La aterradora historia real de 'La Huérfana'

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 20 de mayo del 2020

La inquietante cinta muestra a una niña que no es lo que parece: ¿les suena el nombre Barbora Skrlová?

Parte de la poderosa catarsis que efectan las películas de terror es saber que, después de todo, no son reales. Podemos ver los monstruos aterradores que queramos, pero sabemos que la vida real tiene una cantidad exponencial menor de entidades paranormales, asesinos seriales, fantasmas varios, y presencias demoníacas… Excepto que a veces el arte imita a la vida y, con clásicos poderosos como El Exorcista, la saga El Conjuro, y La Posesión de Emily Rose inspirados por eventos del mundo material, pues tenemos extra miedo.


La Huérfana, creámoslo o no, es también una de esas cintas que son tan increíbles que deben ser de verdad. La espeluznante cinta de Jaume Collet-Serra narra la historia de una pareja que adopta a una niña de nueve años que puede no ser exactamente lo que parece… De hecho, la aterradora Esther no era una menor de edad sino que una mujer de 33 años con trastornos mentales e hipopituitarismo, una afección hormonal que puede impactar en las hormonas de crecimiento y de desarrollo sexual.


El caso parece casi exactamente a los de Barbora Skrlová, una mujer que fue descubierta haciéndose pasar por un niño de 13 años en Noruega. Para agregar aún más drama, Skrlová cometió el fraude después de haber escapado de otra familia donde había facilitado el abuso infantil en los otros hijos de la familia.

Barbora Skrlová nació en República Checa y, como Esther, también padecía hipopituitarismo, haciéndola ver como una niña de 13 años… Pero desde temprana edad, Barbora manifestó claros signos psicopáticos, por lo que pasó parte de su vida internada en hospitales psiquiátricos. Su vida fue un reguero de manipulaciones que se dramatizó cuando conoció a las hermanas Klara y Katerina Mauerova, y los dos hijos de Klara.

klara katherina barbora daily mail

Klara y Katherina Crédito: Daily Mail


Tanto Klara como Katerina padecían de esquizofrenia desde jovenes y la primera conoció a Barbora cuando estudiaba pedagogía en la universidad. Skrlová ya se hacía pasar por niña y la convenció de que había escapado de un centro de menores. Klara la acogió en su casa en Kuřim, a 200 km al de Praga, donde vivía con sus dos hijos -de 8 y 10 años- a poco de la separación de su marido. Por eso, le había pedido a su hermana Katherina vivir juntas y las hermanas Mauerová la adoptaron extraoficialmente.

Según recogió el Daily Mail, Barbora comenzó a sentir celos por la atención que recibían los hijos de Klara. Ella comenzó a controlar y manipular a la familia, fingiendo que los dos hijos de Klara, Ondrej y Yakub, estaban rompiendo cosas y portándose mal, y luego convenciendo a las hermanas de que administraran castigos cada vez más violentos contra ellos por los errores imaginados de los niños.

Klara y Barbora. Crédito: Daily Mail

Klara y Barbora. Crédito: Daily Mail


Finalmente, Skrlová había convencido a las hermanas de encerrar a los niños en el sótano y privarlos de comida, como parte de los requisitos de la secta “El Movimiento Grial”. Según relató uno de los menores de edad en el juicio, las hermanas y Barbora los golpeaban, apagaban cigarros en ellos y los mantenían en una jaula desnudos. De hecho, Klara llegó a comer la carne de uno de sus hijos.

Después de que la señal del monitor de bebé con el que controlaban a Ondrej y Yakub interfiriera con el aparato del vecino, con escalofriantes imágenes, se alertó a la policía sobre posibles abusos en el hogar. Las dos hermanas fueron arrestadas, pero Skrlová escapó, fingiendo ser una niña llamada Anika.

barbora adam daily mail

Barbora como Adam en juicio. Crédito: Daily Mail


Barbora llegó hasta Noruega, cortó su cabello, engordó varios kilos, y se hizo pasar por un niño de 13 años llamado Adam. Barbora fue acogida por una familia, que notó que “Adam” era retraído en la escuela: como excusa, dijo que había escapado de casa porque no quería ser testigo en un juicio. Esto alertó a los profesores de la escuela, que contactaron a las autoridades para saber más del caso.

Adam desapareció, pero fue la policía checa -que alertados por el fraude de Barbora- la que ayudó a dar con Skrolová. Después de haber publicado sus imágenes con una orden de captura internacional contra Barbora, oficiales del norte de Noruega dieron con ella. Fue apresada y llevada de vuelta a su país, hasta donde llegó abrazando un oso de peluche. Entonces, fue juzgada y apresada por ser la autora intelectual del crimen de los niños Mauerová pero apeló su condena en 2011… Y está libre desde entonces.


La Huérfana demuestra que, sin dudas, la realidad puede ser todavía más loca que la ficción, y que no hay límites para algunas personas. ¿Conocías esta historia?


Imagen de portada: Fotomontaje con imágenes de Warner Bros. y de Daily Mail

Tags: