Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Michael Douglas es acusado nuevamente de abuso sexual (y Catherine Zeta-Jones lo defiende)

Michael Douglas es acusado nuevamente de abuso sexual (y Catherine Zeta-Jones lo defiende)

19 de enero del 2018
Por Gabriella Botello
#MeToo sigue en efecto.

Aparentemente, la Gala Negra de los Golden Globes logró su cometido. Tras una semana plagada de ataques contra Woody Allen, las donaciones salariales de quienes trabajaron con él, y el esperadísimo divorcio millonario de Harvey Weinstein, los movimientos Time's Up y #MeToo pueden anotarse un par de victorias. La semana cerraría con otra más. Michael Douglas, en el ojo de la tormenta desde la semana pasada, es acusado nuevamente de abuso sexual y, en esta ocasión, su esposa Catherine Zeta Jones le defiende.

Douglas ya había estado en el centro de la polémica sexual anteriormente: el actor se había internado por voluntad propia para corregir su autoconfesa adicción al sexo en 1993 (además de haber asegurado que el cunnilingus había sido responsable de su cáncer de lengua en 2015). Lo que pasaba por excentricidades hollywoodenses se convirtió en alarma con la revelación de que se habría masturbado delante de una escritora de su equipo.

El reportaje de The Hollywood Reporter se profundizó diez días desupés de las primeras acusaciones con las declaraciones de Susan Braudy, periodista y autora que trabajó para la productora de Douglas, Stonebridge Production. La reportera señaló al actor por haber abusado de ella a finales de la década de los '80 con un modus operandi muy similar al que describió la primera víctima, actualmente anónima.

De acuerdo a lo que explicó Baudy, Douglas le habría hecho una cantidad de comentarios sexuales, humillantes y desagradables, incluyendo críticas a su aspecto físico y su forma de vestir. Y esa fue la punta del proverbial iceberg. De acuerdo a lo que confesó la periodista, el actor se habría bajado el cierre de sus pantalones y se habría masturbado delante de ella en una reunión.

"Michael se bajó la cremallera de sus chinos y me di cuenta de que había algo raro. Lo miré y vi que había insertado ambas manos en sus pantalones desabrochados. Me di cuenta horrorizada de que estaba frotando sus partes íntimas. En cuestión de segundos, su voz se quebró y me pareció que había tenido un orgasmo", añadió. Según detalló Baudy, el actor le habría obligado a firmar un acuerdo de confidencialidad. De acuerdo al consejo de su abogado, la periodista no lo firmó y fue despedida meses más tarde, a finales de 1989.

Por su parte, Douglas niega categóricamente las acusaciones. "En ningún momento ella expresó o mostró la más mínima sensación de incomodidad al trabajar en nuestro entorno, o conmigo personalmente. Eso es porque en ningún momento, y bajo ninguna circunstancia, me comporté de manera inapropiada con ella", declaró el actor a través de su abogado en una conversación previa a la publicación del reporte que publicaron Matthew Belloni y a Alison Browner, el directores editoriales del THR.

"El lenguaje burdo o las conversaciones privadas con mis amigos que pueden haberla preocupado están muy lejos del acoso", agregó el actor, que además opinó que la acusación "es un verdadero perjuicio para aquellos que han soportado el acoso sexual y la intimidación".

Fiel a la tónica de su esposo, Catherine Zeta-Jones también se pronunció al respecto. "Sinceramente, ha sido algo muy, muy molesto. Algo de esta naturaleza, tan erróneo y completamente falso, habría tomado por sorpresa a cualquiera", aseguró al Daily Mirror, además de alabar a su esposo por haber tomado la iniciativa al desmentir preventivamente las alegaciones en su contra.

"Por otro lado me alegro de que haya corregido cuanto antes esta historia falsa. Es una acusación que venía planeando sobre él desde hace un tiempo y creo que ha hecho bien en adelantarse a los acontecimientos. Se supone que esto ocurrió hace unos 30 años pero los argumentos de la empleada no tienen fundamento alguno, así que Michael tenía que defender su postura", sostuvo la actriz.

Si bien es imposible tener certezas sobre hechos que ocurrieron hace tanto tiempo, definitivamente estaremos atentos a ver cómo se desarrollan los hechos. La tendencia #MeToo, en la cual una denuncia tiene un efecto dominó de alegatos similares de otras mujeres, podría revelar verdaderamente qué ocurre con Douglas. De momento, esperaremos.

(Imagen de Portada: FullCelebrity.Com)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes