Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

imperdibles-videojuegos-cine-sonic-witcher

#LasImperdibles: las mejores adaptaciones de videojuegos llevados a la pantalla grande y chica

15 de febrero del 2020
Por Gabriella Botello
Desde un erizo azul supersónico hasta un brujo medieval, en Fandango tenemos todo para ti.

Si necesitas las mejores películas de videojuegos que puedes ver en este preciso segundo, pues has venido al lugar indicado. En Fandango exploramos todos los rincones del universo del entretenimiento para asegurarnos de que, entrando aquí, obtengas las mejores adaptaciones de sus juegos favoritos, y ninguno de los terribles, cursis o francamente vergonzosos intentos de llevar la consola a la pantalla grande. Ya sea que esté buscando un emocionante juego con los Pokémon favoritos de todos o un thriller de zombies, aquí tenemos sus necesidades cubiertas.


Desde un erizo supersónico hasta un brujo medieval, literalmente nos ponen en otra piel y parte de la dificultad de adaptarlos correctamente en la pantalla grande es que la jugabilidad no suele traducirse de formas narrativamente verosímiles. Pero, así y todo, muchos le encontraron la vuelta para sentir que estamos dentro de los cosmos creados por el videojuego. ¡Aquí vamos!

SONIC

Sonic, the Hedgehog nos trae a la mascota más amada del SEGA. La cinta, que está prontísima a estrenar, nos narra la historia del erizito que corren por doquier recogiendo ítems mientras luchan contra los planes de dominación global del Dr. Eggman Robotnik, interpretado por el desopilante Jim Carrey. En esta ocasión, el audaz puercoespín azul tiene un amigo humano, Tom Wachowski, que le ayudará a desbaratar los maléficos deseos de Robotnik. Es decir, en esencia, lo mismo que el videojuego del SEGA que se lanzó en 1991.


Con más de 360 millones de copias vendidas alrededor del mundo, Sonic es indudablemente una de las estrellitas del mundo retrogamer y su película tiene unos zapatos rapidísimos que llenar: las películas de 1999 y 2006 lo atestiguan. Sin dudas, el hecho de que estamos ante una mezcla entre live-action y animación por CGI es un gran aguero para Sonic: La Película.

DETECTIVE PIKACHU

En el momento en que descubrimos que Ryan Reynolds, el mismísimo Deadpool, estaría canalizando al pequeño roedor eléctrico, supimos que la película Detective Pikachu haría justicia a la marca Pokemon. La película se centra en Tim Goodman, de 21 años, que solo quiere encontrar a su padre/investigador privado desaparecido, y se une a Pikachu en el proceso. Inserte mucho CGI, muchas cosas sentimentales sobre la familia y, lo más importante, suficientes bromas para ahogar un Snorlax.


El director de Goosebumps, Rob Letterman, está a cargo de un elenco ecléctico que incluye a la cantante pop Rita Ora, Bill Nighy, Ken Watanabe y el DJ Diplo. Y sí: la película es absolutamente épica.

CASTLEVANIA

Sabemos que técnicamente no es una película, pero no nos importa. Netflix rompió la maldición de las pésimas adaptaciones de videojuegos a contenidos audiovisuales con la retrocruzada animada de Castlevania, la adición ochentera en 8 bits con la que Nintendo entretuvo a una generación.


La serie, que está a punto de estrenar su tercera temporada, es un hitazo cargado de misterio, asesinatos, caos sangre, vampiros, magia, y ocultismo (y aún más ultraviolencia, y hechizos). La escritura robusta y subversiva sin dudas se la debemos al crack Warren Ellis (que nos trajo piezas fundamentales de la cultura popular como Transmetropolitan), y seguramente a él le tenemos que agradecer esta fantástica adaptación.

THE WITCHER

Pues, si hay una, que hayan dos. No quedan dudas de, pese a haber llegado a finales de 2019, The Witcher salvó el final de la década en lo que a series medievales de fantasía se refiere (apártate, Game of Thrones). Las aventuras de Geralt de Rivia nos conquistaron con su épica trama, su desarrollo de personajes, su complejo arco dramático temporal, y (vamos) la cantidad de veces que aparece Henry Cavill en situaciones sugerentes.


Ya sabemos que The Witcher es técnicamente la adaptación de las novelas de Andrzej Sapkowski, pero se eyectó a la decidida fama game gracias a los videojuegos de CD Projekt (vamos, que hasta el propio Cavill es un fundamentalista de la serie). La adaptación es tan fantástica que se convirtió en un éxito instantáneo del que necesitamos tener más al punto en el que se convirtió en la primera temporada más exitosa de Netflix.

FINAL FANTASY: EL ESPÍRITU EN NOSOTROS

Final Fantasy es la única responsable de crear una generación obsesionada con los videojuegos. Sus gráficos avasallantes, su gameplay faraónico, sus mundos de fantasía, las secuelas infinitas y la apasionante trama son responsables de un ejército de fanáticos. Cuando trascendió que el mismísimo Hironobu Sakaguchi, creador del juego, y sus acólitos de Square Pictures, encausarían la nueva aventura audiovisual, los fans esperaban un material que los dejara otros 20 años de reclusión gamer.


Si bien ahora sus intentos pueden parecer un poco estériles, The Spirit Within fue una verdadera maravilla. Si bien la trama es tan tonta como parece, saca agua del molino de la tradición de Final Fantasy y habla mucho sobre la Fuerza vital de la Tierra y delirios de ese estilo. En muchos sentidos, paga el debido respeto a su origen mientras salta hacia adelante en formas en que las películas de videojuegos del pasado (y del futuro, digamos) no se animaban: siendo diferente y atrevida.

RESIDENT EVIL (LA SAGA)

Hay que ser sinceros: lo único que sostiene a la saga Resident Evil y sus SEIS secuelas es Milla Jovovich en microshorts, lyrca-pants, corsets de cuero y botas de combate. Eso y el cúmulo de monstruosidades genéticas siendo dinamitadas de la faz de la tierra en formas que suelen incluir detonadores nucleares, explosiones titánicas y un momento de vincluación emocional entre zombies y humanos.


Acción segura, faldas cortas, delirios narrativos y los guiones más hiperbólicos de la historia del cine: Resident Evil mantiene bastante de la aterradora tónica de la original (recordemos que eso también incluye las maneras ridículas que solían requerir de horas hombre de intentar ver dónde colocar la estúpida efigue de unicornio en la consola) con todo y pájaros zombies. Y perros policía zombies. Y un zombie hecho de otros zombies.

Cualquiera sea el caso, la franquicia de franquicias sigue aterrando hasta el día de hoy. Lo único difícil es determinar cuál es la mejor (la primera y la tercera) y cuál la peor (la segunda y Afterlife) de todas.

TOMB RAIDER

Es difícil que un producto con la Diosa falle. Todo lo que toca Angelina Jolie es oro, y la franquicia de Tomb Raider no es la excepción. Con un definitivo acierto de cásting a la hora de encarnar a la sensual saqueadora de tumbas y con la imposibilidad de alejarse demasiado de la premisa planteada por los videojuegos, Lara Croft fue -como cualquier producto Paramount- un éxito de taquilla.


La trama es tan sencilla como los videojuegos: la arqueología devela un misterioso y poderoso objeto con cualidades sobrenaturales que despierta a algún villano (de este mundo o no) que debe vencerse para reestablecer el orden cósmico. Eso y ver a Croft de todo ángulo posible.

El reboot con Alicia Vikander sigue rindiendo tributo a uno de los mejores juegos de nuestra generación, pero nos revela a una Lara que está más a gusto en Londres que en sus tumbas, con lo que definitivamente nos quedamos con la versión Jolie de la amada Croft.

SILENT HILL

La metáfora del purgatorio llega a la tierra de la mano de Silent Hill, uno de los pocos esfuerzos sensacionales a la hora de adaptar la brutal y grandiosa estética del pueblito al oeste de Virginia en la pantalla grande.


Si algo caracteriza al videojuego imposible de jugar solo y en la oscuridad, es el hecho de que nunca tiene el mismo rostro: es siempre cambiante, un reflejo de los miedos más profundos del mundo interno de los personajes, que la ciudad introyecta y luego proyecta para la tortura psicológica de quien ose atravesarla. Y la indudable habilidad del director Cristophe Gans es captar ese demoledor terror psicológico y dispararlo al público para que entienda que el infierno está en la tierra y, también, en ellos mismos.

El guión es intrigante y hasta sugestivo, que pretende incluso explorar el misterio del mal desde una perspectiva religiosa y simbólica… Y además es un baño de sangre con horrorosas muertes descritas cinematográficamente al detalle y una total confusión religiosa. Y nosotros nos anotamos para aterrarnos con ella cuando quieran.

MORTAL KOMBAT

No hay dudas: la mejor y más icónica película adaptada de un videojuego fue, es, y será Mortal Kombat. Es que es la pionera del género es la creadora de la sagrada trinidad para el éxito. Para empezar, el grupo de expertos en artes marciales que luchan en el torneo intergaláctico para salvar a la tierra existen en el juego y en el filme. Como debe ser. La premisa del videojuego se mantiene en el film con facilidad.


Segundo, la adaptación del universo MK fue una tarea de cuidado. Desde las historias de los personajes, pasando por los trajes, y hasta la banda sonora icónica y súper pegadiza está en cuidadosa concordancia con el mundo del Torneo Mortal.

Y tercero, y más importante: el objetivo es entretener a todo el público en general, no sólo al ejército de fans que captan las referencias más pequeñas. Y eso se logra sólo de una manera: con escenas de peleas tras escenas de peleas, mientras más espectacular mejor.

Imagen de portada: Fotomontaje con Imagenes de Paramount, Sony.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes