Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Crítica a 'Han Solo: Una Historia de Star Wars', una ligera comedia en el espacio

Crítica a 'Han Solo: Una Historia de Star Wars', una ligera comedia en el espacio

23 de mayo del 2018
Por Samantha Cerff
Alden Ehrenreich toma la posta de Harrison Ford en el segundo spin-off de la franquicia.

Si bien es inevitable que nos venga a la mente Harrison Ford cuando pensamos en Han Solo, el spinoff del personaje llegará para cambiar las reglas del juego. Han Solo: Una Historia de Star Wars al fin debuta en las salas de cine para contarnos más sobre el pasado del más popular contrabandista del espacio.



La película dirigida por Ron Howard se ubica entre el Episodio III: La Venganza de los Sith y el IV: Una Nueva Esperanza, incluso antes de Rogue One. Aquí conocemos a Han, un hombre que trabaja para una alienígena, robando mercadería de gran valor. Él y su pareja, Qi'ra, buscan escapar del estilo de vida que tienen y usarán uno de los objetos robados para intentarlo. Lamentablemente, el único que logra salir es Han, quien se despide con la prometa de volver y rescatar a la joven.



Esta misión será lo que motive a nuestro héroe a embarcarse en una serie de aventuras en las que se encontrará con los personajes de Woody Harrelson, Thandie Newton y el de Joonas Suotamo, quien interpreta a Chewbacca. El largometraje hace un especial énfasis en la relación de este último personaje y Han. Podemos decir incluso que sienta las bases del mayor bromance de la franquicia y hace un buen trabajo en ese aspecto.

Tanto Emilia Clarke como Thandie Newton logran brillar en algunas escenas con personajes que tienen bastante potencial para la saga Star Wars. Sobre todo Clarke, quien da vida a Qi'ra. El enigma que generan las motivaciones e intereses de este papel se ve eclipsado por decisiones que afectan al personaje principal. Si bien esto es comprensible, después de todo estamos en la película de Han Solo, parece una oportunidad desperdiciada.


Qira Emilia Clarke

(Imagen: Lucasfilm)


Un punto fuerte de Han Solo: Una Historia de Star Wars es en definitiva Donald Glover, quien se apropia del personaje de Lando Calrissian. La cantidad de carisma que inyecta al personaje lo convertirá en uno de los preferidos de la audiencia. Este film profundiza en la historia entre Han y Lando que conocimos en la franquicia original, y mantiene la esencia 'eneamistosa' entre ambos.

Una vez más, los androides se roban el show. Esta vez conocemos a L3, un androide que parece contar con vida propia. El estilo revolucionario y, hasta cierto punto, arrogante del robot logrará sacar una buena tajada de risas por parte del público.


L3 Lando

(Imagen: Lucasfilm)


Al igual que con la franquicia original, Han se ve frente a la decisión de escoger —o no— ser un héroe. El largometraje funciona mucho más cuando la cinta no se toma demasiado en serio a sí misma, ni tampoco lo hace su protagonista. Esta producción probablemente crispe a algunos fans más acérrimos de la franquicia, pero es una divertida apuesta que logrará entretener a la audiencia.

(Imagen de portada: Lucasfilm)



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes