Un concierto de Woody Allen es interrumpido por activistas en contra del abuso sexual [VIDEO]

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 13 de julio del 2017

Y la banda siguió tocando.

Es algo que todos pensamos pero que nadie dice. Las alegaciones de abuso sexual contra Woody Allen son tan actuales hoy como en 1992, cuando se reveló que la encarnación del tropos de neurosis neoyorquina mantenía una relación con su hija adoptiva Soon-Yi Previn, que fue acogida en su relación con Mia Farrow. Las denuncias de abuso infantil su otra hija adoptiva Dylan Farrow avivaron el fuego en 2014 y, pese al silencio de la prensa, dan sustento a las acusaciones. Y aunque los medios no cubran el tema, algunas personas son sencillamente más vocales al respecto.

       

            También lee        

        No estás solo, Joel: 9 directores que se arrepienten de sus películas    
   

Tal es el caso del grupo feminista alemán Femen, que decidió irrumpir ayer en el escenario de los conciertos de Allen en el jazz club Elbphilharmonie de Hamburgo, Alemania. Las activistas, en topless y con escrituras en sus cuerpos que condenan el supuesto abuso infantil del director, corrieron hacia el stage e intentaron leer una carta en la que Dylan Farrow explica cómo el cineasta abusó de ella a los 7 años. Los guardias de seguridad actuaron antes de que pudieran leer la nota, pero el daño ya estaba hecho.


   

En una declaración de prensa de Femen, el grupo defendió las acciones de dos sus miembros y dieron mucho en qué pensar. "Aunque los incidentes ocurrieron hace décadas, Dylan tiene 31 años y aún sufre las consecuencias. Woody Allen no es solo el neurótico y encantador director, actor y músico, sino también un padre que le gusta meterle los dedos a su hija. Queremos recordarle al mundo -y a los fanáticos del jazz- ese hecho", aseguraron las cabecillas de la organización feminista.

Farrow ya había hecho público el supuesto abuso de Woody tres años atrás, condenando a su padre y a la prensa por su silencio… La actitud ciertamente concuerda con la que el director tomó tras la irrupción de Femen: una vez que fueron sumariamente despachadas por el servicio de seguridad, Woody Allen siguió tocando como si nada hubiera pasado.

(Imagen de Portada: Fotomontaje de Fandango con imágenes de Femen France y Star Tribune)