Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

¡Paren todo! James Gunn es despedido de Disney y Marvel por tuits sobre pedofilia, homofobia, y violación

20 de julio del 2018
Por Gabriella Botello
Escándalo por una serie de publicaciones que el realizador hizo hace diez años.

Por la boca muere el pez. O, en este caso, por Twitter muere James Gunn. El hasta hoy director de la franquicia Guardians of the Galaxy y y orquestador de una de las piezas cumbres del Universo Cinematográfico, que fue despedido hace solo horas de Marvel y Disney. Vía la arqueología twittera, el diario de derecha The Daily Caller desenterró sendas bromas de mal gusto de la cuenta del pajarito de Gunn -incluyendo pedofilia y violación- y después de mucho sacudón de las áreas más conservadoras del esquema massmediático norteamericano, Gunn habría sido despedido del estudio.


"Las actitudes ofensivas y los dichos descubiertos en el Twitter son indefendibles e inconsistentes con los valores de nuestro estudio, y por eso hemos cortado nuestra relación de negocios con él”; explicó Alan Horn, presidente de Walt Disney Studios en un comunicado oficial que publicó THR y corta los hilos del director de la franquicia de Guardianes de la Galaxia.

Antes de borrar su cuenta, Gunn hizo su descargo vía Twitter con un thread de cinco tweets al hilo. Muchas personas que siguen mi carrera desde que empecé saben que desde un principio, me veía a mi mismo como un provocador, haciendo películas y chistes que eran desmedidos y tabúes. Como he dicho en público varias veces, me desarrollé como persona, así como lo hizo mi trabajo y mi humor”, explicó en su cuenta, agregando que sus días de hacer comentarios escandalosos sólo para shockear “ya terminaron”. “En el pasado, me he disculpado por por mi humor, que a veces lastima gente. Realmente, lo siento y siento cada palabra de mis disculpas”, agregó.


Si bien esto es más bien una explicación que un pedido de disculpas, Gunn sí aclaró que se trataba sencillamente de una broma que no refleja cómo James Gunn -el hombre- vive su vida. Horas más tarde y con un tono muchísimo más apologético, Gunn hizo pública su declaración vía EW en la que toma total responsabilidad por sus desafortunados comentarios y entiende la decisión a la que arribó Disney.


Mis palabras de hace casi una década fueron, en el momento, esfuerzos totalmente fallidos y desafortunados para ser provocativo. Desde hace muchos años me arrepiento de ellos, no solo porque fueron estúpidos, nada graciosos, tremendamente insensibles, y desde luego no tan provocativos como esperaba, sino también porque no reflejan a la persona que soy hoy y que he sido desde hace algún tiempo”, publicó Gunn.


“Independientemente de cuánto tiempo haya transcurrido, entiendo y acepto las decisiones comerciales tomadas hoy. Incluso todos estis años después, asumo toda la responsabilidad por la forma en que me comporté en ese momento. Todo lo que puedo hacer ahora, más allá de ofrecer mi arrepentimiento sincero y sentido, es ser el mejor ser humano que pueda ser: aceptar, comprender, comprometerme con la igualdad y mucho más reflexivo sobre mis declaraciones públicas y mis obligaciones con nuestro discurso público. Para todos los que están dentro de mi industria y más allá, vuelvo a ofrecer mis más sinceras disculpas. Amor a todos ", concluyó. Wow.


SI bien todo lo que dijo es muy bonito y pese a que haya terminado recién de guionar Guardians of the Galaxy 3, es improbable que Disney vuelva a contratarle -lo que definitivamente deja la silla de director vacía para el Universo Cinematográfico de Marvel y la película que debería comenzar a rodar en 2019 (o al menos, así era antes de todo esto)… Y quién sabe qué tanto afectará su trabajo más adelante. Una cosa es segura: en el mundo post Harvey Weinstein y Kevin Spacey, cualquier cosa cuesta caro.

La única pregunta que resta es qué pasará con la caída de uno de los arquitectos clave del UCM en el gran espectro marvelita y qué hacemos con los pedazos que quedan. De momento, gran parte del fandom se solidarizó con el director por pensar desmedida la sanción por cosas que escribió una década atrás... Además, acusaron a la política conservadora de orquestar esta movida por los fuertes y sostenidos comentarios de Gunn, férreo detractor del presidente Donald Trump.

Sin dudas, entendemos que el Gunn de Slither o de Super no es el de la familia feliz de Marvel y entendemos que diez años pueden hacer mucho para cambiar a una persona. A juzgar por Guardians, hasta pueden llegar a comprender la masculinidad, las vinculaciones, y el amor desde lugares no tóxicos. No obstante, los comentarios violentos, desagradables, ofensivos y decididamente discrimintarios siguen ahí. ¿Fue acertada la decisión de Disney? El tiempo dirá.


Imagen de Portada: Vanity Fair.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes