Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

keanu reeves las imperdibles

#LasImperdibles: las mejores películas de Keanu Reeves

18 de mayo del 2019
Por Gabriella Botello
El hombre vampiro de la Internet es mucho más que sólo John Wick.


Para los que creían que a Keanu Reeves, el vampiro de Hollywood que no ha envejecido un día, no podría desprenderse de la mitología del sicario John Wick, estaban sumariamente equivocados. Es que el héroe de acción de los ‘90 es un camaleón que ha atravesado los géneros más dispares: desde el arquetípico Mr. Right hasta fumón idiota, pasando por verdadero Lord Inglés, el bueno de Keanu se ganó la medalla de Buen Chico (y meme vitalicio) de Hollywood hace mucho, mucho tiempo.


Crédito: Fox

Crédito: Fox



Vamos a los hechos. Desde hace tres décadas, Keanu hace grande al género de acción. Después de hitazos como Máxima Velocidad, Punto de Quiebre en los ‘90; la consabida saga Matrix en los albores del ‘00; y la efervescente violencia de la franquicia Wick que desembarcó con esta década, ya no debería sorprendernos que Reeves haya estacionado en el género. Pero lo cierto es que Reeves se ha lucido en cantidad de proyectos de lo más variopintos. ¿No nos crees? Pues mira la lista que hemos compilado.

EL ABOGADO DEL DIABLO

Arrancamos el ránking con un thriller sobrenatural que quizá nadie sabía que quería, pero que la humanidad necesitó allá lejos y por los noventa. Keanu interpreta a un joven abogado de pueblo pequeño que aterriza en la gran ciudad para patear cráneos y dinamitar litigios con una habilidad casi supernatural… Y es que, efectivamente, Keanu está trabajando para el mimísimo Satanás y le da una luz completamente a la expresión “ser abogado del diablo”. Devil’s Advocate es uno de los pináculos del cine noventoso y es una de las cintas que colocó al bueno de Keanu en el mapa estelar.


SAGA MATRIX

De algo no hay dudas: el agua es mojada, la sal es salada, la mejor trilogía de la historia es la de Matrix y Keanu Reeves es Neo, el gran elegido. La opus magna de distopía sci-fi de las hermanas Wachowski nos tuvo a todos los millenials intentando - en algún momento de nuestras tristes vidas pre-Internet- intentando esquivar balas haciendo el puente en slow motion. El rol cementó su trono en el género de acción con todo y ominosa textura tecnológica, frío opresor, y los tiroteos con The Prodigy de fondo. Y puede que no hayamos entendido demasiado bien qué onda con el Arquitecto, pero nos vale madre.


RIVER’S EDGE

La versión grunge de 13 Reasons Why nos regala a un Keanu Reeve santes de ser Keanu Reeves y una banda sonora con un Dave Lombardo dando clínica sobre el doble pedal. Slayer es la principal banda sonora de River’s Edge… Y convengamos, si hay un soundtrack para ver cómo un compañerito de la prepa asesina a otro, seguramente sea acertado poner al thrash norteamericano a la cabeza. River’s Edge es una cinta increíblemente oscura que si no has visto aún, te mandamos corriendo a tu videoclub amigo.


DRÁCULA

El bueno de Jonathan Harker -con todo y mordidas de vampiresa en el cuello- parecería el rol perfecto para Keanu Reeves. La joyita de la corona de Francis Ford Coppola nos pone al actor libanés en plena novela gótica (y nos encanta verle con patillas y traje almidonado). Reeves sostiene la acción con pesos pesados de la industria como Gary Oldman y Anthony Hopkins sin achicarse ni un centímetro.


MÁXIMA VELOCIDAD

Puede que la premisa no parezca sólida a la Academia hollywoodense, pero Speed es -quizá- una de las actuaciones más tremendas de Keanu. La peli del autobús que sólo puede llegar a cierta velocidad -ni más ni menos que 80 km/h- nos pone a una Sandra Bullock y a un Reeves al volante de un clásico thriller que eyectó a la fama al actor de los ojos rasgados. Puede que la trama no sea tan sofisticada como otras películas que ha protagonizado Keanu, pero ciertamente sigue manteniendo al público sentado al borde del asiento (sí, incluso 23 años después de su estreno).


DULCE NOVIEMBRE

Hay todo un sector de peliculas romanticonas de Keanu que bien merece el podio en nuestras fantasías. Dulce Noviembre es una de ellas (pero es fácilmente intercambiable con películas como Un Paseo por Las Nubes, o La Casa del Lago) y un exponente bastante estándar el cine noventoso que nos regaló Keanu, en aquel momento en el que la industria aún no había terminado de descifrar el arquetipo reeve-esco. El papel de amante resistente y workoholic confeso es creíble y nos hace pasar un buen rato en un interesante mano-a-mano con Charlize Theron. ¿Es una maravilla? No, pero no nos lo perderíamos por nada un domingo por la tarde.


ALGUIEN TIENE QUE CEDER

Keanu es precisamente lo que nos recetó el doctor. El considerado, sexy, y cachondo novio de Diane Keaton en Something’s Gotta Give es el novio perfecto con todo y degree universitario. Keanu muestra que, pese a tener el star power para vivir como protagonista, es un sólido personaje secundario que apoya narrativas perfectamente verosímiles, como esta comedia of age de la (casi) tercera edad que sirve de contrapeso romántico al veterano Jack Nicholson.


CONSTANTINE

Allá lejos, y por principios del ‘00, el terror sobrenatural parecía ser lo que funcionaba para Keanu. Depsués del éxito de Matrix y de El Abogado del Diablo, sólo parecía lógico que Keanu intentara seguir por el camino del cine superheróico-oscuro… Pero bueno, llegó Constantine a sus manos, una de las pioneras adaptaciones de cómics. El exorcista sensual de Keanu tuvo recepciones mixtas -como casi cualquier cosa que tenga al Arcángel Gabriel apareciendo por los cielos-, pero ha demostrado haber envejecido bastante bien desde el 2005, algo que pocas cintas de la época pueden decir. Ámala, ódiala, es difícil separar a John Constantine de la piel de Keanu, ¿verdad?


BILL Y TED

Esta es la cinta que eyectó a Keanu a la meme-fama. Puede que en América Latina no haya cosechado el mismo status de culto que en Estados Unidos, pero podemos entender perfectamente bien por qué este coming of age adolescente es una de las cintas más vistas de Reeves. Vamos, que cualquier película con el actor libanés adolescente en modo rockero que viaja en el tiempo para reunir una colección de personajes históricos para su presentación de historia de la escuela merece nuestro amor. De hecho, es tal la iconografía del rol que el público consiguió un reboot.


UNA MIRADA A LA OSCURIDAD

Este Keanu sí que se puede ver. La propuesta es de las más interesante en términos visuales que hemos visto de Reeves. A Scanner Darkly es una distopía que desorienta, una especie de prólogo de Black Mirror, en el que Keanu se luce con una actuación medida, precisa, quirúrgica. La técnica de rotoscopiado de la postproducción le da a esta cinta de Richard Linklater un lugar en nuestro podio (¿cómo no lo haría una película con Robert Downey Jr., Winona Ryder, Woody Harrelson y Rory Cochrane?)


SAGA WICK

Pues, he aquí la película que nos trajo a la lista en primer lugar. El Enigma Wick es atrapante, oscuro y con un tropos lo bastante poco explorado como para no solo agenciarse tres cintas, un cómic de origen, sino también una serie de televisión… Y nadie más que Keanu podría interpretar al sicario. El hitman viene cosechando éxitos de taquilla y presentando una nueva mitolgía de acción que renovó a la figura de Reeves de cara a la nueva década del 2000 con tres cintas potentes que merece la pena ver.




Imagen de portada: GQ Magazine

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes