Es un Jedi de verdad: Mark Hamill defiende a Kelly Marie Tran en las redes

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 7 de junio del 2018

La actriz que da vida a Rose cerró sus cuenta de Instagram por el hostigamiento de los fans.

A esta altura del partido -y con cuarenta heroicos años a sus espaldas de ser la Fuerza encarnada-, no debería sorprendernos que Mark Hamill se haya convertido en un tipazo en general y un Jedi Master en particular. Sus nobles hidalguías en línea son el material del que se escriben las leyendas cinematográficas y, para variar, ataca a capa y espada a los haters. ¡Qué héroe!


Vamos por partes. A principios de semana, trascendió que Kelly Marie Tran -la Rose que dividió las aguas en The Last Jedi- había cerrado sus cuentas de redes sociales por el apabullante acoso que recibió por su participación en la galaxia muy, muy lejana. Es que vamos: los comentarios iban desde lo infantil y tonto, hasta verdaderas amenazas raciales contra la actriz vietanamita. El ejército de haters no dio tregua desde el estreno… Lo que habría hecho rebalsar la paciencia del veteranísimo Hamill, que acaba de tomar cartas en el asunto en su campo de batalla habitual: Twitter.


Mark publicó esta tiernísima toma para disparar contra los trolls El adorable tuit sobre la coestrella tiene todo el amor que solo un paladín de la Fuerza puede encarnar. “’¿Qué no hay para amar? #ConsíganseUnaVidaNerds”, puso de epígrafe en la dulce instantánea de la dupla abrazada. Dicho sea de paso, Hamill ya había alabado su interpretación en un posteo lleno de corazoncitos en el que la ungió con el título honorario de segunda hija (cómo quisiéramos ser nosotros).


La onda expansiva del mensaje amoroso de Hamill también captó a Rian Johnson , el director y guionista de la criticadísima cinta. “Ya saben la diferencia entre que una película que no te gusta y hostigar con odio a una mujer de forma tal que se tiene que retirar de las redes sociales. Y ustedes saben de cuál de las dos están hablando aquí”, publicó. Y zanjó la cuestión. Por su parte, Joonas Suatamo -si, el nuevo Chewie- critió a los haters, instando al fandom a “no ser parte del discurso divisivo y odioso que impregna a nuestra cultura de hoy.



Los hechos nos evocan de una manera espantosa a los mismos por los cuales Daisy Ridley eliminó sus propias cuentas de redes sociales el año pasado… Lo que sólo nos muestra una cosa: los warsies no aprenden, y Mark Hamill solito con su alma no puede erradicar el prejuicio, la violencia y la agresividad del público en línea. Y es una pena.

Tags: