Crítica: 'A todos los chicos de los que me enamoré', el regreso de las comedias románticas

Samantha Cerff · SamanthaCerff

Publicado el 20 de agosto del 2018

El nuevo largometraje de Netflix se basa en la novela homónima de Jenny Han.

Imagina que, con lápiz y papel en mano, decides escribir una carta a cada persona de la que te has enamorado. Nunca serán leídas, es solo una forma de canalizar las emociones. O eso es lo que crees hasta que, por algún motivo, estas cartas llegan a manos de sus destinatarios. Esa es la premisa en la que se basa A todos los chicos de los que me enamoré, la nueva apuesta de Netflix.



Basado en el libro juvenil de Jenny Han, A todos los chicos de los que me enamoré sigue la historia de Lara Jean Song Covey, cuya nula vida amorosa se verá alterada cuando todos los chicos que le gustaron en algún momento descubren lo que sentía por ellos. Para superar lo que siente por la antigua pareja de su hermana, empezará a fingir una relación con Peter Kavinsky, quien también recibió una carta y quiere poner celosa a su ex-enamorada.



Esta es una fórmula que ya conocemos y hemos visto en repetidas ocasiones, pero el film logra hacer resaltar cada elemento con un todo dulce y una ejecución bastante brillante. Meticulosa en los detalles, A todos los chicos de los que me enamoré incluso muestra una paleta de colores que profundiza en la visión del mundo de Lara Jean.

La producción se propone llevarnos de vuelta a la época dorada de las comedias románticas. Incluso inserta referencias, directas y otras mucho más sutiles, a cintas como Sixteen Candles de John Hughes. El largometraje busca representar la esencia de aquellas películas clásicas, con el toque moderno de una relación adolescente actual.



Con respecto al libro como adaptación, es importante señalar que los fans terminarán más que complacidos con el resultado. Esto probablemente se debe a que el proyecto se ha desarrollado de la mano de la creadora, Jenny Han. El film añade una escena que no forma parte de la novela, detalle que ayuda a profundizar en la relación entre Lara Jean y su padre.

Llegamos a conocer la personalidad de la mayor parte de personajes que forman parte de la vida de Lara, ninguno se siente como si solo estuviese de relleno. También es importante señalar la increíble química entre los actores protagónicos, Lana Condor y Noah Centineo como Lara Jean y Peter respectivamente.

A todos los chicos de los que me enamoré tiene un cierre digno de comedia romántica y bien podría quedar con ese final, pero la novela forma parte de una trilogía. Es muy probable que Netflix no tarde en confirmar la segunda parte. Con el resultado de esta adaptación, no podemos esperar a ver una potencial secuela.

(Imagen de portada: Netflix)



Tags: