, tenemos que aplaudir la labor de Eastwood al momento de dirigir a tres personas completamente inexpertas en el terreno de la actuación. Quizás sus interpretaciones no sean merecedoras de un reconocimiento en la próxima temporada de premios, pero es innegable que gozan de cierta credibilidad y logran empatizar de alguna forma u otra con los espectadores, en especial, la participación de Stone, quien podría conseguir trabajo en otras producciones si se consigue un buen agente.

15:17 Tren a París se desenvuelve de manera pausada, explorando la infancia de los protagonistas hasta el punto de ebullición: el atentado. Este recorrido nos muestra fragmentos bastante específicos de sus vidas, evidenciando que desde el principio sentían una fijación particular por enlistarse en el ejército. Lo malo de esta primera parte, y en general de todo el filme (dependiendo de tu postura política), es la evidente propaganda a favor de la guerra y el uso de armas, la cual está sesgada por el espíritu republicano de Eastwood.

(Crédito: Warner Bros. Pictures)

Nuevamente, como vimos en películas como El Francotirador, existe un aire de endiosamiento hacia la milicia estadounidense que, si bien no está prohibido en lo absoluto, es retratada desde un punto de vista completamente subjetivo y parcial. Sin embargo, no debemos olvidar que la cinta sirve como un homenaje hacia los héroes de Sacramente, por lo que tampoco hubiese sido factible tocar temas polémicos que restasen importancia al hecho principal. Lo destacable hubieses sido encontrar un punto medio, aunque lastimosamente en la película dichas áreas grises brillan por su ausencia.

En términos generales, 15:17 Tren a París es correcta, no es uno de los mejores trabajos de Eastwood, pero tampoco podemos catalogarla como una mala película. Tiene momentos genuinamente divertidos y hasta conmovedores, además de un giro interesante que mantendrá a los espectadores ansiosos por conocer el final.


Puntaje: 65/100
15:17 Tren a París
de Clint Eastwood
Estados Unidos, 2018


(Imagen de portada: Warner Bros. Pictures)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes