La vida después de la ruptura: la nueva era del streaming tras el divorcio de Netflix y Disney

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 11 de agosto del 2017

La medida, anunciada el martes, solo afecta a Estados Unidos, pero nos deja un par de interrogantes abiertas.

Netflix y Disney ya estamparon la firma: el divorcio de los titanes audiovisuales sacudió a la industria y su boom sónico reverberó en una terra incognita en la que se juega la mismísma constelación de plataformas de entretenimiento. Las preguntas de la era postDisney parecen una secuela de la situación HBO, pero cabe preguntarnos: ¿podrá mantener Netflix su puño totalitario en el Trono del Streaming? Eso está por verse.

No hay dudas: el anuncio de Bob Iger, CEO de The Walt Disney Corporation, el pasado martes catapultó las especulaciones de las dinámicas en la industria. La compra del 41 por ciento de las acciones de la compañía de streaming BAMTech por 1580 millones de dólares cerró el puño de Disney alrededor de la empresa, que ya había vendido el 33 por ciento de su shareholding al Imperio de la Animación. ¿El plan? Lanzar dos plataformas paralelas: una con los nuevos contenidos y los próximos estrenos live-action de Disney y Pixar; y una segunda con la distribución de ESPN (que da aire a unos 10.000 eventos deportivos, incluyendo el Major League Baseball, National Hockey League, Major League Soccer y el Grand Slam Tennis) en la que BAMTech serviría como pilar sobre el que construir. La migración de contenidos será efectiva en Estados Unidos a partir de 2019, coincidiendo el lanzamiento de streaming directo al consumidor con los estrenos de las nuevas películas de Pixar, como Toy Story 4.

Pese a que la medida sólo afectará a Norteamérica y que licencias de de Star Wars y Marvel, parte del imperio Disney, aún son materia de análisis, hay mucho que pensar. Los últimos rumores confiaban que Netflix evitaría la migración, de acuerdo al Jefe de Contenidos Ted Sarandos. Iger por su parte, especificó uno de dos escenarios posibles: el retiro hacia la propia plataforma de streaming o preservarlos en Netflix . Pero que no cunda el pánico: desde las oficinas de Latinoamérica, se aseguró que aún "continuarán haciendo negocios con Walt Disney Company a nivel global en muchos frentes, incluyendo una continua relación con Marvel TV".

Amén de la profecía de la plataforma y de su promesa de que los contenidos seguirán disponibles, dos años hasta el cese del contrato que vincula a ambas compañías es mucho tiempo, y el abanico de potenciales decisiones, infinito. Por ahora, la competencia acaba de empezar. La primera salida de la era streaming es la de la compañía de medios más grande del mundo que decide abrazar a un nuevo modelo de negocios. El pivote no solo es raro, sino que alinearse con las tendencias de consumo de una forma tan disruptiva es impresionante y ya reverbera en la industria del entretenimiento: que Disney se lance al streaming hará sentir su impacto en casi todas las compañías de televisión y de operación de cable en Estados Unidos.

(Imagen: Disney)

La pregunta, pues, rebota: ¿cómo se las manejará Netflix, incluso con sus impresionantes términos de alcance y audiencia, sin el Mighty Mickey? ¿Cómo responderán los stremingvidentes ante una nueva diversificación de contenidos que pedirá de más subscripciones para ver el material que quieren? Por ahora, los analistas de Cowen and Company sienten que se trata de un "agresivo empujón de un contenido de negocios tradicional hacia tierras desconocidas". Y tienen razón.

La incertidumbre se hizo sentir en el mercado bursátil, donde las acciones de Disney bajaron un cuatro por ciento, además de un declive del nueve por ciento en sus ganancias cuatrimestrales. Con un rédito de 300 millones de dólares por año por diez películas en Netflix -de acuerdo a los estimados de los analistas en Morgan Stanley-, es difícil ver como la nueva estrategia se adaptará al cambiante mundo del consumo de televisón y cine. El enorme gasto que supondrá el armado de no una sino dos plataformas de streaming en un momento en el que Netflix pisa más fuerte que cualquier conglomerado del mundo definitivamente mantiene en vilo a los analistas más experimentados. Pero la apuesta es, para la compañía, necesaria. "La rentabilidad, la capacidad generadora de ingresos de esta iniciativa es sustancialmente mayor a la de los modelos de negocios que acutalmente nos prestan sus servicios", afirmó Iger el miércoles.

(Imagen: Disney)

Por su parte, las noticias son menos preocupantes para Netflix de lo que inicialmente creíamos. Lo cierto es que el contenido a retirar es bastante limitado de una plataforma que se caracteriza por la oferta más variopinta, incluyendo una enorme cantidad de material original en el que, de acuerdo a la consultoría de Cowan and Company, ya invirtió más de 6 mil millones de dólares, además de hacer más de 50 películas originales anualmente. Con una proyección de más de 64 millones de subscriptores en Estados Unidos y 158 en todo el mundo para 2019, de acuerdo a BTIG Research, Netflix ciertamente tiene un know how imposible de vencer.

El caso ejemplo de HBO es esperanzador para el actual titán invicto del streaming. La compañía, que para 1983 tenía 12 millones de subscriptores, se encontró con una daga en la espalda cuando Paramount y Viacom arrancaron con Showtime y The Movie Channel como alternativas. Lo cierto es que difícilmente impactó sobre el crecimiento sostenido de HBO, que atrajo siete millones más de televidentes. Hoy tiene más de 85 millones alrededor del mundo, 100 nominaciones al Emmy y una sólida reputación de constante ganancia.

Sabiendo que se vienen desafíos para ambas compañías, la única preocupación que resta es la del streamingvidente. La constante atomización de aplicaciones para ver contenidos y la sobrepoblación de plataformas definitivamente cambiará el ecosistema del streaming como lo conocemos. El salto de Disney se suma a los servicios de Netflix, Amazon, HBO, CBS All Access y Hulu, además de los potenciales servicios que podría lanzar FX y AMC. La cantidad de oferta aumenta establemente. ¿Y nuestra demanda?

(Imagen de Portada: Fotomontaje de Fandango con imágenes de Netflix y Disney)

Tags: