Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Felicity Huffman y Lori Loughlin, presas por sobornos en la admisión universitaria de sus hijos

Felicity Huffman y Lori Loughlin, presas por sobornos en la admisión universitaria de sus hijos

12 de marzo del 2019
Por Gabriella Botello
Loughlin llegó a pagar medio millón de dólares para que sus dos hijas entraran a la universidad.

Parece sacado de una película. Las redes sociales se remecieron con el caso de las estrellas Felicity Huffman y Lori Loughlin -sí, la de Ama de Casa Desesperadas y Fuller House- fueron acusadas de soborno en el fraude de ingreso universitario más grande de la Historia norteamericana. Esta jugosa trama judicial, que involucra tanto a las actrices como a otros millonarios y empleados universitarios, revela que los padres pagaban unas sumas exorbitantes de dinero para la admisión de sus hijos en las codiciadas Ivy League y otras universidades de élite, ya sea como atletas reclutados en deportes que no jugaban o cambiando los puntajes de los exámenes que no tomaron.


Según trascendió, unos 29 padres pagaron explícitamente a los organizadores para garantizar la admisión a través de la falsificación (como los certificados de habilidad atlética) o incluso haciendo trampas en exámenes estandarizados como el SAT y el ACT. Hay 50 personas acusadas, de las cuales 9 son entrenadores universitarios.

Las universidades son de lo más resonantes e incluyen a las prestigiosas Yale, Stanford, la Universidad de Texas, la del sur de California (USC) y la UCLA, entre otras.. El esquema abarcaba a todo tipo de profesionales de la educación, desde asesores universitarios hasta administradores de exámenes. Para empeorar las cosas, el dinero utilizado para se enmascaró a través de una organización benéfica. En total, el autor intelectual William Rick Singer recibió entre 2011 y el presente unos US$ 25 millones de parte de padres adinerados para sobornar a los administradores y entrenadores de todo el país.


Singer incrementaba las posibilidades de los hijos de los ricos y famosos de ingresar a las universidades de élite pagándole a personas para que tomen los exámenes de sus hijos, sobornando a los preceptores que tomaban las pruebas para permitir que sucediera, y sobornando a los entrenadores universitarios para que identifiquen a los aspirantes como atletas. Algunos acusados hasta pagaron US$ 6.5 millones para que esto sucediera, según publicó NBC News.

Este fraude millonario llevó a la cárcel a Huffman -que se volvió famosa al interpretar a Lynette Scavo en la ficción de Sony- bajo la acusación de soborno. De acuerdo al expediente del caso, la actriz pagó US$ 15 mil al efector de la red ilegal para que su hija mayor tuviera tiempo ilimitado para rendir la prueba de aptitud académica (elemental para la admisión universitaria). Esto le permitió entrar a una de las tradicionales instituciones educativas de su país. Su eposo William H. Macy no fue acusado.

Loughlin también fue arrestada el martes junto a su esposo, el diseñador de modas, Mossimo Giannulli. La pareja habría invertido medio millón de dólares para que sus hijas fueran admitidas como parte del equipo de remo la USC, a pesar de que en realidad no practicaban el deporte. De acuerdo a los escritos judiciales, ella hizo los arreglos para que una de sus hijas sea fotografiada en una máquina de remo y así reforzar la afirmación falsa en la solicitud a la USC de que su hija era la timonel de la tripulación del Club de Marina de L.A..

Ni las actrices ni sus familias han hecho declaraciones públicas todavía, pero el abogado a cargo de la acusación, Andrew Lelling, aseguró que no le será fácil a nadie. "No puede haber un sistema separado de ingreso a la universidad para los ricos y, agregaré, tampoco habrá un sistema separado de justicia penal". Por su parte, Huffman será liberada en las próximas horas, y comparecerá ante la Justicia.


Imagen de portada: Entertainment Weekly.


Do you want to go to www.fandango.com? No Yes