Shock to the Sytem: ¡Billy Idol fue la primera elección para el T-1000 en la saga Terminator!

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 18 de agosto del 2017

Pero el músico quedó 'dancing with himself' al final.

Trivia del día: ¿hay algo que pueda mejorar la magia excelsa de la épica Terminator 2? Pues, solo un great day para una white wedding... Entre BIlly Idol, el prototipo punk de la magia musical de los 80's, y el androide asesino de James Cameron, el director de los mundos imaginarios. Y eso casi ocurre. El Rey del Punk Platinado estuvo a un riff de distancia de ser el némesis del T-800. Y lo único que pudo detenerlo fue una motocicleta en movimiento.

Si bien, finalmente la participación de la flesh de Idol fue cambiada por la fantasy de Robert Patrick en el mercúreo cuerpo policial del T-1000, el dato es verdaderamente increíble y nos hace analizar un millón de variables a la vez. Seamos justos: el androide asesino de Patrick es el material con el que se escriben las leyendas cinematográficas y destronarlo es prácticamente imposible. Después de todo, la mirada penetrante e inamovible y su habilidad para persecuciones a pie contra motocicletas mientras respira solo por su nariz (dando la impresión de que, como un robot, no necesitaba aire para sobrevivir) hicieron del Aniquilador de la Resitencia uno de los personajes más creíbles de la ciencia ficción... Pero lo cierto es que no fue la primera elección para el papel.


O así lo reveló el mismísimo Robert Patrick en una entrevista que le hizo THR a raíz del relanzamiento en 3D de Terminator 2: Judgment Day. Lo único que hizo que Idol no pudiera cumplir con el compromiso y que hizo que efectivamente Patrick tuviera el papel fue que el músico se lesionó la pierna en un accidente en motocicleta. ¿Quizá haciendo algo así?


"Billy Idol iba a interpretar al T-1000, según entendí. Puedo decirte que vi su imagen cuando fui a lo de Stan Winston después de haber conseguido el papel. Desafortunadamente, tuvo un accidente en motocicleta que arruinó su pierna, lo que físicamente no podía cumplir con lo que el papel demandaba. Mi agente me vendió a la directora de Terminator 2, Mali Finn, como una cruza entre David Bowie y James Dean. Así que intenté crear una presencia intensa mientras me senté con Mali. Tenía esta mirada intesa, lo que a ella le gustó", explicó en la entrevista.

Después de haber conseguido el papel, Patrick empezó a entrenar cuatro veces por día para verse físicamente opuesto al T-800 de Arnold Schwarzenegger, que ya se había afirmado como el hombre más musculoso del mundo. Desde entonces, su modelo de T-1000 se convirtió en el modelo para vitualmente todos las versiones de Terminator. Solo cabría imaginar cómo hubiese sido si Billy Idol lo hubiese protagonizado en su lugar.

(Imagen de Portada: Fotomontaje de Fandango con Universal y EMI)