Estas son las mejores películas de Michael B. Jordan

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 25 de febrero del 2020

Con el estreno de 'Buscando Justicia', te contamos por qué el nuevo niño bonito de la industria es uno de los actores más codiciados.

Bueno, ya vamos a decirlo sin vueltas: amamos a Michael B. Jordan. De verdad, creemos que podría ser nuestro mejor amigo nerd, algo que definitivamente se traduce a la hora de entregar todo lo que está en nuestros bolsillos para verle en el cine. Es tal nuestra pasión jordiana que queremos que esté por siempre y para siempre con nosotros… Algo que bien podría volverse realidad, siendo que es claramente una de las nuevas estrellas de la industria que pisan fuerte en todo tipo de producciones.


Buscando Justicia, será la última, pero todo parecería apuntar a que Michael B. Jordan, en el sexy cuerpo luchador de Creed en la franquicia boxeadora homónima, en la brillante Fahrenheit 451 de HBO, y como el radicalísimo némesis de Killmonger en Black Panther, es el nuevo niño bonito de Hollywood. Amén de capitanear la lista de villanos épicos del Universo Cinematográfico de Marvel, el bueno de Mike y su corazoncito geek demostraron un enorme rango creativo. Y nos encanta.


Por eso, en Fandango recopilamos nuestras cintas preferidas del actor del momento. ¿Estás listo? ¡Aquí vamos!

BUSCANDO JUSTICIA

En un papel que parece hecho a medida y con el que podría tranquilamente competir para el Premio Dorado, Jordan deslumbra como el joven abogado Bryan Stevenson. La cinta muestra cómo creó la organización sin ánimo de lucro Equal Justice Initiative, que lucha en nombre de los prisioneros condenados a muerte y atrapados en el sistema de justicia penal.


Uno de sus primeros casos (y seguramente el más importante) fue el de Walter McMillian (el titán de Jamie Foxx) que en 1987 fue sentenciado injustamente a muerte por el asesinato de una joven 18 años. Así que Jordan llena el cartón: ¿historia real dramática? Check. ¿Enormes actuaciones? Check. ¿Un caso que sigue siendo de relevancia social al día de hoy? Triple check. No sé tú, pero nosotros olemos un Oscar por aquí.

BLACK PANTHER

Nombre de civil: Eric Killmonger. Apodo de guerra: N'Jadaka. El maloso que vivirá bajo la piel y la montaña de músculos de Jordan lo puso en el mapa de los megalodones de taquilla más que cualquier otra cinta. Erik Killmonger es una de las piedras angulares del trascendental éxito de Black Panther y le debemos a Michael un efusivo apretón de manos al lograr el contraste perfecto ante el héroe T'Challa mientras sostiene posturas sobre el lugar de Wakanda en el mundo sin inmutarse.

El radicalísimo némesis se asienta en la genialidad de Jordan, un confeso fanático del cómic, y su habilidad de mantenerse fiel al material original. No nos queda ninguna duda: la epicidad de Killmonger como villano es directamente proporcional al geekismo en el corazón nerd de Michael.

CREED

La épica Balobiana colgó sus guantes con la última iteración de Rocky: Creed. Michael le presta el cuerpo a Adonis Johnson, el hijo de Apollo Creed, y su hambre de gloria y de perseguir un sueño. Lado a lado con el crack de Sylvester Stallone, Michael logró demarcarse en la franquicia y erigirse como heredero legítimo de la saga de boxeo más longeva del cine. La secuela (¡y una tercera cinta en camino!) son testimonio del hitazo que representó para su carrera.


FARENHEIT 451

Michael arriba al mundo streaming con el clásico distópico vía HBO, una toma modernizada de la opus magna literaria de Ray Bradbury con twist digital. Jordan interpreta, en esta ocasión, al bombero Montag, un encargado de quemar libros para reescribir la historia que reniega de su rol y se enfrenta a su mentor, el capitán Beatty, interpretado por Michael Shannon. Farenheit pasó sin pena ni gloria por la pantalla del 2018, pero Jordan sorprende con una interpretación cargada de carisma que sobrepasa los límites del personaje y se asienta dentro de uno de sus mejores roles.


JUSTICE LEAGUE: FLASHPOINT PARADOX

¿Recuerdas que más arriba decíamos que Michael era algo así como (un muy sensual) nerd? Pues, su amor por el cómic no sólo se lució en Black Panther, sino que expandió su repertorio interpretativo con una lujosa aparición como Cyborg en el clásico animado La Paradoja del Tiempo -debatiblemente, una de las mejores cosas que vimos de DC en muchísimo tiempo. En este teamwork inigualable con Batman, el Victor Stone de Jordan está cargado de sassiness.


CHRONICLE


El ascenso de Jordan al estrellato está signado por su forma única de encarar al género de superhéroes. La historia de los tres estudiantes de secundaria que descubren un meteorito extraño y comienzan a desarrollar superpoderes sería bastante estándar si no fuera porque uno de ellos comienza a usar sus poderes para el mal. Chronicle impacta y plantea ideas muy interesantes, todo envuelto en el increíble carisma hollywoodense de Michael.

FRUITVALE STATION

El último día de vida de Oscar Grant III, un joven de 22 años que muere tras ser disparado por un policía, le valió a Jordan un lugar indudable en el podio y la crítica se rindió a sus pies. La primera colaboración con Ryan Coogler, que también dirigió Black Panther, es una imperdible de verdad. La historia es increíblemente poderosa y difícil de ver, pero los talentos de Jordan y Coogler hacen que valga la pena.


HOTEL NOIR

Hotel Noir es el tipo de proyecto experimental que de alguna manera logra tener en los créditos muchos nombres importantes a pesar de ser una película bastante aburrida en general. O sea, ¿cómo una película de detectives con Danny DeVito, Rufus Sewell, Malin Akerman y Carla Gugino puede hacernos decir “meh”? Más allá de desperdiciar tamaño reparto, Jordan aparece casi como cameo trabajando en un restaurante en un papel totalmente encantador.


RED TAILS

Red Tails, en producción ya desde hace varios años, cuenta la sorprendente historia real de Tuskegee Airmen, un grupo de pilotos afroamericanos que desempeñaron un papel fundamental en las batallas aéreas de la Segunda Guerra Mundial. Jordan tiene un inspirador rol secundario como uno de los pilotos, pero Red Tails hace agua por donde se la mire en un auténtico y predecible rejunte de clichés y personajes unidimensionales.


HARDBALL

El debut hollywoodense de Michael es un esfuerzo razonablemente decente: el dramedy deportivo tiene a un efectivo Keanu Reeves en el protagónico como jugador que acepta a entrenar a un equipo poco privilegiado de la liga pequeña, entre los que claramente está Jordan interpreta a uno de los jugadores jóvenes del equipo. La película tiene momentos divertidos y conmovedores y Reeves es un protagonista divertido frente al talentoso elenco joven. Sin enormes revelaciones, Hardball no falla en su fórmula bastante estándar, y sirvió de genial trampolín para talentos como el de Michael.

Imagen de portada: Imágenes de Warner Bros.

Tags: