'The Walking Dead': nuestra reseña al cuarto episodio de la 7ª temporada

Renato Carrasco Urbano · RenatoCarrascoU

Publicado el 14 de noviembre del 2016

Emocional, desesperanzador y lleno de impotencia. Así fue el reecuentro entre Negan, Rick y Daryl en Alexandria en el desolador 7x04 de la exitosa ficción zombie de AMC.

El pasado domingo se estrenó un nuevo episodio de The Walking Dead, titulado Service (Servicio), el cual marcó la llegada de Negan (Jeffrey Dean Morgan) a Alexandria mucho antes de lo previsto. La entrega estuvo llena de momentos realmente fuertes y difíciles de digerir, principalmente porque fuimos testigos de cómo Rick y su comunidad eran despojados de casi todo sin poder tratar o llegar a una especie de acuerdo con los Salvadores, quienes mantuvieron una actitud hostil, opresora y temeraria durante toda su visita.

Desde los primeros minutos de Service podemos ver a Rick (Andrew Lincoln) sumamente frustrado y con más temor del que podríamos imaginar; no obstante, este miedo no es por cobardía, sino que no quiere perder a otro de sus seres queridos de la misma forma en que murieron Abraham y Glenn. Durante todo el episodio notamos que Grimes aún se siente culpable por lo sucedido y, como no podría ser de otra forma, Negan no se lo hace nada fácil, recordándole a cada instante el destino que podrían sufrir los habitantes de Alexandria si cualquiera de ellos intenta desobedecer sus reglas.

La relación entre Rick y Michonne se mantiene tensa durante todo el 6x04. El personaje de Danai Gurira aún no pierde las esperanzas de que en algún momento puedan hacerle frente a los Salvadores, mostrándose reacia a la idea de tener que entregarle todo por lo que han luchado a un asesino despiadado. Finalmente, tras una conversación en privado con su actual pareja, Michonne promete intentar acostumbrarse a esta nueva vida, pero no porque realmente este sea su deseo, sino porque piensa de la misma forma que Rick: oponerse a Negan es causar la muerte de otro integrante de su denominada familia.

Otra que no tiene pensado soportar las tiranías del dueño de Lucille es Rosita, quien a pesar de obedecer las órdenes de Dwight al comienzo de la emisión, sus ganas de acabar con los mercenarios se mantienen intactas y son tan grandes que podrían poner en peligro al grupo en una próxima entrega del programa. Spencer, por su lado, si bien no tiene la misma energía que Michonne o Rosita tampoco parece estar decidido a vivir bajo las condiciones de los villanos, por lo que decide marcar distancia con algunos de los protagonistas, especialmente con Rick.

A lo largo de la trasmisión, pudimos sentir toda la impotencia de los Alexandrinos, quienes aún creen que Grimes puede hacer algo para revertir el problema, sin embargo, el protagonista les deja bien en claro que el nuevo hombre al mando es Negan y no hay nada que puedan hacer para cambiar esa situación.

Por otro lado, se percibe un cierto resentimiento de Daryl hacia Rick, quienes solo intercambiaron miradas sin mencionar palabra alguna. Recordemos que el personaje de Norman Reedus no piensa rendirle culto a Negan y mucho menos obedecer sus normas, por lo que ver a Rick siendo tan sumiso y obediente hace que sienta cierto rechazo hacia él, aunque en el fondo sabe muy bien por qué lo hace y parece entender sus motivaciones.

Finalmente, llegamos al plato fuerte de la entrega: Negan. Jeffrey Dean Morgan vuelve a hacer gala de una impecable interpretación, caracterizando a un personaje tan desalmado como carismático. Un bufón de armas tomar que tortura a sus víctimas no solo de forma física, sino que destruye su interior, volviéndolas más frágiles y fáciles de someter.

Un punto a destacar es la intervención de Carl Grimes dentro de Service (7x04). En los cómics el líder de los Salvadores llega a “encariñarse” de cierta manera con el muchacho, sentimiento que no parece ser unidireccional, sino más bien recíproco, principalmente por el carácter tan temperamental del personaje de Chandler Riggs y las ganas de Negan de moldear a nuevos cabecillas para que se unan a su sangrienta cruzada.

Para finalizar, nuevamente se nos hace difícil tener que soportar esta larga espera de saber qué está sucediendo con otros personajes. ¿Dónde están Maggie y Sasha?, ¿qué está pasando en Hilltop?, ¿cómo van las cosas en el Reino? y ¿dónde diablos se ha metido Jesus? Esperamos tener respuestas en la próxima edición.

(Foto de portada: AMC)

Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
1 mes antes
Análisis
Expediente Fandango
1 mes antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
3 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
3 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
3 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
2 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
2 meses antes