Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

La traición y la culpa: el camino hacia el Lado Oscuro (y el exilio) de Luke Skywalker

La traición y la culpa: el camino hacia el Lado Oscuro (y el exilio) de Luke Skywalker

10 de agosto del 2017
Por Gabriella Botello
Mark Hamill lo cuenta todo.

Es el axioma Star Wars que convertimos en mantra y aprendizaje espiritual: "El miedo es el caminio hacia el Lado Oscuro. El miedo lleva al enojo. El enojo lleva al odio. El odio, al sufrimiento." O, en este caso, te lleva a autoexiliarte a una lejanísima isla. La tercera generación de Skywalkers repitiendo los mismo errores del pasado resultaron demasiado: la constelación Anakin, de Luke y Ben Solo tuvo su costo ritual: el de la reclusión. Es que creer que su sobrino sería el Elegido que devolvería el equilibrio a la Fuerza (y equivocarse) fue el error que derrumbó a Luke con el peso de la culpa, llevando finalmente al último Jedi al autoexilio en el planeta Ahch-To... O eso es lo que cree Mark Hamill.

"Los Jedis deben terminar", es el soundbite Skywalker que nos destrozó en el tráiler y que destapó una verdad dolorosa. El jedi que retornó es el opuesto diametral del último y aflora la pregunta: ¿qué pervirtió a esa nueva esperanza para mutar en el jedi roto que Rey encuentra sobre las ruinas del primer templo a la Fuerza? La pregunta hace eco y rebota: ¿por qué no detuvo a la First Order, evitando el reemerger de las cenizas del Imperio que tanto luchó por erradicar? ¿Por qué dejó a tu hermana sola en su duelo? ¿Dónde estuvo todo este tiempo? Y todo tiene una respuesta.

"Luke cometió un error enorme al pensar que su sobrino era el elegido, invirtió todo lo que tenía en Kylo, al igual que Obi-Wan hizo con mi personaje. Y es traicionado, con consecuencias trágicas. Luke se siente responsable de eso. Ese es el principal obstáculo que tiene para volver a unirse al mundo y ocupar su lugar en la jerarquía Jedi. Es esa culpa, esa sensación de que es su culpa, que no detectó la oscuridad en él hasta que era demasiado tarde”, aseguró Hamill a Entertainment Weekly respecto del aislamiento autoimpuesto en el que hallamos a Skywalker en el final de El Despertar de la Fuerza y el comienzo de Los Últimos Jedi. Oh. Por. La. Fuerza.

(Imagen: Entertainment Weekly)

La creencia de que Kylo Ren era el Elegido se ramifica: no solo se trata de un mal juicio de su familiar, sino que además, para Hamill implicaría una desconexión con la Fuerza y un mandato tácito del que no está a la altura. "Creo que cuando Luke mira ahora hacia el horizonte, desea haber sido más efectivo, acercarse más a lo que Obi-Wan quería que él fuera", aseguró el actor. El complejo subtexto psicológico es parte del retiro voluntario de Skywalker y tiene mucho más peso narrativo del que inicialmente creíamos.

"Cuando leí por primera vez el guión, mi mandíbula se desencajó ¿Qué haría que alguien se aleje tanto de sus convicciones? Eso no es algo que puedas hacer en una tarde, y yo realmente tuve que luchar para asimilar eso", explicó Hamill. Y aunque sepamos que la culpa fue insoportable para Skywalker, seguramente es solo la punta del proverbial iceberg narrativo. "Hay mucho trasfondo que había que completar con imaginación y no podía hacer mi trabajo sin averiguar qué pasaba. Mucho no es realmente importante para la historia principal, pero sí para mi propio proceso. Hablé con Rian Johnson al respecto y entré en este elaborado escenario de lo que le sucedió a Luke después del final de El Retorno del Jedi ”, confió Mark.

(Imagen: Lucasfils)

Es es obvio: el cambio en Skywalker ciertamente será un pivote en la trama de Los Últimos Jedi, al punto en que fue elemental definir el punto de sus motivaciones para los realizadores. "El primer paso del guión de esta película fue definir por qué está en esa isla (de Ahch-To)”, sostuvo el director Rian Johnson . “Sabemos que no es un cobarde. No se está escondiendo porque tenga miedo. Pero debe saber que sus amigos están en peligro, que la galaxia lo necesita mientras él está sentado en medio de la nada. Tiene que haber una respuesta, pasa algo que hace que en Luke Skywalker crea que está haciendo lo correcto. Y el proceso de averiguar qué le pasa es el viaje de Rey“, confirmó el realizador.

La culpa patológica, incluso, parece una especie de penitencia espiritual que nos lleva a pensar que Luke podría haber tomado un Juramento Barash. La reclusión voluntaria de las distracciones, encierro hasta aprender los secretos de la Fuerza e inacción incluso si sus amigos están en peligro que carateriza al vow, tiene el twist inesperado de la culpa. Ciertamente, explicaría por qué el viejo Jedi no tiene nada que ver con ese joven que oteaba los soles gemelos de Tatooine.

El cómic en el que se explica qué es el Juramento Barash (Imagen: Marvel)

Ciertamente, podemos esperar una de las historias más atrapantes del universo Star Wars. Y no podemos esperar a hurgar un poco más en ella.

(Imagen de Portada: Disney)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes