Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Crítica a 'Green Book', el complejo trayecto de una verdadera amistad

Crítica a 'Green Book', el complejo trayecto de una verdadera amistad

16 de enero del 2019
Por Samantha Cerff
El largometraje protagonizado por Viggo Mortensen y Mahershala Ali se abre paso camino a los Oscars.

Peter Farrelly da un radical cambio y pasa de tener una carrera llena de comedias a dirigir su primer drama. Green Book: Una amistad sin fronteras marca el primer largometraje dramático para el director de 'Loco por Mary' y 'Tonto y retonto'. La cinta liderada por Viggo Mortensen y Mahershala Ali se ha convertido, con justo motivo, en uno de los más fuertes contendientes en la carrera por el Oscar.



Green Book sigue la historia de un hombre italoamericano que se convierte en conductor de un prestigioso pianista afroamericano. Ambos tendrán que cumplir con un tour por el sur de los Estados Unidos a inicios de los años 60, en medio de un trato hostil hacia el personaje de Mahershala Ali. La propuesta no solo resulta magnética por retratar la verdadera relación entre Tony Lip (Mortensen) y el brillante Don Shirley (Ali), sus contrapartes en pantalla hacen de esta película algo especial.



Este largometraje cuenta con muchas capas que se van trabajando en el desarrollo de la premisa, pero la verdadera gema es la ejecución del guion. Tanto Mortensen como Ali aportan una esencia muy característica a cada personaje. Por un lado, está Tony Lip con su temperamento bastante violento y una habilidad innata para convencer a las personas; y por el otro está el culto y talentoso Don Shirley, a quien no le es suficiente su genialidad por ser "demasiado negro para los blancos y demasiado blanco para los negros".

El título de la cinta, Green Book, hace referencia al libro que Tony usa para que Don viaje a salvo, pues en este se encuentra una lista de locales "amigables para personas de color". Esto es solo el inicio de una serie de escenas que señalan el marcado racismo de la época. El abuso policial y el uso de un distinto servicio higiénico es algo que hemos visto en otras producciones, su recordatorio en esta película resulta más que pertinente.



El guion de Green Book estuvo a cargo de Peter Farrelly, Brian Currie y Nick Vallelonga, hijo del verdadero Tony 'Lip'. Esto hace que se profundice más en el personaje de Tony Vallelonga y sea él quien lleve el ritmo de la historia, empezamos con una toma en su lugar de trabajo y terminamos en su hogar. Esto aporta en la sensación de 'aislamiento' en la que se encuentra Don Shirley. La distinta forma en que ven la vida se ve reflejada en la película, especialmente en una escena en que el auto se detiene y se encuentran frente a un campo en el que trabaja un grupo de personas de color. Mientras Tony se ocupa de hacer su trabajo y apenas nota esta situación, la escena causa conmoción en el personaje de Maheshala Ali.

Green Book: Una amistad sin fronteras cuenta con un discurso de conciencia social que se ve equilibrado con la divertida personalidad del rol interpretado por Viggo Mortensen y su química con Ali. El soundtrack también es uno de los puntos fuertes de la propuesta cinematográfica. Sin lugar a duda, su nominación a los Oscars está más que asegurada.



(Imagen de portada: DreamWorks)



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes