Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

1917 sam mendes

Crítica de ‘1917’: la hazaña bélica (y técnica) de Sam Mendes

27 de enero del 2020
Por Lorena Carbajal
El film bélico cuenta con 10 nominaciones a los premios Óscar 2020.

En 2018, un siglo después del término de la I Guerra Mundial, Peter Jackson utilizó tecnología de punta para regalarnos el documental ‘They Shall Not Grow Old’, donde gracias a un estupendo trabajo de colorización, logró acercarnos a la cruenta confrontación bélica que todos conocemos. Ahora le llegó el turno a Sam Mendes, otro reconocido cineasta que, empleando técnicas no menos avanzadas, nos entrega uno de sus films más celebrados hasta el momento: 1917.

El guion fue co-escrito por el director, quien honró así a la persona que le contó esta increíble historia: su abuelo Alfred H. Mendes, conocido escritor y quien sirviera en la Brigada de Rifleros británicos durante la Gran Guerra. El sentimiento de cercanía que Mendes le imprime a este film es realmente palpable y se apoya en el milimétrico ojo de la leyenda de la cinematografía, Roger Deakins, quien utiliza tomas largas que dan el efecto de una película rodada en un solo plano secuencia. Pero, el punto clave de 1917 es que decide no quedarse con esta hazaña técnica y logra que nos involucremos con una historia de valentía, lealtad y desesperación continua.

El argumento es bastante simple y se ciñe a contarnos las peripecias de un par de cabos que tienen la heroica misión de llevar un mensaje que salvará la vida de miles de otros soldados ingleses. El problema radica en que, para lograrlo, deberán cruzar una tierra inhóspita al norte de Francia donde las huestes alemanas han decidido emprender una estratégica retirada. Nadie confía en los adolescentes Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman), los dos soldados de primera encargados de la tarea, pero valiéndose de la osadía que les concede su corta edad, deciden poner en marcha una labor casi de kamikazes.

Por supuesto, la elección de ambos no es gratuita. Al igual que lo visto en el documental de Jackson, miles de jovencitos ordinarios se enlistaban en el ejército solo por el hecho de servir a su patria. Seleccionar a dos actores casi desconocidos en esta superproducción refuerza la idea que, en la Guerra, cualquier adolescente común y corriente con poca o nada de experiencia en la vida, era mandado al frente a luchar por su nación. De igual forma, para contrapesar esta decisión, Mendes reunió también a un reparto de experimentados actores que aportan peso con sus breves escenas. Es así que podemos ver las cortas interpretaciones de Colin Firth, Benedict Cumberbatch y Andrew Scott.

Otra de los puntos fuertes de 1917 es la banda sonora de Thomas Newman, que contribuye con el incesante ambiente de tensión que viven los protagonistas. En ocasiones, recuerda lo hecho por Hans Zimmer en ‘Dunkirk’, pero sin llegar al punto de la asfixia que sentíamos en el film de Christopher Nolan. Cuando se necesita calma y solemnidad, Newman logra melancólicas melodías que apaciguan, al menos por un rato, algunas escenas.

(Imagen de portada: Universal Pictures)


Do you want to go to www.fandango.com? No Yes