5 películas para recordar por siempre a Bernardo Bertolucci

Lorena Carbajal

Publicado el 26 de noviembre del 2018

El maestro del cine italiano murió a los 77 años.

Bernardo Bertolucci, el prolífico director, guionista y poeta, falleció hoy a los 77 años de edad. Considerado como el último gran maestro del cine italiano, Bertolucci dejó como legado más de una quincena de títulos. Además de su vasto trabajo como cineasta, Bertolucci escribió el guion de ‘Hasta que llegó su hora’ (1968), film dirigido por Sergio Leone y acaso el mejor spaghetti western de la historia.

Bertolucci, nacido en Parma y proveniente de una familia de reconocidos artistas, fue introducido al mundo del cine por nada menos que el magnífico Pier Paolo Pasolini e inició su carrera como ayudante de producción en la película ‘Accattone’ (1961). Se dedicó más de cuatro décadas al séptimo arte y siempre se autoproclamó como un "polemista" pues, sin lugar a dudas, su carrera no estuvo ajena a la controversia.

Como homenaje, aquí te presentamos un repaso por sus cinco películas más interesantes.

EL CONFORMISTA (1970)

Una de las obras maestras de Bertolucci contaba la historia de Marcello Clerici, un joven que se une a un partido fascista, marcado por un hecho de violencia en su adolescencia. Clerici, a punto de casarse con su novia, está dispuesto a combinar su luna de miel en París con un atentado a un exiliado político italiano que había sido profesor suyo. Estrenada en los albores de la posguerra, ‘El conformista’ describe de forma precisa la culpa de una país incapaz de reponerse a sus miserias y fascismos.


EL ÚLTIMO EMPERADOR (1987)

Se llevó todos los Premios Oscar a los que estuvo nominada, sumando nueve en total. ‘El último emperador’ relata la historia de Puyi, el último representante de la dinastía manchú en China que ascendió al trono con tan solo dos años de edad. La película narra su forma de vida y costumbres hasta que su mandato imperialista finalizó. La fotografía y puesta en escena son impecables, pero ‘El último emperador’ no brilla solo por los aspectos técnicos. El guion nos introduce a una historia tan real que asusta. La visión occidental que Bertolucci le imprime al film logró que interioricemos las atrocidades perpetradas por los japoneses en territorio chino.


EL ÚLTIMO TANGO EN PARÍS (1972)

‘El último tango en París’ es la película más brillante, pero a la vez más polémica de su carrera. Protagonizada por Marlon Brando y la joven Maria Schneider, este drama relataba la tormentosa relación entre un hombre de 45 años y una actriz amateur de 20 que se encuentran furtivamente en un departamento en París. Aunque la historia es perturbadoramente maravillosa, el film fue rechazado incluso por el propio Brando debido a que se incurrió en una escena sexual no consensuada. La violencia sexual explícita provocó varios niveles de censura gubernamental en diferentes partes del mundo.

1900 (1976)

Con 317 minutos de duración, esta epopeya protagonizada por Robert De Niro y Gérard Depardieu, ‘1900’ fue la confirmación absoluta de la transversalidad de Bertolucci. Este potente drama que hace un recorrido político y social de la Italia del siglo pasado, sigue a dos jóvenes, uno hijo de un hacendado y el de un bracero que pese a ser inseparables de chicos, se convertirán en enemigos mortales debido a sus diferentes actitudes frente al fascismo y comunismo.


SOÑADORES (2003)

El último gran estreno de Bertolucci se situó en el mayo francés de 1968, donde en plena revolución universitaria, Isabelle (Eva Green) y su hermano Theo (Louis Garrel), invitan a su apartamento a Matthew (Michael Pitt), un joven estudiante estadounidense al que han conocido en un cine. Una vez en casa, establecen unas reglas para conocerse mutuamente, explorando emociones y erotismo a través de una serie de juegos extremadamente arriesgados.


(Imagen de portada: Archivo)