Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Tiembla Netflix: Disney ya compró la 21st. Century Fox y prepara todo para su plataforma de streaming

Tiembla Netflix: Disney ya compró la 21st. Century Fox y prepara todo para su plataforma de streaming

20 de marzo del 2019
Por Gabriella Botello
Marvel, Star Wars, Los Simpsons, Pixar, Avatar, Deadpool, Hulu, y muchísimo más quedarán bajo su órbita.

Es oficial: díganle adiós al ecosistema del entretenimiento y medios como lo conocían. Hoy ha nacido el nuevo titán mediático que tomará por asalto al Olimpo de la industria. Es que Disney cerró la compra de la 21st. Century Fox, la división de entretenimiento de la Fox, por la impresionante suma de 71.300 millones de dólares.


La decisión, que se anunció con mucho bombo, platillo e histeria colectiva desde noviembre del 2017, finalmente aprobó las instancias de los entes reguladores anti-monopolios de la industria. Desde hoy, Star Wars, Marvel, Pixar, Los Simpson y Avatar pasarán a la esfera de la Casa del Ratón que, con esta movida comercial, se convierte en un verdadero imperio mediático de proporciones jamás visto.


Si bien Fox no vendió su división de noticias o de emisión de deportes en vivo, el eje está evidentemente puesto sobre los contenidos que Disney se hizo con la compra de la Twentieth Century. Desde hoy, siete de las diez franquicias más redituables del mundo quedaron bajo el mando Disney. Es más: de acuerdo a Box Office Mojo, tres de las cinco películas más taquilleras de 2018 ya fueron de Disney, con Avengers: Infinity War, Black Panther y Los Increíbles 2.

A los contenidos de Lucasfilm, Pixar y los Marvel, se acaban de sumar Avatar, el Planeta de los Simios, los X-Men, los Cuatro Fantásticos, Deadpool, Terminator, Alien, la franquicia de Kingsman, Los Simpson, y los derechos de distribución de las primeras tres películas de Star Wars. Además, también llega la National Geographic y muchas series de televisión, como Modern Family, Family Guy, This is Us, American Horror Story, The X-Files, The Americans y Atlanta.


La compra los deja con el control accionario total de Hulu -la principal competencia de Netflix– a través de la participación del 30% que tenía el estudio, quedando con el 60% de las acciones de la compañía de trasmisión de videos. Lo que evidentemente se convirtió en un plan de expansión hacia el streaming que arrancó con el sonadísimo Neflix el pasado agosto con planes de retirar sus contenidos de la plataforma en pos de armar la suya propia, Disney+, que empezará a funcionar desde este noviembre.

"La combinación de la riqueza de contenido creativo y talento comprobado de Disney y 21st. Century Fox crea la compañía de entretenimiento global bien posicionada para liderar en una era increíblemente dinámica y transformadora", escribió en un comunicado Bob Iger, CEO del estudio, sin dudas haciendo referencia a los nuevos horizontes del streaming. Eso no quiere decir que Disney no venga pisando bien fuerte en la pantalla grand. Captain Marvel ya es un éxito de taquilla, y este año también estrenarán las potentísimas en Dumbo, Aladín, Toy Story 4, El Rey León, Avengers: Endgame y Star Wars: Episode IX, todos blockbusters asegurados.

Con todo esto bajo el brazo, podemos pensar que Disney arrancará su propia plataforma de streaming dándole muchísima pelea a su más claro opositor: Netflix. Por eso, que el Imperio del Ratón se consolide como un monopolio multimediático es preocupante para la plataforma en particular y la industria del entretenimiento en general. Ya nadie va a poder competir con el power player que detenta a los íconos más relevantes de la cultura pop.


Imagen de portada: ¿Disney?

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes