Óscar 2020: ¡Y la ganadora de la noche fue ‘Parasite’!

Mauricio Quijano Kandia · maoquijano

Publicado el 10 de febrero del 2020

La película de Bong Joon-ho obtuvo cuatro estatuillas.

La pasada entrega de los Óscar resultó más sorprendente de lo esperado. Aunque la mayoría de categorías fueron ganadas por candidatos que dominaron la temporada de premios, la cinta surcoreana ‘Parasite’ fue la gran estrella de la noche.



La inolvidable noche de Bong Joon-ho inició cuando su película obtuvo el premio a “Mejor guion original”, superando a grandes producciones como ‘1917’, ‘Había una vez en Hollywood’, ‘Entre navajas y secretos’ e ‘Historia de un matrimonio’. Al momento de subir al escenario, el cineasta asiático, coescritor del guion junto a Jin Won Han, recibió la estatuilla de manos de Keanu Reeves y dedicó su triunfo a los colegas de su país: “Así como en Estados Unidos existe Hollywood, en Corea tenemos a Chungmuro. Me gustaría compartir este honor con todos los guionistas y cineastas de Chungmuro. Gracias, Academia”.



La gala de Hollywood continuó y minutos más tarde llegó el premio en el que ‘Parasite’ era el seguro ganador: “Mejor película internacional”. Este año la categoría cambió de nombre (antes llamada “Mejor película extranjera”) y Bong Joon-ho en su discurso describió el orgullo que sentía al ganar el primer galardón bajo este nuevo título: “La categoría tiene un nombre nuevo esta noche. Estoy muy feliz de ser el primer ganador bajo este cambio. Aplaudo y apoyo la nueva dirección que simboliza este cambio”.

‘Parasite’ superó a la cinta español ‘Dolor y Gloria’ de Pedro Almodóvar, la macedonia ‘Honeyland’, la francesa ‘Los miserables’ y la polaca ‘Corpus Christi’.



Hasta ese momento, se podría decir que ‘Parasite’ había cumplido con lo esperado y su director ya podía dedicarse a pensar en la celebración que le esperaba, pero como en todo buen espectáculo lo mejor estaba por venir. Llegó el momento de elegir al mejor director del año y Bong Joon-ho competía contra pesos pesados de la industria: Martin Scorsese por 'El Irlandés', Sam Mendes por '1917', Quentin Tarantino por 'Había una vez en Hollywood' y Todd Phillips por 'Guasón'.

El cineasta estadounidense Spike Lee fue el encargado de anunciar el ganador. El público en el Teatro Dolby estalló en aplausos y Bong Joon-ho tuvo que subir por tercera vez al escenario, acompañado de su traductora Sharon Choi.

El cineasta surcoreano completamente sorprendido por ganarles a verdaderos monstruos del cine les dedicó el galardón con unas emotivas palabras: Gracias, luego de ganar película internacional pensé que ya era todo por el día y estaba listo para relajarme. Cuando era joven y estudiaba cine escuche una frase que caló en mi corazón, ‘lo más personal es lo más creativo’. Esa cita viene de nuestro gran Martin Scorsese. Cuando era joven estudiaba las películas de Martin Scorsese, solo estar nominado era un gran honor. No pensaba ganar. Cuando la gente de Estados Unidos no era familiar con mis películas, Quentin siempre las mencionaba en sus listas. ¡Él está aquí, muchas gracias! Tod y Sam, excelentes directores que admiro. Si la Academia lo permitiera me gustaría coger una sierra y partir este trofeo para dárselo a cada uno”.



Y llegó el momento más esperado, era hora de elegir la mejor película del año entre nueve fuertes candidatas. Los pronósticos ubicaban a ‘1917’ de Sam Mendes (luego de imponerse en los Globo de oro y los BAFTA), ‘El irlandés' (que terminó yéndose en blanco) y ‘Había una vez en Hollywood’ como las preferidas, pero de nuevo se escuchó el nombre de ‘Parasite’ en la noche de Los Ángeles. Jane Fonda fue la encargada entregar el premio y esta vez Bong Joon-ho subió acompañado de su equipo de producción y del elenco de la película, en medio de gritos y aplausos del auditorio.

Miki Lee, productora ejecutiva de la película, fue la primera en tomar el micrófono: Realmente me gustaría agradecer al director Bong. Gracias por ser tú. Me encanta su sonrisa, su cabello loco, la forma en que camina, habla y especialmente la manera en la que dirige. Lo que realmente me gusta es su sentido del humor, y el hecho que es capaz de reírse de sí mismo. Me gustaría agradecer a todos los que están apoyando a ‘Parasite’, quienes trabajaron, amaron esta película. Mi hermano, que siempre estuvo apoyándonos a construir este sueño, aun cuando parecía algo imposible”.

El momento curioso ocurrió cuando las luces y los micrófonos se apagaron, y los asistentes a la ceremonia gritaron para impedirlo. Fue la oportunidad para Kwak Sin-ae, coproductora de la ‘Parasite’, finalizara la intervención con un agradecimiento: “Agradezco a nuestra audiencia coreana, a los que van al cine y siempre apoyan nuestras películas, quienes nunca dudan en darnos sus opiniones directas sobre las cintas que hacemos. Eso hace que no seamos complacientes y sigamos empujando a nuestros directores, sigamos empujando los moldes. Sin ustedes, nuestra audiencia coreana, no estaríamos aquí. Muchas gracias”.



Así concluyó la gala de este domingo, que tal vez no pasará a la historia como una de las más entretenidas, pero lo logrado por Bong Joon-ho y su película, rompiendo una tradición de 92 años en los premios de la Academia, hará que esta noche sea recordada durante muchos años.

(Imagen de portada: Deadline)



Tags: