Samuel L. Jackson polémico: mira lo que dijo sobre los actores negros británicos

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 9 de marzo del 2017

El perro de menos pulgas del cine negro vuelve a la polémica con sus dichos acerca de las contrataciones de actores ingleses de color por encima de los afroamericanos. Leelo todo aquí.

¡I double dare you, Samuel L. Jackson! Es feroz, es polémico y es el Jules Winnfield más hostil de la tierra: el actor afroamericano de nuestras fantasías de acción no tuvo jamás pelos en la lengua. Y, de veterano, los tiene menos. En una entrevista promocional de Kong: La Isla Calavera en una radio neoyorkina, fue preguntado sobre la elección del británico Daniel Kaluuya para la sátira de horror Get Out, acerca de un afroamericano víctima de racismo. Y Samuel cuestionó la nacionalidad del actor... ¡Qué bochorno!

"Hay muchos británicos negros en este tipo de películas. Y debo inclinarme a decir que esa película debería haber elegido a un hermano americano que realmente sintiera aquello. (...) Daniel creció en un país donde la convivencia interracial lleva siglos. ¿Qué tal haría ese papel un hermano de EE.UU.? Algunas cosas son universales, pero no todas", sustuvo Jackson cuyas declaraciones generaron una enorme controversia.

(Imagen: LucasFilms)

El actor no solo arremetió contra Daniel Kaluuya, sino que también recordó al británico David Oyelowo, que interpretó a Martin Luther King Jr. en Selma."Hay varios hermanos estadounidenses que podrían haber estado en esa película y habrían mostrado un punto diferente sobre la forma de pensar de King".

Para Jackson, la preferencia hacia los actores británicos negros se solventa en motivos económicos. "Son más baratos que nosotros por una razón. Ellos no cuestan tanto. Y los que eligen creen que están mejor preparados porque están labrados al viejo estilo", afirmó el actor.

(Imagen: New Line)

La polémica, por supuesto, no se hizo esperar y Twitter se inundó de comentarios. Otros, como John Boyega, que saltó a la fama en Star Wars: el Despertar de la Fuerza, sintió que el debate era innecesario...


(Imagen de portada: Warner Bros.)