Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

¡Escándalo Weinstein! Los 5 casos de abuso sexual más polémicos de Hollywood

12 de octubre del 2017
Por Gabriella Botello
Por desgracia, Harvey no es el único.

Es la cara fea, vieja y abyecta de Hollywood. El cásting sábana o couch casting es la desoladora tendencia de que la escalera hollywoodense al éxito farandulero está pavimentada de acoso sexual, capitaneado por los caciques de las grandes distribuidoras y estudios de forma encubierta. Decenas de años de abuso invisibilizado por la industria se destaparon con el secreto a voces más nefasto del star system: Harvey Weinstein, fundador de la magna distribuidora independiente The Wainstein Company, fue acusado -y admitió públicamente- el abuso sexual de al menos ocho mujeres, que incluyen a Ashely Judd y Rose McGowan. El informe del New York Times desgraciadamente dista de ser un caso aislado en los valles de California y desde que el mundo es mundo y el negocio es el cine, las animaladas más groseras son moneda corriente para las mujeres de Hollywood. Y ni siquiera los actores más queridos, los directores más talentosos y todos los engranajes del sistema se salvan del decante. En Fandango frenamos el camino del hermetismo de los feos secretos de Hollywood con esta visibilización.

Las repercusiones no se hicieron esperar: Hollywood se apresuró a condenar las fechorías de Weinstein. En medio del maremoto, las pronunciaciones contra al acoso sexual proliferaron junto a nuevas denuncias y la mayor parte de la créme de la créme de la industria manifestó repudio (y conocimiento de causa) ante el crimen... Una actitud que de poco serviría. Después de todo, los primeros crímenes y conductas inmorales son tan viejos como la edad dorada de Hollywood... Y si bien creíamos que el cásting sábana era una cosa del pasado, esta semana fue tristemente reveladora. Te contamos un par de los casos más terribles que llegaron a la ciudad de los sueños:



ABUSO EN EL HOLLYWOOD CLÁSICO

Vamos un poquito para atrás: el primer escándalo sexual de talla masiva fue un verdadero terremoto que sacudió con toda la fuerza de un shock sónico a los albores del siglo pasado. Una salvaje fiesta de tres días de duración en la San Francisco de 1921 terminó con la actriz Virginia Rappe acusando al comediante Roscoe Arbuckle de violacion mientras gritaba de dolor por una ruptura de vejiga. De hecho, las primeras versiones que se divulgaron fueron que Roscoe, totalmente alcoholizado, la habría violado con una botella de Coca-Cola. Rappe murió cuatro días después y Arbuckle fue acusado por asesinato, que luego se desestimó, primero como homicidio culposo y después con la total absolución tras tres juicios.

La polémica no duró demasiado y las técnicas de antaño incluso incluyeron a las más reconocidas actrices de la Era Dorada. Las estrellas masivas Judy Garland, Marilyn Monroe y hasta la sweetheart infantil Shirley Temple revelaron el extremo del abuso. Temple, incluso, confesó que a sus doce años, uno de los cabecillas de la MGM se desabrochó sus pantalones y expuso sus genitales en su primera reunión en 1940. Por su parte, Garland fue toqueteada y presionada a tener sexo por los mandamás de MGM entre sus 16 y 20 años. De acuerdo a las acusaciones, el mismísimo Louis B. Mayer habría tocado sus pechos mientras elogiaba su talento cantante mientras le decía que "cantaba del corazón".

La misma Monroe criticó a los libidinosos realizadores y cabecillas de estudios en su memoire My Story. "Los conocí a todos: la hipocresía y el fracaso los desbordaban. Algunos eran viciosos y desviados. Otros estaban lo más cerca posible de las películas. Así que te sentabas con ellos, escuchando sus mentiras e intrigas. Y veias a Hollywood con sus ojos: un burdel sobrepoblado, una calesita con camas en lugar de caballos", explicó.



Con tres acusaciones a cuestas, el reconocidísimo Roman Polanski incluso sirvió tiempo en prisión tras que se sentenciara que había abusado sexualmente de Samantha Geimer, de entonces 13 años, en 1977. "No quería tener sexo, pero aparentemente eo era lo que iba a suceder", escribió Geimer en sus memorias cuando explicó que el director le dio champaña en una photoshoot cuando era una preadolescente. Si bien Polanksi fue encerrado durante 42 días, el director escapó de Estados Unidos y pese a las peticiones de extradición sin éxito, aún permanece fugitivo de la justicia. En el interín, florecieron dos nuevas acusaciones de violación: la de Charlotte Lewis en 2010 y la de Robin M., en agosto de este año.

Entonces, Robin M. declaró que no puede proceder legalmente porque el caso ya ha prescrito: después de todo, la violación habría ocurrido en 1973, cuando tenía 16 años. Y si bien no lograría una sentencia, podría auxiliar al caso de Geimer, que aún busca Justicia.



Las alegaciones de abuso sexual contra Woody Allen son tan actuales hoy como en 1992, cuando se reveló que la encarnación del tropos de neurosis neoyorquina mantenía una relación con su hija adoptiva Soon-Yi Previn, entonces de 19 años. Las denuncias de abuso infanti del su otra hija adoptiva Dylan Farrow, acogida junto a su ex eposa Mia Farrow, avivaron el fuego de la polémica en 2014 con su carta abierta y, pese al silencio de la prensa, dan sustento a las acusaciones. La carta abierta de Farrow poco hizo para descarrilar la carrera del actor, que sigue trabajando con actrices jóvenes



BILL COSBY

El del padre del prime time es uno de los casos más desdichados de toda la industria: decenas de acusaciones, que incluyen las de trece mujeres dispuestas a testificar, afirman que el protagonista de The Cosby Show las drogó y violó en su casa o camerín. Los cargos siguen en pie a raíz de una denuncia de una empleada de la Temple University en 2004 que vuelve a la corte, por la que podría enfrentar hasta 10 años de prisión. Si bien más de 30 mujeres ya le acusaron, Cosby niega los cargos -si bien admitió haber drogado a coestrellas y demás.




CASYEY AFFLECK (Y SU HERMANO BEN)

Las denuncias por acoso sexual contra el actor Casey Affleck afloraron con el estrellato de las nominaciones al Oscar por Manchester by the Sea. En 2008, dos miembros del equipo de I'm Still Here, el documental apócrifo junto a Joaquin Pheonix, le denunciaron por acoso sexual y verbal. Malena Gorka, la directora de fotografía y Amanda White, la coproductora, aseguraron que Affleck intentó mantener relaciones sexuales con ellas, y que al negarse, las zarandearon. Además, aseguraron ser insultadas por el director y productor del proyecto. Ambas arreglaron el caso extrajudicialmente y el estigma contra Casey jamás pasó a mayores.



Por su parte, el hermano mayor Ben acaba de disculparse por haber manoseado a la conductora de TRL Hillarie Burton, que lo tildó de hipócrita tras haber publicado en Twitter una sentida carta respecto del caso Weinstein. Affleck se disculpó por haber agarrado uno de sus senos, pero no hace nada por cambiar la terrible actitud contra las mujeres de Hollywood.

(Imagen de Portada: Vulture)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes
Psst... No te vayas todavía
¡Tenemos mucho que ofrecerte!
  • Toda la cartelera de tu ciudad
  • Compra desde cualquier lugar, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo
  • Directo a la sala y sin hacer colas
×
Verificando los datos...
Continuar registro
Gracias por registrarte
En unos segundos recibirás un correo de confirmación.
¡Revisa tu email cuando puedas!