Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Entrevista Patrick Bruel Lo Mejor Está Por Venir

Entrevista exclusiva a Patrick Bruel, protagonista de 'Lo Mejor Está Por Venir'

8 de enero del 2020
Por María Paula Ríos
La nueva comedia dramática francesa de los directores de 'Le Prénom'.

Patrick Bruel, es un reconocido cantante y actor francés, que ha participado en películas como Les jolies choses (2001), Le prénom (2012) y Una famiglia (2017). En esta ocasión llega a nuestros cines con la comedia francesa Lo Mejor Está Por Venir, de Alexandre de La Patellière y Matthieu Delaporte, como protagonista junto a Fabrice Luchini.

La historia de esta película sigue a Arthur, quien descubre que a su amigo César le quedan tres meses de vida. La noche que lo invita a su casa para contarle que está muriendo, surge un malentendido, y César cree que es Arthur quien tiene cáncer; a partir de aquí toda una comedia de enredos. En Fandango pudimos hablar con Patrick Bruel, quien interpreta a César, y he aquí el resultado:


Lo mejor está por venir es una película sobre la amistad. ¿Qué puedes decir de la tuya con Alexandre y Matthieu (los directores)?

Nació casi instantáneamente. Desde la primera lectura de la obra de teatro Le Prénom, vieron frente a ellos a un actor entusiasta pero incapaz de decir su texto por lo mucho que se reía. Pensé que iban a creer que estaba loco… pero, al contrario, un clima de confianza se instaló entre nosotros y muchas ganas de trabajar juntos. Esta relación profesional se transformó rápidamente en amistad: tenemos muchas cosas en común, una misma mirada del mundo y los mismos valores.


El hecho de que te hayan contactado para trabajar en la cinta fue más bien ¿una sorpresa o un alivio?

Tenía claramente ganas de volver a trabajar con ellos, pero no era fácil debido a que ya me habían dado el enorme regalo de participar en Le Prénom. Reconozco que cuando confirmé mi rol en esta película me dije qué suerte tengo de que no le hayan dado el papel a otra persona.


¿Cuál fue tu reacción cuando supiste que ibas a actuar con Fabrice Luchini?

¡Me puse muy contento! Reencontrarme con Fabrice, después de más de treinta años luego de P.R.O.F.S… Me había gustado tanto actuar juntos. Siento mucha admiración y respeto por él desde siempre. Siempre hubo un discreto lazo de amistad entre nosotros. Nunca me perdí ninguno de sus espectáculos y el también vio algunos de los míos, esta admiración se acrecentó en las grabaciones de Lo mejor está por venir. Conversamos entre las escenas de temas muy densos, también de otros más superficiales; creo que esta relación “privilegiada” de alguna manera fue un aporte al alma de la película.




¿Cómo lograste convertirte en César, este hombre extravagante que trata de hacerle la vida más feliz a su amigo que cree enfermo?

Hablamos bastante con Matthieu y Alexandre. Luego vino una lectura con Fabrice para ver cómo funcionábamos, si había química entre nosotros. Estaba sin duda un poco nervioso de esa lectura, porque no tengo una relación simple con la muerte… de todas las películas que he hecho, es a la que más tiempo me demoré en ir a ver.


Entonces César, ¿Fue difícil de llevar?

Los grandes actores siempre han sido mis profesores de arte dramático. Es verdad que César es claramente un homenaje a los roles que Montand, también hay algo de Gassman en Il sorpasso. Cesar es un hombre que huye de él mismo y que sólo siente que existe en la mirada de los otros. Su cuerpo está siempre en movimiento, es agotador y a la vez irresistible. Al igual que para un niño, para él la vida es un juego… Matthieu y Alex me dijeron lo que debía buscar: la infancia, la imprudencia y la espontaneidad. Fue algo nuevo, diferente, pero eso me hizo sentir confianza.


Lo mejor está por venir es una comedia directa, simple y sorprendente. ¿Te imaginabas el resultado final?

Debo confesar que estaba ansioso por ver el resultado. Me entregue muchísimo a la historia, y tenía miedo de sentirme defraudado y de defraudar. Pero me sorprendí gratamente. Reí. Lloré. Cuando la luz se encendió tenía ganas de seguir en la oscuridad, de quedarme en la película… me gustó mucho lo que logramos con Fabrice. Hubo algunas escenas en las que improvisamos bastante y me sorprendió que Alexandre y Matthieu las hayan dejado. Ellos tienen una suerte de melodía en su cabeza y saben exactamente qué quieren escuchar y lo que quieren contar, pero también están abiertos a propuestas.


¿La comedia es tu registro preferido?

¡Qué maravilla es hacer reír! Sentir que tienes buen timing para hacer reír, ya sea en la pantalla como en la vida real. Alexandre y Matthieu conocen perfectamente mi música y yo la suya. De todas maneras, me gusta interpretar distintos roles, no tengo preferencias.


¿Con qué recuerdo te quedas de la grabación de la película?

¡Tengo tantos! El principio con Jean-Marie Winllinf y Zineb Trik, la escena con Pascale Arbillot, todos los momentos con Fabrice… sólo recordarlos me pongo melancólico. Es muy triste que no podamos hacer una segunda parte (risas). Además, tengo la impresión de haber pasado a una nueva etapa, de haber ido más lejos que de costumbre en mi búsqueda como actor, me deje llevar. Me da mucho placer que me dirijan.



(Foto de portada: BF Distribution)



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes