Rose McGowan sobre Asia Argento: “Mi corazón está roto”

Cristhian Manzanares · manzarock

Publicado el 20 de agosto del 2018

“Ninguno de nosotros sabe la verdad de la situación”, declaró la actriz en Twitter

Momentos difíciles para el movimiento #MeToo ahora que ha salido a la luz pública información propagada por el New York Times el día domingo en que da cuenta que la directora y actriz Asia Argento, una de las activistas más notorias de este movimiento, llegó a un acuerdo legal de $380,000 dólares con el actor y músico Jimmy Bennett para evitar ser denunciada por el abuso sexual que este sufrió por parte de ella en un hotel cuando él tenía 17 años.




Tras conocerse esta noticia, otra de las representantes más prominentes del movimiento feminista, Rose McGowan no pudo ocultar su total decepción, y ha marcado distancias con Argento. Ambas se hicieron notar tras confesar haber sido víctimas de violación por parte de Harvey Weinstein, quien está acusado criminalmente por estos incidentes. Pero tras lo que se hizo conocer sobre la hija del director italiano Dario Argento, el ambiente es distinto.



Llegué a conocer a Asia Argento hace 10 meses. Nuestra comunidad es el dolor compartido de haber sido atacados por Harvey Weinstein. Mi corazón está roto. Seguiré mi trabajo en nombre de las víctimas en todas partes”.



Ninguno de nosotros sabe la verdad de la situación y estoy segura que más será revelado. Sean gentiles”.

Por su parte, Rosanna Arquette, otra actriz y activista, y también víctima de Weinstein, publicó un tuit en el que muestra cierta desconfianza sobre el tema:



Conozco a muchas, muchas sobrevivientes de violación y de su trauma que actúan sexualmente. Las heridas que llevan son profundas. Rezo por ellas. El momento de esta historia es sospechoso. Asia todavía ha sido violada por Harvey Weinstein”.

De otro lado, la periodista Jodi Kantor, ganadora de un Pulitzer por destapar el caso Weinstein junto a Meghan Twohey para el NYT, ha afirmado que hasta el momento Asia Argento “se ha negado a comentar estos alegatos”, y aún espera por sus declaraciones. “La gente querrá saber que tiene que decir y cómo lo encaja con sus otras declaraciones sobre el movimiento #MeToo”, afirmó en un tuit la periodista:



¿Esto disminuye para algo los esfuerzos de Time’s Up, #MeToo y todo el movimiento feminista? Creemos que no debería. Quién sufre el golpe sería la Argento, cuyos actos no invalidan su propia denuncia contra Weinstein ni la propia violencia que ella tuvo que sufrir de parte de este sujeto ni de quienes la condenaron –incluyendo algunos medios– por tener el valor de hacerlo. Además, no olvidemos que en vez de celebrar que una feminista haya “caído”, lo lamentable aquí es que hubo una persona que sufrió un abuso sexual. Esto debería servir para seguir denunciando casos, en vez de insistir en querer disminuir o traerse abajo a estos movimientos.

(Imagen de portada: AP)