La amenaza rusa que aterra en 'Stranger Things 3'

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 19 de junio del 2019

Y no: pese a lo que todos podamos querer, no es Chernobyl.

Sabemos que estamos sólo ligeramente monotemáticos con Chernobyl, la serie que vino a ocupar el trono que dejó vacante Game of Thrones, se ungió como emperadora del primetime televisivo y se coronó mejor serie de la historia… La explosión del reactor nuclear soviético en la Ucrania de los ‘80 se convirtió en un trending topic instantáneo y casi que todo (desde las teorías conspirativas hasta la peluquería canina) empezó a relacionarse con la catástrofe atómica.


Es por eso que cuando se empezó a rumorear que Stranger Things, el caballito de batalla retro-sobrenatural de Netflix, iba a tener una complicación soviética como parte de la trama, todos asumieron que sería consecuencia de la explosión nuclear. Y tenía sentido. Es que claro: no sólo de Demogorgons y de conspiraciones gubernamentales vive una serie furor y, siendo que estamos en plena década del ‘80, era sólo cuestión de tiempo de que la narrativa URRS en general y la explosión de Chernobyl en particular se colara dentro del hitazo superpoderoso… Sobre todo, teniendo en cuenta que sendas producciones han reimaginado en clave aterradora que las terribles consecuencias de las irradiaciones también podían incluir el desarrollo de algún tipo de superpoder (estilo El Hombre Radioactivo, por poner un ejemplo).


Pero no: la amenaza rusa no tiene nada que ver con el desastre nuclear de Chernobyl… Principalmente porque la tercera temporada de Stranger Things está ambientada en el verano de 1985, un coming of age bien tierno que toma el convertirse en adolescente como punto de partida para seguir desarrollando la consabida trama sobrenatural que popularizó la serie, con todo y sus monstruos. Y ese verano de Hawkins está bien, bien lejos de los eventos ucranianos: la fusión nuclear de Chernobyl fue en abril de 1986, así que no hay probabilidades de que eso ocurra.


Lo que sí ocurrió en 1985 fue una espectacular tensión internacional en el plano de la Guerra Fría, con las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética al borde de la destrucción mutua asegurada, y la amenaza nuclear dramatizando el escenario de fondo. Como ya sabemos, hay personajes rusos acreditados en ciertos episodios de Stranger Things, especialmente en la temporada 3, episodio 2, "Las ratas del centro comercial", así que sería extraño que en ese escenario las cosas estén completamente armónicas.

¿Y cuál es entonces la amenaza rusa? En el mejor de los escenarios, los rusos llegan a Hawkins para trabajar juntos y desarrollar algún tipo de arma con la experiencia compartida para derrotar a los terribles monstruos interdimensionales. Y todos felices y contentos. Otra variable posible es que no sean amigables y los rusos hayan decidido arribar a Estados Unidos para robar a Eleven y usar sus poderes psíquicos (increíblemente útiles en términos de espionaje) para ganar la Guerra Fría.


Imagen de portada: Fotomontaje de Fandango con imágenes de Shuterstock y netflix.

Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
1 mes antes
Análisis
Expediente Fandango
2 meses antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
3 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
3 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
3 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
2 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
2 meses antes