El hombre que inspiró ‘El lobo de Wall Street’ demandó a los productores de la película

Mauricio Quijano Kandia · maoquijano

Publicado el 27 de enero del 2020

Jordan Belfort presentó una denuncia por fraude y corrupción contra la productora Red Granite.

En 2013 llegó a la gran pantalla la historia de uno de los más grandes estafadores de Estados Unidos. Basada en hechos reales, la película narró cómo durante los años 90 se desarrolló uno de los casos más sonoros de fraude y corrupción que han ocurrido dentro de Wall Street.



La cinta dirigida por Martin Scorsese se basó en las propias memorias de Jordan Belfort y le permitió al brillante financiero ser conocido más allá de los muros de la Gran Manzana. Pero como si hiciera parte de la continuación de su película, el ex estafador ha presentado una demanda contra Red Granite, productora de El lobo de Wall Street, alegando fraude, representación negligente, violación de la Ley RICO de Chantaje Civil, ruptura de contrato, entre otros cargos.

La denuncia interpuesta va dirigida principalmente contra Riza Aziz, director general de la compañía productora, pues Belfort asegura que la película fue financiada con millones de dólares robados del Gobierno de Malasia. Actualmente Aziz afronta cargos de corrupción al igual que su padre, quien fuera primer ministro del país asiático entre 2009 y 2018.

Jordan Belfort afirma que dicho escándalo ha manchado los derechos de la historia que le vendió a Red Granite y que fue plasmada en la película protagonizada por Leonardo DiCaprio, además de una continuación que estaba en proyecto bajo el título de 'Atrapando al lobo de Wall Street'. Belfort alega que luego de este escándalo de corrupción, la productora no podrá seguir capitalizando su relato.


La demanda de Jordan Belfort es nada más que un desesperado e increíblemente irónico intento de lograr un acuerdo que, por primera vez, le haga rico y famoso por medios legales y legítimos.

Matthew L. Schwartz, representante legal de Red Granite

.

Lo curioso de la historia es que un comprobado estafador como Belfort presente una demanda por crímenes similares a los que cometió para obtener una inmensa fortuna cuando dirigía su propia compañía de corredores de bolsa. Para los representantes de la productora, la demanda es solo un desesperado intento de obtener dinero y aumentar su fama como el verdadero “Lobo de Wall Street”.



(Imagen de portada: Paramount Pictures)



Tags: