Sue Lyon, la 'Lolita' de Stanley Kubrick, falleció a los 73 años

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 30 de diciembre del 2019

La "luz de mi vida, fuego de mis entrañas" murió en su casa en Los Ángeles el pasado jueves.

Sue Lyon es Lolita y Lolita es Sue Lyon. La “nínfula” de Stanley Kubrick se ganó la fama (e infamia) mundial como la one and only Dolores Haze en la polémica cinta de 1962 y, desde entonces, quedó ligada al escándalo. Más de 57 años después, la actriz sigue siendo reconocida por el rol la consagró a sus 14 años -el más resonante de su carrera- y por eso, también podemos decir que Lolita ya no está entre nosotros. Sue Lyon falleció el jueves por la noche a los 73 años, en Los Ángeles, dejando una de las interpretaciones más icónicas del cine como legado artístico.


Lolita, obra cumbre de Vladimir Nabokov, es una de las novelas más polémicas de la literatura moderna: la pasión de Humbert Humbert, profesor de literatura francesa, por Dolores Haze, una niña de doce años cuando arranca el libro y diecisiete cuando termina, escandalizó a la audiencia a tiempo de su publicación en 1955. La polémica se agudizó en 1962 con el estreno de la cinta de Stanley Kubrick, que presentó a Lyon -entonces de 14 años- como la seductora adolescente lado a lado con James Mason (entonces de 53 años) y Shelley Winters.


Lyon fue elegida entre más de 800 actrices y hasta el propio Nabokov la tachó de “la ninfa perfecta” para el rol. La actuación le valió el Globo de Oro a Mejor Actriz Revelación pero irónicamente, Sue jamás pudo asistir al estreno de su cinta en Nueva York por ser menor de edad.


El éxito de Lolita fue el principio, pero tristemente también una especie de maldición para la actriz. Pese a convertirse en celebridad por el rol, jamás pudo sacudirse el tropos de joven devoradora de hombres maduros. No obstante, participó de varios proyectos resonantes.


Crédito: Getty Images

Crédito: Getty Images

Sue actuó en La noche de la iguana, de John Huston, junto a Richard Burton, Ava Gardner y Deborah Kerr. También protagonizó Siete mujeres, último largometraje del mítico John Ford, y la cinta de poca monta Tony Rome junto a Frank Sinatra. Su parate definitivo de la actuación llegó en 1980 después de estelarizar varios shows televisivos durante los ‘70 y culminar la década con Alligator: la bestia bajo el asfalto.

Crédito: Getty Images

Crédito: Getty Images


Lyon, diagnosticada con depresión, llevó una agitada vida privada y llegó a casarse cinco veces, incluyendo a Gary Cotton Adamson, condenado por robo y asesinato, y al que había conocido tras visitar a un amigo en la cárcel con quien contrajo nupcias en la misma penitenciaría. De hecho, su primer matrimonio fue con Hampton Fancher, guionista de Blade Runner, en 1964, cuando sólo tenía 18 años. Además, sufrió una mala racha personal con la muerte de su hermano mayor y con un accidente de tráfico que produjo que estuviese dos años en una silla de ruedas.

Su paso de este plano es una gran oportunidad para pensar en el encasillamiento de roles y el sensacional morbo de la industria cinematográfica. Adiós, Sue.


Imagen de portada: Fotomontaje de Fandngo con imágenes de Getty Images.

Tags: