#lasimperdibles: 10 películas sobre el cambio climático que te impresionarán

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 9 de junio del 2017

Spoiler alert: el futuro llegó hace rato. Inspírate a cambiar el mundo con estas increíbles películas.
La terapia de choque es una necesidad ética: la emergencia global existe y la herramienta totalizadora de la pantalla plateda es un recurso visual que shockea hasta la obediencia -o la consciencia. Es que vamos: no hace falta ser Donald Trump para saber que el cambio climático puede erradicarnos de la faz de la Tierra en un futuro no tan lejano. La acción no solo es necesaria, es un deber moral y estas diez películas desnudan la emergencia en toda su aterradora envergadura.



La óvera visual es un trip conmovedor que arremete en las raíces de la humanidad, la fragilidad de su cuerpo, la grandeza de su obra, la desincronización con la naturaleza, la atávica pulsión de vida. La cruza entre documental y videoclip es una escala tan íntima como global, un poema visual que rueda entre lo místico y lo material para abordar tribus, culturas, civilizaciones íntegras en todo el mundo. El aliento de vida y la conexión con la naturaleza, el abuso, la abundancia, es el leit motiv de esta imperdible cinta.

Si tan solo vieras una película de este ránking, abre tu corazón a la increíble cinematografía y al relato profundo de aquello en que nos hemos convertido con la espectacular Baraka. Prepárate para sentir tu propia conexión con el mundo que te rodea.



Leonardo Di Caprio se nos pone ecologista con la ayuda de Nat Geo: No traerá temas nuevos a la mesa, pero el optimismo con el que teje el relato, la sinceridad sin tapujos con la que aborda las crisis en todo el planeta, la oferta de soluciones que hasta incluye una propuesta dietaria: Before the Flood bien podrá ser un proyecto de vanidad, pero el desfile de figuras desde Barack Obama hasta el Papa Francisco construyen una de las historias mejor ensambladas del cine documental.



El tour de force visual de Christoper Nolan plantea una humanidad atravesando el final de la tierra. La distopía del mundo sin comida, electricidad y en plena hecatombe climática lleva a una tripulación a atravesar un agujero de gusano en un viaje interestelar para hallar un nuevo planeta habitable. Ciento ochenta minutos de pura reflexión de los límites de la ciencia, el cuerpo y el amor con la indudable profundidad filosófica de Nolan.



¿Se acuerdan cuando Al Gore era sólo el vicepresidente de los Estados Unidos? Pues nosotros ya no. Cándido, poderoso e informativo: este documental ilumina al mito del cambio climático que te agarra las pupilas como cualquier thriller. El urgente pedido por responsabilidad y la ominosa representación de la emergencia global es convincente, emocionalmente creíble... ¡y hasta está en Netflix!



El Capitán América de las distopías: El Expreso del Miedo plantea cómo un experimento fallido para aliviar el calentamiento global -la inteligente decisión de congelar el planeta- mata la mayor cantidad de vida en la Tierra. Los supervivientes abordan el tren que da título a la película. Las amenidades incluyen escenarios de devastación permafrosteada en el eterior del tren, un suministro inagotable de barras de insectos gelatinosos y, sobre todo, que a pesar del apocalipsis, nada cambia. La organización jerarquizada de locomotora a cabús es tan multicultural como la tierra actual... Pero con sólo el 1% en control del motor. Es cierto: un tren con un motor cíclico perpetuo que da vueltas alrededor de la tierra tacha a la película de ligeramente improbable, pero el mensaje apocalíptico te toma de las solapas y te grita en el oído.



La industria animal es, sin lugar a dudas, una de las fuerzas más destructivas del planeta: es shockeante tanto como desopilante. La búsqueda -amateur- por un planeta más sustentable peca de conspirofóbica, pero no deja de plantear información verosímil para apoyar sus dichos.Lejos de ser propagandista vegano, Cowspiracy invita a reflexionar sobre las imposiciones dietarias como negación de la sustentabilidad, planteando en escalas micros formas posibles de lograr cambios en la industria -con nuestro poder como consumidores. El documental íntegro está colgado en YouTube (eso sí, si quieres volver a comer carne, recomendaríamos que no lo vieras)



7. HELL

El invernadero es real: un aumento de diez grados en el termómetro convierten a la Tierra en una hothouse, las excursiones diurnas son un peligro, y los despojos de la sociedad surcan en planeta con antiparras y la cabeza tan cubierta como un vampiro de vacaciones. La búsqueda de agua, en plena paleta descolorida, es la trama apocalíptica central de Hell, un logro de la tensión con acción mínima. Interesante, plausible y ominosa: no hace falta ir hacia el extremo de Mad Max para distopías poderosas.



Y cuando creíamos que jamás volveríamos a ver una ecopic fantasiosa con un personaje con branquias -gracias por tanto, Waterworld- que no sea un fracaso total de taquilla, llega Beasts of the Southern WIld con una marea renovadora en las películas apocalípticas. No, no es una distopía scifi clásica en lo absoluto: más visionaria que documental, los temas ecológicos subyacentes escapan a la ficción y se asientan en la realidad. La mini Hush Puppy, nena bayou en el fondo del Missisipi, vive en The Bathtub en precario y sagrado equilibrio con la naturaleza y la cabeza llena de premoniciones de criaturas prehistóricas que su maestra le dicen que resurgirán de los polos que se derriten. La fábula sureña del renacer atávico nos huele a la herida del Huracán Katrina y prueba que la resiliencia humana es mucho más que solo un partido.



9. LA ERA DE LAS CONSECUENCIAS

Es Una Verdad Incómoda estilo sirio: La Era de las Consecuencias investiga los impacos del cambio climático, la falta de recursos, la migración y el conflicto desde la perspectiva yanki de seguridad nacional y estabilidad global. Es que vamos: la escasez de comida, la falta de agua, los climas extremos, las sequías y el aumento del nuvel del mar funcionan como acelerantes de la inestabilidad y como catalistas de conflicto. Sin control, la película plantea que la realidad se convierte en bélica y los tensores climáticos se transforma en disrupción social. Esta nueva línea de pensamiento redefine la temática de documental ambiental.



10.HASTA EL FINAL DE LA TIERRA

Que la dulce voz de Emma Thompson nos guíe al apocalipsis no hace del final de la tierra algo más placentero. O quizá sí. To The Ends of the Earthexplora la crisis energética y el aterrador hecho de que el 95% de la economía mundial se basa en combustibles fósiles. El punto es optimista: las fuentes de energías renovables dibujan un nuevo mundo que toma forma.





(Imagen de portada: BBC.)

Tags: