The Creepy Zone: los 6 films de terror más 'malditos' de la historia del cine

María Paula Ríos · _Live_in_Peace

Publicado el 2 de marzo del 2017

Rodajes maldecidos, muertes accidentales, crímenes… descubre en esta nota las películas de horror que sufrieron sucesos fatales antes, durante y después de su filmación.

A lo largo de la historia del cine han existido muchas cintas que hoy en día son catalogadas como "malditas". Films de terror cuyos rodajes se tuvieron que demorar o suspender debido a trágicos y extraños sucesos que padecieron sus protagonistas. ¿Simple casualidad o hubo alguna relación oculta y oscura? Nunca lo sabremos, pero independientemente de ello los hechos acontecieron.

A continuación te mostramos seis películas a las que les sucedieron los más tenebrosos incidentes durante y después de su realización. Muertes, desgracias inexplicables, hasta asesinatos… historias que se convirtieron en leyendas debido a que un sombrío designio las selló con sangre hasta la eternidad.



POLTERGEIST

Este es un film maldito por excelencia. A lo largo de su trilogía fallecieron cuatro personas: Dominique Dunne, quien protagonizaba a la hermana mayor de la protagonista, murió estrangulada por su novio a los 22 años. Julian Beck falleció durante el rodaje de la segunda parte, de cáncer de estómago; el médico indio interpretado por Will Sampson pereció por complicaciones en una operación y Heather O’Rourke, la protagonista, murió de un shock séptico a los 12 años al finalizar la tercera entrega de la saga. Su madre aseguró haberla visto por una ventana, en la sala de espera del hospital, diciéndole: “No volveré”. Las teorías apuntan que el haber grabado en tumbas reales generó esta maldición.

(Gif: Amblin)

PRESENCIAS DEL MÁS ALLÁ

Aunque la historia del detrás de escena de este film no tuvo mucha trascendencia pública, se dice que la cinta fue rodada en un hotel embrujado (de lo cual justamente trata la película) donde ocurrieron un sin número de sucesos paranormales. Según cuentan sus actores las puertas se cerraban solas, los televisores se prendían intermitentemente al igual que las luces. Parece que no tuvieron que fingir mucho para entra en clima.

(Gif: Glass Eye Pix)

EL EXORCISTA

En la película de horror por excelencia, hubo una larga lista de muertes entre los miembros del equipo artístico y técnico. Murieron los actores Jack Macgowran y Vasiliki Maliaros, un especialista en efectos especiales y un cuidador nocturno del rodaje. Cuando estaba todo listo se incendiaron los decorados y se tuvo que posponer un mes y medio el rodaje. Al regresar, el empleado que estaba reconstruyendo las zonas quemadas perdió un dedo. Ellen Burstyn, quien hacía de la madre Linda Blair, terminó con la espalda dañada en la secuencia en que su hija la lanza de la cama, a su vez que Linda sufrió una lesión en su cuerpo cuando se rompió el arnés que la sujetaba al levitar.

Pero la cosa no termina aquí: el hijo de la actriz que ponía la voz a la niña poseída, asesinó a toda su familia en 1987 y posteriormente se suicidó. Y la actriz de la versión teatral del film, Mary Ure, apareció muerta en un hotel sobre su cama con los brazos cortados y en posición en cruz. Todo ocurrió la noche posterior al estreno, que fue todo un éxito, por cierto. Escalofriante.

(Gif: Warner)

LA DIMENSIÓN DESCONOCIDA

En 1983, durante la filmación de una secuencia de esta película, se produjo un fatal accidente cuando un helicóptero que volaba a sólo ocho metros de altura fue impactado por una explosión de pirotecnia. El resultado fue de tres lamentables muertes: la del actor Vic Morrow, que lo decapitó una hélice y la de los pequeños intérpretes Myca Dinh Le y Renee Shin-Yi Chen, de 7 y 6 años, que fallecieron aplastados. Una terrible tragedia.

(Gif: Warner)

EL BEBÉ DE ROSEMARY

Las desgracias en esta película comenzaron cuando el compositor Krzystof Komeda falleció por un coágulo cerebral en pleno rodaje. Pero la mayor y más macabra fatalidad llegó apenas finalizado el film. En Los Ángeles, la actriz Sharon Tate, mujer de Roman Polanski, fue asesinada por miembros de una secta satánica que seguían las doctrinas de Charles Manson. Junto a Tate, quien estaba embarazada de 8 meses, murieron cuatro personas más. Se atribuye la maldición al edificio Dakota, locación principal del film y lugar en el que años más tarde sería asesinado el mismísimo John Lennon.

(Gif: William Castle)

TERROR EN AMITYVILLE

Los incidentes en la cinta que se basó en el caso real de Amityville fueron varios: para empezar, antes del rodaje, los técnicos encontraron un cadáver en una de las locaciones. Se trataba de un pescador que murió ahogado y que la corriente había arrastrado hasta el lugar. Durante la filmación, la víctima de fenómenos paranormales fue el mismo Ryan Reynolds, quien se despertaba todas las noches a las tres de la mañana, hora en la que ocurrió el verdadero asesinato en la casa de la familia protagonista. ¡De temer!

(Gif: Radar Films)

(Foto de portada: Amblin)

Tags: