Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Game of Thrones análisis episodio 8x06

'Game of Thrones': Análisis del episodio 'El Trono de Hierro' (8x06)

20 de mayo del 2019
Por Paloma Díez Pérez
¡ATENCIÓN! Spoilers del episodio 8x06.

Game of Thrones, la serie más premiada en la historia de los Emmy, la más popular de la última década, la más vista del momento y la que ha marcado la vida de sus seguidores por encima de otras sagas, se ha despedido para siempre. El peso y la responsabilidad de finalizar una historia seguida por millones de espectadores en todo el mundo se ha dejado notar y por eso los showrunners han decidido dar un final correcto a los personajes antes que arriesgar y sorprender a los fanáticos con uno de los carismáticos giros de guion que tanto nos sorprendieron, para bien, en anteriores temporadas.

Las críticas hacia la serie comenzaron en la séptima temporada y la sensación de que todos los acontecimientos se estaban apresurando hacia el inexorable final ha terminado por deslucir la historia. Y es que en ese mundo tan injusto y violento eran las conversaciones pausadas y la cocción de los planes a fuego lento lo que enganchaba a los fanáticos. Ahora de nada sirve pensar en esto, solo podemos agradecer a los diferentes equipos técnicos que se hayan dejado la piel en cada escena y a los showrunners por hacernos disfrutar casi diez años con una gran adaptación de las novelas de Martin.

LA REINA DE LAS CENIZAS

Los silencios marcaron el inicio del último episodio. No había mucho que decir en una ciudad arrasada y con muy pocos supervivientes en un evidente shock traumático. La escena del hombre quemado que caminaba en piloto automático hacia ninguna parte recuerda a las filmaciones de los civiles emergiendo del napalm en la Guerra de Vietman, y la imagen general bien podría habernos trasladado al bombardeo de cualquier ciudad del siglo pasado o este mismo. La rueda de las guerras nunca cesa y siempre pagan los mismos.

8x06

(Imagen: Helen Sloan/HBO)

La consternación de Tyrion, Ser Davos y Jon es más que evidente, y se acentúa cuando ven a Torgo Nudho ejecutar a los pocos soldados Lannister que quedan con vida por órdenes de la reina; la Targaryen, claro está, ya no queda otra. Recordemos que el ejército de Cersei se había rendido y que son, por lo tanto, prisioneros de guerra, pero dudamos que esta etiqueta sirva de mucho ante la fura de Gusano Gris.

Muchos dudábamos de la muerte de Jaime, pero Tyrion encontró a sus hermanos aplastados bajo los ladrillos con la mano dorada sobresaliendo de los escombros. Como nota gore diremos que los cuerpos están bastante reconocibles teniendo en cuenta lo que se les había caído encima.

8x06

(Imagen: Helen Sloan/HBO)

La escena de Daenerys enfrentándose a sus huestes es una de las más poderosas del episodio. En especial, la belleza de la imagen en la que su cuerpo se funde con las alas de Drogon.

8x06

(Imagen: HBO)

El personaje se ha convertido en una tirana con toda su simbología: grandes banderas con su emblema, sus huestes formando frente a ella y un gran discurso motivador sobre repetir lo que habían hecho aquí en todo el mundo alentando a los Inmaculados, que nacieron esclavos, a que la ayuden a romper la rueda y liberar hasta el último rincón desde Winterfell a Dorne, desde Lannisport a Qarth y desde las Islas del Verano hasta el Mar de Jade. Es un sueño tan bonito que es difícil no sumarse a él, pero Tyrion ya ha tenido suficiente y por eso se quitó el pin de la Mano y lo arrojó bien lejos. Dio igual que Daenerys lo acusara de traidor segundos antes, el gesto fue un insulto hacia la reina que lo mandó apresar inmediatamente.

8x06

(Imagen: Helen Sloan/HBO)

A diferencia de él, Jon necesitaba un empujón más para darse cuenta de la realidad a pesar de que Arya —sigilosa como una gata— supo reconocer una asesina en la reina. Fue necesaria una última conversación con Tyrion para que tirara, de una vez por todas, la imagen que tenía en su mente. Sí: a nadie le importó cuando mató a esclavistas y hombres malvados en Esso. Es más: la alabaron por ello y ahora ella ha extendido su discurso libertador hacia límites peligrosamente borrosos. ¿A caso cree Jon que Daenerys no matará a sus hermanas? Sansa se ha enfrentado a ella abiertamente y la reina duda de la lealtad de Bran. Y por aquí sí que no, la familia no se toca, no queda otra que enfrentarse a su amada para cumplir el peor de los destinos.

Daenerys se encontraba en lo que quedaba de la Sala del Trono recreando una escena muy similar a la que tuvo en la Casa de los Eternos, solo que en esta ocasión sí que logró tocar el ansiado Trono de Hierro. Eso y nada más porque justo Jon interrumpió su fantasía para pedir clemencia por Tyrion; pero la reina no quiere oír hablar de cambios de planes. Por fin tiene lo que quiere y no se va a detener ahora: el nuevo mundo no se erigirá con hombres leales al antiguo y, por si quedaba alguna duda, ella tomará la decisión sobre el bien y el mal porque sabe lo que es bueno. Así que Aegon, quien aparentemente no había hecho nada en toda la temporada, encontró el valor para decirle lo mucho que la amaba para después darle un beso mientras le clavaba un puñal, literalmente, en el corazón.

8x06

(Imagen: Helen Sloan/HBO)

Daenerys no vio eso venir y mientras agonizaba en el suelo Drogon, impulsado por esa conexión especial que une a las bestias aladas con los Targaryen, acudió en ayuda de su madre. Parece mentira que un dragón creado con CGI pueda protagonizar una escena tan emotiva. Incapaz de matar al otro Targaryen se limitó a proferir gritos de angustia al aire y descargó su ira contra el Trono de Hierro lanzándole potentes llamaradas y destruyendo así al gran tótem de la saga. Después, con una delicadeza inusitada, agarró a Daenerys con una garra y se marchó volando para no volver más.

UN NUEVO MUNDO

Dos semanas después, los pocos Señores y Señoras que quedaban en Poniente —y que son familiares al público— se reunieron en Pozo Dragón para decidir destino sobre los reinos. Teniendo en cuenta los presentes, nos preguntamos por qué no hay ninguna mujer de la Casa Frey. ¿Qué habrá sido de ellas? En fin. En la asamblea aclaran que Jon se encuentra preso y las divisiones vuelven a hacerse notar: las Stark reclaman la presencia de su hermano y Yara apremia a los Inmaculados a que lo ejecuten por traición. Guerra, luchas y más guerras. La rueda parecía estar presente hasta que el bueno de Ser Davos llamó al orden para detener el derramamiento de sangre. Así que deben tomar una decisión satisfactoria para todos y deben tomarla ya.

8x06

(Imagen: Helen Sloan/HBO)

El tradicional sistema monárquico ha resultado ser un fiasco, ya que deben confiar en que el hijo del rey no sea un caprichoso sin cerebro. Entonces, ¿qué hacer? ¿Una democracia como propone Sam? No, el mundo no está preparado para ello y lo nobles se ríen ante la idea de una plebe con capacidad de decisión. Menos mal que estaba Tyrion entre los presentes para dar con la clave: una monarquía rotatoria en la que cada vez que fallezca un rey, los Señores Y Señoras deberán votar y elegir uno nuevo. Un primus inter pares en toda regla. Y quién mejor para empezar este nuevo sistema que Bran: es el guardián de la historia, el Cuervo de Tres Ojos y no podrá tener descendencia. Todo bien si no fuera porque este personaje parecía desvinculado con la humanidad, pero tuvo una visión en la que esto se cumplía y el resto de nobles —casi todos familiares suyos— apoyaron la moción. Solo hubo una condición y por parte de Sansa: que el Norte vuelva a ser un estado propio. Llama la atención que Yara y el nuevo príncipe Quentyn se quedaran tan tranquilos ante esta exigencia, pues las Islas del Hierro han protagonizado más de una rebelión para separarse del resto de reinos y Dorne siempre se ha considerado como independiente del resto. La trama se podría comprender mejor si a esta parte le hubieran añadido más minutos y lo hubieran presentado como otro episodio, pero los showrunners tienen prisa por finalizar y eso se nota mucho. Sea como fuere, Bran I El Roto será el nuevo rey de los Seis Reinos.

EL FUTURO DE LOS PERSONAJES

Como ya hemos dicho, los showrunners quisieron dar a los protagonistas finales seguros y poco arriesgados. Sí, es posible que la decisión de hacer rey a Bran no satisfaga a muchos, pero si situaban a otro personaje no habría garantías de mantener la paz entre las naciones y eso es lo que ahora todos necesitan. Por lo demás, Tyrion regresa a su cargo como Mano; pero esta vez más como un castigo que como un ascenso. Brienne ha cumplido su sueño y será la primera mujer Comandante de la Guardia del Rey, quien, fiel a su nobleza, quiso tener un bonito gesto con Jaime escribiendo en el Libro Blanco —donde se plasman las historias personales, logros y hazañas de cada Guardia— la verdad de todos los sucesos para limpiar su imagen en la posteridad.

8x06

(Imagen: Helen Sloan: HBO)

Además, Bronn es el nuevo Maestro de la Moneda y Señor de Altojardín —deuda más que pagada—, Sam es el Maestre del Trono de Hierro —y que ha finalizado la recopilación de los eventos desde la Rebelión de Robert en un libro titulado Canción de Hielo y Fuego—, Ser Davos es el Maestro de Barcos y Podrick se ha convertido en Guardia personal de Bran.

En lo que respecta a las huestes de Daenerys, los Dothraki no necesitan más que elegir a un nuevo Khal y regresar a sus tierras; mientras que Torgo Nudho decidió embarcar rumbo a Naath para homenajear a Missandei y, quien sabe, si también a su reina intentando liberar a la gente de las injusticias de sus gobernantes.

8x06

(Imagne: Helen Sloan/HBO)

Y en cuanto a los Stark: Sansa ha sido coronada como la nueva Reina en el Norte cerrando así la evolución más grande de la serie. Arya se despidió de su familia para explorar nuevos territorios como ya explicó en la cuarta temporada a Lady Crane. Y Jon fue enviado al Muro para Comandar, una vez más, la Guardia de la Noche que pese a que ya no hay amenazas Más allá del Muro será el lugar de destino de bastardos y la “gente rota” para aliviar las cárceles del hacinamiento. Al llegar al Castillo Negro los showrunners, ahora sí, nos han regalado un encuentro entre el Stark/Targaryen y Ghost. No era tan difícil contentar a los fanáticos. El protagonista se reunió con Tormund y se marchó hacia el verdadero Norte, donde el verde estaba comenzando a brotar, dando a entender que en vez de quedarse en su nuevo puesto se marchará con el Pueblo Libre. Ya se lo dijo el Matagigantes: ese es su verdadero hogar.

8x06

(Imagen: Helen Sloan/HBO)

Dejando aparte las interpretaciones personales sobre los arcos de los personajes, y siendo objetivos, lo único que ha ensuciado el final de una serie tan grande como esta han sido las prisas de los showrunners. Habría sido más acertado realizar dos temporadas de diez episodios en vez de reducir el tiempo de una manera tan drástica, pero de nada sirve lamentarse con una decisión que solo podían tomar ellos y que HBO avaló. Por lo demás, solo podemos estar agradecidos a Benioff y Weiss por arriesgarse tanto en adaptar una obra tan gigantesca como es Canción de Hielo y Fuego.

HBO

(Imagen: HBO)

Gracias por esta década en la que hemos imaginado centenares de teorías, en la que nos hemos entretenido descifrando mensajes ocultos y profecías, y en la que hemos sufrido, reído y enamorado con los protagonistas como si viviéramos nuestra propia Historia Interminable. Será difícil llenar un hueco como el que dejará el drama medieval-fantástico, y posiblemente eso no se logre en mucho tiempo. Así que si estás decepcionado por el desenlace que hemos visto estas últimas seis semanas, mejor piensa en todo lo que nos han dado una experta en casting como Nina Gold —que ha reunido un elenco espectacular—, el compositor Ramin Djawadi —que ha creado una banda sonora que nos acompañará siempre—, la diseñadora de vestuario Michele Clapton —que ha logrado completar a los personajes—, el guionista Bryan Cogman —con sus memorables diálogos—, y al director Miguel Sapochnik —cuyos planos de batallas serán difícilmente superados en televisión—, entre otros muchos. La lista es larga y esperemos que los fanáticos y el tiempo sepan recompensarlos como merecen.

Y ahora su guardia ha terminado. Valar Morghulis.

(Imagen de portada: HBO)


Do you want to go to www.fandango.com? No Yes