Crítica de ‘La Foquita: El 10 de la Calle’: al ritmo y talento de Jefferson Farfán

Lorena Carbajal

Publicado el 29 de enero del 2020

Llega a cartelera la biografía del 10 de nuestra Selección Nacional de Fútbol.

Se puede decir mucho de él como personaje, pero lo cierto es que Jefferson Agustín Farfán Guadalupe fue el hombre definitivo en el tramo final hacia Rusia 2018, aquel Mundial con el que soñamos todos los peruanos luego de 36 años. El gol del 10 de la Selección de Fútbol no solo desató una alerta de sismo en nuestra capital, sino que nos devolvió la ilusión y, de algún modo, nos hermanó como sociedad cuando más lo necesitábamos.

Pues bien, La Foquita: El 10 de la Calle, la biografía sobre su vida que llega a cartelera, se enfoca en los orígenes del crack nacido en Villa El Salvador y en la importancia de perseverar incluso en los momentos más difíciles.

Bajo una cuidada fotografía que retrata con bastante fidelidad la Lima de los años noventa y principios del milenio, el filme dirigido por Martin Casapía nos introduce rápidamente a la precaria situación de la familia Guadalupe. Entre carencias económicas, pelotas de tela y mucho amor familiar y amical, Jefferson transcurre sus primeros años como canterano en Deportivo Municipal, club donde conoce a su maestro Óscar Montalvo, el hombre que le cambiaría la vida y a quien le agradece –además de a su mamá– aquella mágica noche del 15 de noviembre del 2017 en el Estadio Nacional.

Tras su auspicioso paso por "Muni", la vida de Jefferson cambia abruptamente tras probar suerte en Alianza Lima, equipo donde brilló durante tres temporadas y que le permitió llegar a la Selección de Fútbol, y más adelante, emigrar al PSV Eindhoven de Holanda y al Schalke 04 de Alemania, dos grandes clubes del Viejo Continente. Lamentablemente, una fuerte lesión lo aleja de las canchas y es así como toma la arriesgada decisión de jugar en Arabia, donde demuestra por qué es uno de los mejores 10 que vio nuestro balompié nacional. Los que recordamos aquella oscura época del delantero, entenderemos por qué esta cinta refuerza la imagen del jugador esforzándose por volver a su nivel profesional. Con un montaje bastante acertado, Casapía logra que nos involucremos con el dolor y perseverancia del protagonista.

Otro de los puntos fuertes de esta película es la elección del reparto principal. Desde Ray del Castillo, novel actor que interpreta con mucha soltura a la versión infantil de Farfán, hasta Anai Padilla, quien hace lo propio como la madre y pilar del futbolista. La química entre ambos supera la pantalla y es palpable tanto en los momentos emotivos como en los tensos. Sin duda, estamos frente a un filme que tocará a fanáticos del fútbol y extraños del deporte rey.

(Imagen de portada: LFANTE FILMS)


Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
1 semana antes
Análisis
Expediente Fandango
3 semanas antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
1 mes antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
1 mes antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
1 mes antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
3 semanas antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
3 semanas antes