Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

dark segunda temporada netflix

'Dark': todo está conectado en la segunda temporada del thriller sobrenatural

21 de junio del 2019
Por Gabriella Botello
El 'Stranger Things' aleman vuelve con sus paradojas espacio-temporales desde este viernes 21 por la pantalla de Netflix.

Si no le tienes miedo a lo Dark este definitivamente será momento de que empieces a tenerlo. Con paradojas temporales, drama transgeneracional, traumas varios, pesada atmósfera noire de thriller nórdico, drogas, suicidios, sexo, desastres nucleares y Apocalipsis inminente, la segunda temporada del inesperado hitazo alemán vuelve a enroscarnos en un drama sobrenatural sin complacencias (como, por ejemplo, soluciones narrativas) por la pantalla de Netflix desde hoy.


La primera temporada de Dark nos golpeó tanto como la densa niebla que rodea a Winden, el pueblito industrial rodeado por un bosque, una cosa viva tan opresiva como los traumas que rodean a sus personajes. Las nubes de la planta nuclear y sus misteriosas chimeneas agobian tanto como la desaparición del adolescente Erik Obendorf primero, y la del niño Milkel Nielsen después. Algo raro ocurre en el pueblo y Jonas (la revelación de Oliver Masucci), cuyo padre se ahorcó (dejando una nota suicida que no se debía “abrir antes del 4 de noviembre a las 22:13h”), decide buscara su amigo en el bosque junto a un grupo de compañeros...Excepto que el adolescente termina en el futuro cuando su yo adulto intenta cerrar el agujero de gusano que en principio le permitió los viajes temporales.


Desde entonces, se establece un espectacular y adictivo rompecabezas tejido entre saltos temporales en tres tiempos (2019, 1986 y 1953). Este perfecto puzzle que debemos armar pendula entre el drama coral de sus personajes rotos por la angustia y la ciencia ficción espacio-temporal de las terribles desapariciones. Este sombrío drama doméstico dividido en generaciones es historia densamente tramada sobre los viajes en el tiempo, sus diversos peligros y la nube inminente de un apocalipsis pendiente


Donde la primera temporada se centró más en el pasado, la segunda retoma el hilo de las perturbadores desapariciones y las ocurrencias paranormales en el futuro y ese tic-tac del apocalipsis que tensa todo el relato. A principios de esta temporada, nos encontramos con que han pasado seis meses desde que Jonas y Ulrich (Masucci) desaparecieron, y la serie establece rápidamente el peso emocional de su ausencia. Está, además, la obvia desesperación de Katharina (Jördis Triebel) por la desaparición de su hijo primero y su esposo después… Todo esto mientras que Hannah (Maja Schöne) contempla terminar su vida por la pérdida de Jonas.

En esta nueva entrega, nos volvemos a encontrar con la opresiva atmósfera de lluvias constantes, nieblas fatídicas, eventos sobrenaturales, en un futuro postapocalíptico donde se encuentra la verdad sobre las desapariciones de los habitantes de Winden. Jonas empieza a deshacer el ovillo de secretos y enigmas que amenazan a varias generaciones (y donde una planta nuclear tiene la llave para prevenir el apocalipsis). Es decir, Dark parecería haber prendido la dinamita por ambos extremos y nos deja en el borde del asiento esperando a ver cómo explotará esta vez.

Lo bueno -y que calma un poco los humos de los espectadores más inquietos-es que en esta ocasión parece responder a un par de preguntas fundamentales narrativas más que en su versión anterior para subsanar algo el misterio. La segunda temporada de Dark da respuestas a los eventos de la primera… Y, obviamente, abre nuevos interrogantes, con nuevos personajes, y más acertijos, terror, poesía, y filosofía.

Esta cruza entre Twin Peaks y Stranger Things ciertamente vuelve a demandar más de su público en un thriller sobrenatural que acumula tensión en un fascinante despliegue visual y una trama perturbadora para dar sentido a sus múltiples frentes argumentales. Dark es como un malabarista con ochenta pelotitas, que salta en el tiempo mientras mantiene el equilibrio. Desde hoy, puedes ver cómo se cuece (a fuego lentísimo) esta tremenda serie con una cantidad inmensa de personalidad desde la pantalla de Netflix.


Imagen de portada: Netflix.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes