Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

watchmen serie tulsa disturbios raciales 1921

'Watchmen': ¿Qué pasó en Tulsa en 1921 y por qué importa tanto en la serie?

22 de octubre del 2019
Por Gabriella Botello
Uno de los capítulos más negros de la historia norteamericana es fundamental para esta nueva adaptación del cómic.

Una de las grandes sorpresas televisivas del año llegaron casi al final del 2019 con el estreno de Watchmen, el caballito de caballa vigilante con el que HBO busca monopolizar el trono del primetime televisivo post Game of Thrones… La sorpresa fue por partida doble porque, pese a compartir el nombre con una de las obras cumbres del cómic, el universo que plantea este “nuevo testamento” difiere (y mucho) del mundo que crearon Alan Moore y Dave Gibbons. Y, en este nuevo esquema, el escenario de Tulsa, Oklahoma, es crucial para el relato.


A ver: no te sientes a ver la adaptación de Damon Lindelof esperando ver algo de la novela gráfica de Moore y Gibbons. Watchmen comparte algo del ADN del cómic y existe, a grandes rasgos, en el mismo universo… Pero la versión de HBO tiene nuevos puntos de origen inexplorados y gran parte de ese sacudón narrativo se lo debemos a que la acción, lejos de la Nueva York de la historieta, ocurre en Tulsa, la segunda ciudad más grande de Oklahoma. Es que hasta ahora todos los personajes principales viven, respiran, hacen desastres, e intentan salvar a Tulsa. Si bien estamos ante una clara obra de ficción, lo cierto es que Watchmen se ancla en un tremendo evento real para cementar un profundo comentario sobre los Estados Unidos actuales.


El estreno de la temporada nos llevó al aterrizaje forzoso -y doloroso- a la Masacre de Tulsa (o los Disturbios Raciales), un acontecimiento trágico que ocurrió entre el 31 de mayo y el 1 de junio de 1921. El nombre de “masacre” no es una exageración: una multitud de residentes blancos atacaron a los residentes afroamericanos de la Black Wall Street, uno de los barrios más ricos de la comunidad de color de los EE. UU…


Los disturbios comenzaron cuando un limpiabotas negro, Dick Rowland, fue acusado de agredir a Sarah Page, una operadora de un ascensor blanca: entre rumores de linchamiento, Rowland se escondió en el tribunal y una turba embravecida salió a buscarle. Los enfrentamientos se dramatizaron y durante los dos días, 800 personas ingresaron en el hospital y murieron entre 100 y 300. Hubieron ataques aéreos terribles y hasta ahora no se sabe cuántas personas fallecieron o dónde estan enterradas. Más de 6 mil personas negras fueron arrestadas o detenidas, y alrededor de 10,000 quedaron sin hogar por la destrucción causada

Este es uno de los peores incidentes de violencia racial de la historia americana, sin dudas, y uno que Watchmen rescata casi a un siglo de que ocurrió como forma de seguir abordando a los Estados Unidos del 2019 y su historia de violencia armada, brutalidad policial y racismo.

El hecho de que se represente este race riot en pantalla es, más que un recurso narrativo, una postura política que -convenientemente- crea un contexto en el mundo real que precipita los hechos de Watchmen. De hecho, arrancar la serie con la Masacre de Tulsa es necesario para establecer el escenario con terribles tensiones raciales y la aparición del Seventh Kavalry del 2019 alternativo: algo así como decir que la historia siempre se repite. No es casual, pues, que Lindelof haya elegido a Tulsa como protagonista del relato en la esperanza de echar luz sobre el racismo que aún subsiste en los Estados Unidos y en el mundo.



Imagen de portada: Wikipedia.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes