Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

joaquin phoenix oker psicológico depresión heath ledger

'Joker': Joaquin Phoenix se sincera y revela los desafíos psicológicos de interpretar al Guasón

6 de setiembre del 2019
Por Gabriella Botello
Sorprendentemente, el descenso de peso fue un factor contributivo.

No nos sorprende en lo absoluto que presetarle el cuerpo al nervio viviente pre-brote psicótico que es Arthur Fleck primero y el desbande anarcocriminal que es el Joker después deje marcas en la carne prestada. El precio de ser actor y de encarnar sensibilidades extremas de la psique y la piel ajena es, en ocasiones, alto. Y Joaquin Phoenix lo aprendió durante el rodaje de Joker, lo que a todas luces es la opus magna del cine superheróico.

Inesperadamente, el trauma del Guasón se disparó por algo aparentemente no relacionado a la interpretación del demencial genio criminal: a saber, la pérdida de más de 25 kilos para convertirse en ese dolor andante que es Arthur Fleck. “Lo primero fue la pérdida de peso, eso es realmente con lo que comencé. Resulta que eso impacta tu psicología, y realmente empiezas a enloquecer cuando pierdes tanto peso en esa cantidad de tiempo”, reveló Phoenix a ET Canada.


Desde ese escalón inicial, Joaquin descendió a la locura para comprender al personaje que interpretaba para una construcción verosímil del personaje. "También hay un libro sobre asesinos políticos que me pareció interesante, y desglosa los diferentes tipos de personalidades que hacen ese tipo de cosas (que hago en la película)", agregó el actor. Y no nos sorprende que un actor de método como es Phoenix haya investigado la perversión de la psique humana para armar al Guasón.


Quizá el exponente más claro de las ansiedades, neurosis, psicopatías y demencias del Joker es - en esta y en todas la cintas en las que aparecen- la risa. Si bien en esfuerzos previos, la carcajada del Joker era una instantánea de su locura, para Phoenix es un retrato de “algo doloroso”. “Creo que para él es una parte que quiere darla a conocer. Practiqué solo, pero le pedí a Todd que viniera a escuchar mi risa. Sentí que tenía que poder hacerlo en el lugar y frente a otra persona. Fue realmente incómodo. Me tomó mucho tiempo”, agregó el autor.

Phoenix no fue el único que encontró desafiante al papel y, de hecho, la experiencia nos evoca la icónica representación que hizo del papel Heath Ledger. Si bien no fue una de las razones constitutivas de la depresión contra la que ya venía luchando (así fue afirmado contundentemente por su familia en el documental I Am Heath Ledger), está documentado que la experiencia de rodar agravó sus problemas de sueño. En las últimas semanas, probablemente habré dormido dos horas durante la noche. No puedo dejar de pensar. Mi cuerpo está exhausto y mi mente sigue funcionando”, había dicho el actor en una entrevista para The New York Times en 2007.


Imagen de portada: Warner Bros.



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes