Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

the irishman martin scorsese netflix

Crítica de ‘The Irishman’: el regreso triunfal de Martin Scorsese

22 de enero del 2020
Por Lorena Carbajal
El legendario director reunió a un elenco de lujo y nos regala uno de los mejores títulos de su extensa filmografía.

Si hablamos de Martin Scorsese, el siguiente paso natural es mencionar a Robert De Niro, junto a quien conforma, quizá, el binomio más importante del cine contemporáneo. Luego de más de dos décadas (desde 1995 con ‘Casino’, para ser exactos), ambas leyendas vivas de Hollywood se reúnen por novena vez para regalarnos The Irishman, una aleccionadora historia de gángsters, sindicatos en guerra y lucha de poder. Por más contradictorio que eso suene.

Con motivo de las recientes nominaciones a los Premios Óscar 2020, revisitamos nuestra crítica sobre la cinta de Netflix.

Basada en el best-seller ‘I Heard You Paint Houses’ de Charles Brandt, la última cinta del responsable de ‘Buenos Muchachos’ y ‘Toro Salvaje’, concentra algunos componentes vistos en sus trabajos anteriores, pero dejándose llevar por la irremediable madurez que llega con la edad. Con 77 años a cuestas, Scorsese nos confirma que pese a ser el autor de títulos que ya le aseguraron un nombre en la historia, todavía es capaz de superarse a sí mismo y al inexorable paso del tiempo.

Con el respaldo financiero de Netflix, The Irishman se da la licencia de utilizar recursos tecnológicos para rejuvenecer a tres actores que han forjado una carrera frente a los ojos de cinéfilos y ajenos al cine: Al Pacino, Joe Pesci, y el propio De Niro. Contada a lo largo de tres décadas, esta cinta va desplegando las idas y venidas de un grupo de mafiosos que ha tomado por asalto la ciudad de Pennsylvania.

Al Pacino y Robert De Niro en ‘The Irishman’. Crédito: Netflix

Al Pacino y Robert De Niro en ‘The Irishman’. Crédito: Netflix

Desde la escena inicial entendemos que no estamos frente a la típica película de gángsters, sino más bien frente a una remembranza de la época dorada de un hombre caído en desgracia. Demacrado, con cabello blanco, postrado en una silla de ruedas y confinado a pasar sus últimos días en una casa de retiro para ancianos, Frank Sheeran (De Niro) nos narra sus peripecias por el mundo del hampa. Desde sus sangrientos días como sicario hasta su lamentable paso por la cárcel. Aunque siempre se le vio acompañado y fue muy bien considerado por el resto de su pandilla, a Frank (o “El Irlandés”) no le queda ahora nada más que la soledad.

Detenernos a destacar el trabajo actoral de los protagonistas podría sonar repetitivo si recordamos en quienes recaen los roles. Pero, al igual que con Scorsese desde su tribuna de director, el trío de personajes estelares nos deleita con un talento cultivado a lo largo de décadas de notables interpretaciones en cine y televisión. Al Pacino como el excéntrico sindicalista Jimmy Hoffa; Joe Pesci como el enigmático mafioso italiano Russell Bufalino; y por supuesto, Robert De Niro como el melancólico y reservado Frank Sheeran, nos hacen agradecerle, a quien corresponda, por que este proyecto finalmente pudo ver la luz. Y vaya de qué forma.

Aunque hay que señalar que The Irishman es una película de amplia duración, y tomando en cuenta que vivimos en la época de la inmediatez donde si no simpatizamos con algo en los primeros minutos podemos llegar al rápido hastío y pérdida de paciencia, Scorsese trabaja muy bien -qué novedad- el ritmo narrativo de una historia que se va hilvanando en tres marcados actos. Ningún detalle es gratuito y la atmósfera construida a lo largo de los 209 minutos de metraje termina siendo recibida con entusiasmo.

No nos cabe duda que estamos frente al caballito de batalla de Netflix con miras a las premiaciones del 2020. Y tampoco nos cabe duda que nos encontramos frente a la mejor producción cinematográfica que haya nacido desde esa plataforma de streaming.

(Imagen de portada: Netflix)


Do you want to go to www.fandango.com? No Yes