Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

-- | -- | --

La muerte le sienta bien

-- /5.0
No disponible

Puntaje otorgado por los cinéfilos que compraron a través de Fandango y valoraron la película

52%
Tomatometer

Porcentaje de aprobación otorgado por los críticos especialistas de Rotten Tomatoes.

La mancha verde indica que la película no está fresca, es decir, que menos del 60% de las críticas son positivas.

Reparto

Tráilers y Fotos

La muerte le sienta bien
La muerte le sienta bien
La muerte le sienta bien
El médico especializado en cirugía plástica Ernest Menville (Bruce Willis) abandona a su prometida Helen Sharp (Goldie Hawn) por la actriz Madeline Ashton (Meryl Streep) con quien posteriormente contrae matrimonio. Pasan siete años y una Helen gorda y desquiciada decide vengarse de Madeline y conquistar de nuevo a Ernest. Para tales fines, acude a una misteriosa secta encabezada por la mística Lisle Von Rhoman (Isabella Rossellini) a quien le compra un elixir que supuestamente garantiza juventud y belleza eterna. Tiempo después, Madeline y Ernest reciben una invitación de Helen al lanzamiento de su nuevo libro. En esta fiesta, los tres se reencuentran. Helen descubre que Ernest ahora se desempeña como un reconocido preparador de cadáveres, oficio que usa para abstraerse de una vida miserable con Madeline, quien lo humilla constantemente debido a su carácter débil y mal estado físico. Helen, ahora por siempre delgada y atractiva, convence a Ernest de matar a Madeline mediante un inteligente plan.Aunque el plan para envenenar a Madeline falla, esta rueda violentamente escaleras abajo, empujada por Ernest luego de una discusión con este. Sin embargo, a pesar de que recibe múltiples contusiones mortales y se desnuca, con su cabeza torcida en 180 grados, sobrevive al accidente, gracias al elixir de la eterna juventud que le compró a Lisle Von Rhoman, aunque grotescamente desfigurada. Madeline descubre el complot en su contra y le dispara a Helen con una escopeta en el estómago. Desangrada y con un gran hueco en el abdomen, Helen sobrevive. Ambas se han vuelto inmortales debido a la poción. Entre ambas se da un combate a muerte, con el que pretendían causarse dolor la una a la otra, aunque solo consiguen desfigurar aún más sus cuerpos. Mientras discuten sobre las antiguas diferencias que se tenían la una a la otra, se reconcilian.Madeline y Helen le piden a Ernest que componga sus cuerpos. Luego se dan cuenta de que también necesitarán a alguien en el futuro que les pueda reparar sus cuerpos-cadáveres. Es así como intentan convencer a Ernest para que también beba el elixir y se quede para siempre con ellas. Este se niega. Madeline y Helen golpean a Ernest y lo llevan inconsciente a la mansión de Lisle, quien intenta convencerlo para que también beba el elixir de la juventud eterna.Ernest se niega violentamente y huye de la mansión, liberándose de ambas mujeres, en medio de una fiesta de Lisle Von Rhoman, quien, según le comenta, ha hecho para "echar la primavera por la ventana". Tras escaparse, es inicialmente perseguido por Madeline y Helen, pero cuando, luego de escapar al techo, queda colgando del mismo y a punto de caer, pese a que Madeline y Helen le gritan que se tome la poción, este no lo hace y se deja caer, dispuesto a morir antes que servir de cirujano plástico de las dos. Sin embargo, para mala suerte suya, termina cayendo en una piscina, y ante la oportunidad de volver a empezar, ya sin Madeline ni Helen, decide escapar de una y de otra. Al poco tiempo, se casa. Después de 37 años muere siendo muy anciano y las ahora bastante deterioradas Madeline y Helen asisten a su funeral. Mientras que el sacerdote preside una misa en su memoria, y dice que Ernest vivirá por siempre en los recuerdos de sus hijos, nietos y amigos, Madeline y Helen ríen sarcásticamente a causa de la alusión a la "eternidad" hecha. Al abandonar la iglesia ambas, van discutiendo sobre quién perdió la lata de pintura para maniquí (que ambas necesitan para que sus cuerpos conserven un aspecto normal), sin darse cuenta de que a una de las dos se le cayó en los escalones de la iglesia; de pronto, Helen llega hasta el borde de las escaleras, empujada por Madeline, pero sin caerse. Queda haciendo equilibrio sobre sus tacones, y Madeline la mira, dando a entender que está pensando en empujarla para que ruede y se haga pedazos, dada su reciente disputa. Helen, al darse cuenta de lo que Madeline pretende hacer, la sujeta de su ropa justo ante de caer, llevándosela con ella y caen por las escaleras, destrozando sus frágiles cuerpos-cadáveres en varios pedazos. Aún así sobreviven a la caída y quedan tendidas sobre el asfalto frente a la iglesia. La cabeza de Helen se acerca a la de Madeline e ironicamente le pregunta: ¿Recuerdas dónde estacionaste el auto?
Cartelera
Do you want to go to www.fandango.com? No Yes