Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Reseña a 'Annabelle 2: la creación', el mal se viste de blanco

Reseña a 'Annabelle 2: la creación', el mal se viste de blanco

15 de agosto del 2017
Por Francis Saldaña
La muñeca poseída de la saga El Conjuro llega para poner en claro cómo fue que llegó a la vida de los Warren.

Bee (Talitha Bateman), Esther (Miranda Otto) y Samuel Mullins (Anthony LaPaglia) son una típica familia americana que vive en la pasividad del campo. Él es un talentoso fabricante de muñecas, pero luego de la muerte de su única hija a causa de un terrible accidente la vida de los Mullins cambiará radicalmente.

Con suficiente espacio en la casa y para llenar el vacío que hace 12 años dejó Bee, los Mullins deciden abrir las puertas a un grupo de niñas huérfanas y una monja sin saber que volverán a despertar al ente maligno que años atrás los perturbó. Y a manera de cliché hollywoodense, el mal empieza por atacar a la más débil del grupo: Janice (Talitha Bateman), una tímida y retraída niña que a causa de la polio quedó coja de una pierna.

La primera mitad de la película transcurre en medio de hechos extraños: puertas que se abren y cierran, hojas de una biblia que se pasan solas, luces que se prenden y apagan, sombras que se reflejan en las paredes y misteriosos pasos que hacen rechinar los pisos. Acompañados de una potente banda sonora, estamos frente a una secuencia de escenas que preparan el terreno para lo que está por venir.

En este punto de la película ya es claro para el espectador que la protagonista de la actividad paranormal es Annabelle, ¿pero cómo fue que todo esto pasó? Pues el deseo de los Mullins por volver a sentir la presencia de Bee, hizo que contactaran con el más allá y lo que al principio los llenó de alegría al darse cuenta que la pequeña estaba entre ellos, al poco tiempo se convirtió en una pesadilla. Un demonio se había apoderado del lugar y tuvieron que recurrir a la iglesia para bendecir la casa.


Las referencias al próximo spin-off de La Monja (2018) y a Annabelle (2014) llegan en los momentos precisos de la historia. Incluso aparece el tenebroso Crooked man, quien también tendrá un spin-off aún sin fecha de estreno confirmada. En líneas generales Annabelle 2: la creación ha superado con creces a la primera película. En esta oportunidad estamos frente a una historia más oscura, más tenebrosa y mejor contada. Compra tus entradas por la web de Fandango y no te pierdas el estreno en pantalla gigante.


(Imagen de portada: Warner Bros.)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes