Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

La venganza de los trolls: el puntaje de audiencia de 'The Last Jedi' podría no ser genuino

La venganza de los trolls: el puntaje de audiencia de 'The Last Jedi' podría no ser genuino

18 de diciembre del 2017
Por Gabriella Botello
Rotten Tomatoes lo hace de Nuevo

La segunda mitad de 2017 no es el mejor momento para ser Rotten Tomatoes, el leviatán de crítica online que recoge opiniones de expertos y opera, además, como barómetro del público con su "Users' Scofe".. El puntaje resultante que marida el de críticos y audiencias representaría con fidelidad genuina los méritos y defectos de una película... O así creíamos que era. Después de un vergonzoso autobombo con el embargo de críticas para el último megamash superheróico de La Liga de la Justicia (con sus terribles resultados), el último round parecería llegar con The Last Jedi, la última entrega canónica de la saga Star Wars. Aparentemente, la película que enamoró a la crítica, galardonándole un sólido 93% en el Critics' Score de Rotten Tomatoes (nosotros mismos le adjudicamos un merecidísimo 89%), tendría un inexplicable 57% en la sección de Audiencia. La tendencia se repite en Metacritic y The Internet Movie Database, sitios que permiten al público en general comentar y puntuar películas sin credencial alguna. Y algo huele a podrido aquí.

La brecha no tiene sentido. The Last Jedi, que además totalizó una respetable "A" en Cinemascore, tiene las críticas más dispares entre los puntajes de "Público" y de los "Críticos" de la historia de Star Wars. Es cierto, no obstante, que Los Últimos Jedi ha recibido su cuota de reservas del fandom más fundamentalista. Después de todo, se trata de una aventura que desplaza a los héroes de la generación anterior en pos de instalar nuevos y más diversos personajes que se la pasan de giro narrativo en giro narrativo. Así y todo, ódienla o ámenla, un precipicio de casi cuarenta puntos entre el puntaje de uno y otro no se justifica -ni aunque seas el warsie más recalcitrante del cánon.

Las cejas empezaron a levantarse con el lanzamiento del puntaje de Cinemascore. El sitio -como Rotten Tomatoes y Metacritic- también tiene en cuenta la opinión de especialistas, además de una rigurosa recolección de la visión del público en general. De hecho, la gente de Cinemascore hace encuestas personales a salida del cine de la película en cuestión. Es más, Cinemascore tiene una rigurosa fórmula que afinó durante 40 años: con hasta 45 equipos de encuestadores repartidos en 25 ciudades y la toma de un universo de 5 ciudades aleatorias, el sitio recoge la opinión de 400 a 600 personas. ¿El resultado? Una proyección con un mero 6% de error. El reciente puntaje de "A"para Los Ültimos Jedi no sólo viene con el sello de garantía de Cinemascore, sino que además estaría más alineado con el consenso de la crítica en general de lo que implican los puntajes de audiencia que vemos en red.. ¿Entonces qué sucede con los bajos puntajes?

Pues, aparentemente, alguien tiene mucho tiempo libre. Según podemos ver arriba, un usuario de Abajo con el Tratamiento de Disney a las Franquicias y sus Fanboys se jactó de encausar una campaña durante el fin de semana para bajar el puntaje de The Last Jedi. "Gracias a mis amigos que me enseñaron a usar Cuentas Robot [o bots], las usé para crear este puntaje de audiencia a través de cuentas de Facebook creadas para logueare en Rotten Tomatoes para cambiar el puntaje y mantenerlo en caída", explicó el usuario. Y ahí tiene bastante sentido: sigue habiendo mucha gente furiosa con lo que Disney ha hecho con Star Wars ( que empeoró con la 21st Century Fox, que deja a Disney con el control del 27% de la industria del entretenimiento). Sitios como Reddit y 4chan tienen cientos de threads para animar a los "ex" fanáticos a organizar campañas que intenten controlar la narrativa y la dirección de la nueva trilogía, alegando que si "implantan la idea "de que esta "ha sido pobremente recibida", podrán impactar en la recepción real en el discurso público.

(Crédito: Bleeding Cool)

Como si fuera poco, la gente de Bleeding Cool notó incluso el mal funcionamiento de uno de los bots. Evidentemente mal configurado, el robot para respuestas automatizadas comentó la película The Shape of Water en lugar de Los Últimos Jedi. Si bien el error duró poco tiempo, los especialistas notaron que se trataba de cuentas abiertas recientemente y cuyo único comentario había sido en contra al Episodio VIII.

El modus operandi aparentemente es de "bombardeo de reviews" vía cuentas que después se "queman" y desaparece, colocando múltiples nombres a un bot que crea algoritmos para postear automáticamente en sitios de críticas. El problema no es sencillo de resolver: los usuarios anónimos son difíciles de codificar o siquiera de seguir su comportamiento. Lo que es seguro es que esta depresión del puntaje de forma artificial es una fuerte manipulación en pos de afectar la opinión pública respecto de The Last Jedi en esperanzas de, quizá, tocarle el bolsillo lo bastante a la taquilla como para recuperar cierto control narrativo sobre la siguiente trilogía.

Así y todo, lo que bien parece una campaña de difamación no tuvo impacto en el debut del film, que recaudó U$S 220 millones en el fin de semana de estreno. La reflexión, pues, es que ese puntaje tiene peso en tanto uno se lo otorgue, además de la poca representatividad genuina tienen los puntajes en línea. Más allá de la creación de bots para demeritar a una película, la experiencia demuestra lo fácil que un puntaje puede ser manipulado. Conclusión: la opinión que más importa es la propia

.

(Imagen de Portada: Fotomontaje de Fandango con imágenes de Disney e Internet )

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes