Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

keanu reeves toy story 4 duke

El director de 'Toy Story 4' se sorprendió con lo divertidísimo que es Keanu Reeves

19 de junio del 2019
Por Gabriella Botello
Duke Caboom es una de las mejores cosas que le pasaron al planeta.

No hay vueltas que darle: nosotros (y la Nación Separatista de Internet) amamos fuerte a Keanu Reeves. Y tenemos por qué. El hombre meme vampiro que no ha envejecido un segundo es reconociblemente una de las celebridades más amables y cool de la industria, y las leyendas de sus buenas obras nos llegan constantemente vía Internet (de verdad, toda la escena de “you’re breathtaking” fue el proverbial flechazo que necesitábamos para enamorarnos sin retorno de él). Pero así y todo, parece que Keanu es, además de un bombón relleno de dulce, un verdadero e inesperado humorista.


O, al menos, eso fue lo que aseguró el director John Cooley, que trabajó con Keanu en Toy Story 4, donde le presta voz al acróbata motociclista de Duke Caboom. “Me quedé impactado por lo divertido que es Keanu Reeves. En cámara y fuera de ella. Es naturalmente divertido. Se me quedó grabado porque no estaba preparado para ello”, aseguró a Cinemablend. Y, según lo que vimos del adelanto, parecería que ya el mismo motoquero canadiense acrobático es un auténtico adrenaline junkie plagado de one-liners épicos que nos traerán una risa (o mil).

Gran parte de ese humor seguramente tuvo que ver con cómo dieron con Keanu para el papel… Es que aparentemente Reeves fue el primer (y casi único) casette que escucharon para el casting y fue contratado instantáneamente. Lo inesperado fue que casi tan pronto se confirmó que sería parte del nuevo clásico de Pixar, que ya dio con lo característico del rol. Fue durante el almuerzo de formalización que a Reeves se le ocurrió la idea de la compulsión característica de Caboom para posar. "Se subió a una mesa y estaba haciendo posturas en el medio del atrio y pensamos, ¡eso es Duke Caboom!", dijo el productor Mark Nielsen.


De hecho, es tan bueno haciendo de Duke que hasta el propio Chris Evans (sí, el Capitán América) dijo que “si sólo lanzaran 2 horas de esto y lo llamaran Toy Story 4, probablemente iría por lo menos dos veces al cine a verlo.” Y si eso no da estatus, pues no sabemos qué lo da.


Duke nos recuerda otra comedia Keanu. Es que el actor libanés saltó a la meme-fama con la comedia Bill y Ted, una desopilante coming of age adolescente en modo rockero en la que Reeves viaja en el tiempo para reunir una colección de personajes históricos para su presentación de historia de la escuela.



Imagen de portada: Fotomontaje con imágenes de Disney/Pixar y Shutterstock.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes