Robert Pattinson no nos deja olvidar lo "rara" y "desagradable" que es la saga 'Crepúsculo'

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 12 de marzo del 2020

Y francamente tiene razón.

Hacemos mea culpa: hemos sido un poco injustos con Robert Pattinson . En nuestra defensa, teníamos un motivo… O mejor dicho, un arsenal de glitter de motivos. Después de verle interpretar a Edward Cullen -AKA: El Vampiro que Drácula Debería Haber Desheredado Con Suficiente Brillantina como para Tener Título Honorario de Unicornio- en la franquicia teen Twilight, podíamos asegurar a quien quisiera escucharnos que estábamos ante el peor actor de la historia. Y, francamente, hasta el propio Pattinson pensaba eso.


"Incluso antes de Twilight, estaba haciendo cosas raras. Y para ser honesto, siempre pensé que Twilight era bastante rara. Es realmente el tipo de marketing que lo hizo mainstream. Si miras cualquier entrevista que hice, estaría poniendo al frente el hecho de que masticaba y cualquier elemento que pueda convertir en asqueroso, como si lo empujara y empujara y lo empujara al frente. Pero sabes que no puedes competir cuandro eres chico contra todo el departamento de marketing diciendo: ‘Es una odisea romántica, es bonito.' Es como, 'No, es asqueroso [risas]' ", explicó Robert recientemente a Indiewire.



Convengamos: el acto de comer placenta fue sin duda una de las cosas extrañas que tuvieron lugar durante la saga Crepúsculo, pero estaba lejos de ser lo más extraño. Realmente es un concurso entre el adulto Jacob imprimiéndose en la hija de Edward y Bella, Renesmee, y finalmente terminando con la versión adulta de ella incluso después de estar enamorada de su madre; y que Bella termina quedando embarazada del vampiro muerto vivo que es Edward Cullen.

Así que sí: Crepúsculo de rara y desagradable (tan rara y desagradable como un vampiro que brilla a la luz del día que pasando los 100 años sigue yendo al secundario y se enamora de una chica de 17 años)... Y también fue la cinta que eyectó a Robert al estrellato.


Es por eso que cuando el populacho de Internet se enteró de que Edward Cullen interpretaría al amado Bruce Wayne en The Batman estalló en ira. Vale aclarar que los fanáticos de DC habían atravesado una histeria masiva a raíz de los fracasos de Batman vs. Superman, La Liga de la Justicia y Suicide Squad primero; y la súbita salida de Ben Affleck del papel y del sillón de director después. Pero con el paso del tiempo y la llegada de las primeras imágenes que muestran la visión del director Matt Reeves, pues dejamos de lado de escepticismo y estamos seguros que esos dos murciélagos no tienen nada de nada en común.

De ahí que nos entusiasme (y mucho) que la estrella emergente de Pattinson (que está claramente comprometido a separarse de sus días de Crepúsculo con todos los proyectos indie y de cine arte que se le presenten) ocupe el protagónico que le de a nuestro Bati-amigo una expectativa de vida de sendas secuelas. ¿A ustedes qué les parece?



Imagen de portada: Summit Films.

Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
1 mes antes
Análisis
Expediente Fandango
1 mes antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
3 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
3 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
3 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
2 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
2 meses antes