Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

-- | -- | --

El primer caballero

-- /5.0
No disponible

Puntaje otorgado por los cinéfilos que compraron a través de Fandango y valoraron la película

44%
Tomatometer

Porcentaje de aprobación otorgado por los críticos especialistas de Rotten Tomatoes.

La mancha verde indica que la película no está fresca, es decir, que menos del 60% de las críticas son positivas.

Reparto

Tráilers y Fotos

El primer caballero
El primer caballero
Estamos en plena Edad Media, una edad oscura, donde imperan el miedo ancestral, las supersticiones y la muerte cotidiana. De pueblo en pueblo, y de bosque en bosque, cabalga un misterioso jinete, armado con su espada, que domina con enorme habilidad, y sin un rumbo fijo. Se trata de Lanzarote (Richard Gere), un hombre que no espera recibir nada ni mañana ni hoy, y al que no le ata ningún lazo a ninguna parte. La primera vez que lo vemos es en un pueblo, y haciendo una de sus demostraciones de destreza con la espada. Tras ganarse la admiración de todos, monta su caballo y se va, no sin antes haber presenciado el ataque al pueblo de unos siniestros jinetes capitaneados por el no menos siniestro príncipe Meleagant (Ben Cross).A unos kilómetros de allí, un cortejo de pajes, criados y caballeros atraviesa un bosque. Se trata nada menos que de la comitiva que lleva a lady Ginebra (Julia Ormond) hasta Camelot, donde se encontrará con su futuro marido, el rey Arturo (Sean Connery). Al llegar a un claro, la comitiva sufre una emboscada por jinetes de Meleagant, y Ginebra huye del lugar, siendo perseguida por dos individuos. De repente, aparece Lanzarote, quien, haciendo gala de sus habilidades, despacha a los dos tipos y rescata a Ginebra, quien queda muy impresionada por la apostura, gallardía, valor y destreza del caballero. Cuando todo se calma, Ginebra se reúne de nuevo con su comitiva, que, al anochecer, llega por fin a Camelot, un fantástico reino donde reina la justicia y la paz, impartidos por el mítico Arturo y sus caballeros, quienes reciben a su futura esposa y reina, respectivamente, en las afueras de la ciudad.Pasados unos días, se celebra una sesión de la mesa redonda, donde Arturo y sus fieles servidores debaten lo ocurrido durante el viaje de Ginebra. En mitad de la reunión, irrumpe el mismísimo Meleagant, pero para dialogar con Arturo, quien le hace observar que el sitio que una vez fue ocupado por él en la Mesa Redonda está vacío todavía, y que podría volver si quisiera. Tras imponer unas condiciones imposibles, Meleagant se va.A la mañana siguiente se celebran unos juegos especiales para celebrar la próxima boda del rey. Uno de los juegos más divertidos (y peligrosos) consiste en atravesar un tronco de árbol, mientras miles de hachas, lanzas y mazas oscilan ante las narices del valiente jugador, quien, con habilidad y provisto de un traje protector, debe sortear todos esos peligros oscilantes. El premio: nada menos que un beso de la futura reina. ¿Y quién me dirás que aparece de repente, se presenta voluntario para el juego, y lo gana sin ponerse ninguna protección? Pues él mismo, en efecto. Tras presenciar el espectáculo, Arturo manda llamar a Lanzarote, y se queda impresionado por la voluntad del mismo en querer continuar su vida errante, en vez de la de caballero. Esta impresión aumentará cuando, tras ser secuestrada Ginebra por jinetes de Meleagant, Lanzarote penetra en sus territorios y la rescata, y tras lo cual finalmente le nombra caballero de la Mesa Redonda. Pero algo que fue creciendo entre Lanzarote y Ginebra con cada encuentro de los dos va a complicar las cosas mucho más de lo que parece.... y Meleagant tampoco se quedará de brazos cruzados.
Cartelera
Do you want to go to www.fandango.com? No Yes