Joaquin Phoenix denuncia el "racismo sistémico" de la industria en un poderoso discurso de aceptación en los Premios BAFTA

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 3 de febrero del 2020

El actor destacó la falta de nominados de otras etnias, destacando la falta de diversidad.

Joaquín Phoenix no sólo hace historia con ser el primer ganador del BAFTA en la categoría de Mejor Actor en una película de superhéroes (honor que comparte con su hermano de papel Heath Ledger), sino que el artista arrasa en sus discursos de aceptación con mensajes de increíble compromiso social. No nos sorprende de este militante que concientiza sobre el cambio climático y el maltrato animal, pero cada vez que sube al podio para aceptar un premio por Joker, parece utilizarlo como plataforma política. Y nos encanta.


La última ocasión fue anoche en la entrega de los Premios BAFTA, parada obligada que palpita la previa de los Premios de la Academia, en la que Phoenix utilizó el estrado para pronunciarse sobre lo que catalogó como el “racismo sistémico” dentro de la industria cinematográfica. Y tiene razón: para variar (sí, es sarcasmo) la representatividad de actores de color fue absolutamente nula, reflejando nuevamente la falta de diversidad étnica, racial, sexual y presencia de mujeres en el mundo del entretenimiento.


El discurso de Phoenix fue taxativo. “Tengo un conflicto porque muchos de mis compañeros actores que lo merecen no tienen el mismo privilegio. Creo que mandamos un mensaje muy claro a la gente de color de que no son bienvenidos aquí. Creo que es el mensaje que estamos mandando a gente que ha contribuido mucho a nuestro medio e industria de formas que nos beneficiamos. No creo que nadie quiera una limosna o un trato de preferencia, aunque eso es lo que nos damos a nosotros mismos cada año”, explicó el actor.


“La gente solo quiere ser reconocida, apreciada y respetada por su trabajo. Me avergüenza decir que soy parte del problema porque no he hecho todo lo que estaba en mi mano para asegurarme de que los sets donde trabajaba fueran inclusivos. No es simplemente tener sets multiculturales, creo que tenemos que hacer el esfuerzo de comprender verdaderamente el racismo sistémico. Es una obligación para las personas que han creado, perpetuado y se han beneficiado de este sistema de opresión ser quienes lo desmantelen. Y eso depende de nosotros”, concluyó.

Y el acto de justicia, responsabilidad y conciencia social de su privilegio, además de destacar que siempre hay acciones al alcance de la mano para igualar las condiciones de trabajo y luchar contra el racismo. Esta denuncia dista de ser nueva (de hecho, Frances McDormand resonó este pedido de “inclusion driver” en su discurso de aceptación al premio por Three Billboards Outside Ebbing, Missouri), pero es siempre bienvenida cualquier actitud que ayude a garantizar la diversidad.


De momento, esperamos que estos llamados de atención de los reconocidos por la Academia ayuden a que los caciques de la industria tomen conciencia de que el esquema heteronormativo, blanco, y masculino debería ser cosa del pasado. Esperemos que este sea un paso más en el encumbrado camino a la diversidad y la inclusión.



Imagen de portada: BAFTA.

Tags: