Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

#LasImperdibles: Nuestras películas favoritas de Tom Cruise

28 de julio del 2018
Por Cristhian Manzanares
Es la semana de apreciación de Thomas Cruise Mapother IV, y este es nuestro decálogo

Con más de 35 años haciendo películas, Tom Cruise es una indiscutible estrella del firmamento hollywoodense, y si bien es cierto últimamente ha estado más enfrascado en entregarnos un blockbuster tras otro (siendo el saldo bastante positivo), en su extensa trayectoria tiene películas que han sabido hacerse de un espacio en nuestra memoria y en nuestro corazón.


Tom Cruise Magnolia

Tom Cruise en 'Magnolia' (Foto: New Line Cinema)



Aquí te presentamos nuestra lista, esperando que quizás tenga mucho en común con la tuya. No, incluimos 'La momia' (y sabemos que tú tampoco lo harás). ¿Listo para una Tomaratón?



Una guerra de película (2008)

Rara vez hemos visto a Tomcito haciendo comedia deliberadamente, pero en este despropósito de película, en el que, vamos, hay un actor blanco haciendo de un actor negro con la cara embetunada… por lo cual ¡fue nominado al Oscar!, es una delicia disfrutarlo como el demente y obsceno jefe de un estudio de cine Les Grossman. No ha repetido un papel así –por más pequeño que haya sido–, y creemos firmemente que debería volver a hacerlo.



Top Gun: Pasión y gloria (1986)

Negar el impacto de este film, sería una malcriadez de nuestra parte. No por nada ya se ha asegurado un remake, Maverick, en donde nuevamente lo veremos en fundarse en ese uniforme de aviador (lentes de sol incluidos), para el beneplácito de la platea. Quizás sea más recordada por las piruetas aéreas de los aviones desplegados en pantalla que por la historia que cuentan, pero no podemos olvidar el enfrentamiento entre Cruise y Val Kilmer, y cómo no, la canción de Berlín, que hasta ahora nos atormenta en la radio.



Magnolia (1999)

En esta película de Paul Thomas Anderson, Cruise interpreta a Frank Mackey, un hombre que se vende a sí mismo como el dominante y seguro anfitrión de “Seduce and Destroy”, un seminario misógino, lleno de testosterona y con una audiencia que lo adora por sus irrepetibles consejos al público masculino para someter al femenino, y que oculta más de lo que muestra. Un papel inolvidable que le valió su tercera nominación al Oscar. Inexplicablemente, también perdería este premio en esa ocasión.



Colateral: lugar y tiempo equivocado (2004)

Con Michael Mann en la dirección, había muchísima curiosidad en ver al buen Tom en una cinta con un presupuesto algo más escueto que a los que nos tenía acostumbrados. Aquí hace de Vincent, un tipo que tiene que ir a Los Angeles un par de días para matar el tiempo, y matar a alguien, de paso. En su trayecto, se cruza con Max (interpretado por Jamie Foxx), a quien obliga a llevarlo de una a otra escena del crimen para terminar su trabajito. Como nunca, Cruise hace de “malo”, y lo hace tan bien, que no nos cuenta trabajo odiarlo.



Negocios riesgosos (1983)

Si tuviésemos que recordar esta película solo por una cosa, sería indudablemente aquella escena al son de “Old time rock and roll” de Bob Seger. Tal ha sido su impacto en la cultura popular norteamericana, que ha sido parodiada en programas de TV como Alf, Los Simpsons, La niñera, y dibujos animados como El laboratorio de Dexter y Los padrinos mágicos. Indudablemente, esta es la película y el papel que convirtió a Cruise, con apenas 21 años, en una estrella de cine.



Misión: Imposible 4 (2011)

Difícil elegir una de las seis, sin duda, pero nos quedamos con esta entrega de Brad Bird (en la que fue su primera película no animada) por ser la que revitalizó la saga colocándola en un nivel del que no ha bajado desde entonces; es más, sigue en alza. Filmada en varias locaciones, como Dubai, incluye persecuciones en medio de tormentas de arena y escalar el Burj Khalifa, el rascacielos más alto del mundo, la acción que mostraron Cruise y compañía aquí es de lo mejor que se pudo ver en la pantalla grande en el siglo 21.



Ojos bien cerrados (1999)

Se dice que Stanley Kubrick demandó una pareja real de actores para el papel protagónico de la que vendría a ser su última película, por lo que la elección de Tom Cruise y Nicole Kidman, esposos en aquel momento, era la adecuada. Cruise es William Harford, un doctor obsesionado con la idea de que su mujer comete adulterio, por lo que se embarca en un descenso al intrigante submundo del sexo en Nueva York. La minuciosidad cinematográfica de Kubrick se conjuga muy bien con el ritmo cansino y por momentos parco del personaje de Cruise, en una actuación para el recuerdo.



Jerry Maguire (1996)

Si algo ha sabido hacer Tom Cruise es trabajar con muy buenos directores. Este fue el turno para su trabajo junto a Cameron Crowe, en un film que quizás con otro actor hubiera caído en una performance algo más que pintoresca (y seguramente opacada por la brillante actuación de Cuba Gooding Jr.), pero el buen Tom sabe mostrar la fragilidad del yuppie moderno (bueno, el de mediados de los noventa) cuando ve que todo a su alrededor se le desmorona por completo. Nos tuviste al decir “You complete me”, Tom.



Nacido el 4 de julio (1989)

La primera nominación al Oscar de Tom llegó gracias a esta visceral cinta del beligerante director Oliver Stone. Una actuación apremiante, dramática, arrebatadora, como el veterano de la guerra de Vietnam, Ron Kovic, quien quedase postrado en una silla de ruedas por un accidente en combate. El despliegue de Cruise es impactante, incluso en su transformación física, escapando del encasillamiento de actor/niño bonito. ¿Por qué no mereció el Oscar? La razón empieza con Daniel y termina con Day Lewis.



El color del dinero (1986)

Martin Scorsese consideró que era una buena idea hacer una secuela de 'The Hustler' con el propio Paul Newman, actor que protagonizó dicho film 25 años atrás. Y aunque claro, siempre es interesante aprecia a Newman hacer su trabajo, el disfrute llega más por el lado de Cruise. No se ofendan, no queremos comparar legados ni mucho menos, es un placer ver dos actores dar lo mejor de sí, y aunque quizás no sea una continuación tan poderosa como la original, el resultado sí llega a ser entretenido.



(Imagen de portada: New Line Cinema)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes